El análisis del “Superclásico” por Concepto Táctica

Por @conceptotactica 

El clásico del pasado domingo nos mostró dos equipos muy disímiles desde el juego, y que en definitiva, premió a quién plasmó en el partido, un trabajo táctico completo, es decir, un buena aplicación de una idea de juego con y sin balón, como fue lo que presentó el equipo de Pablo Guede.

Desde la posesión de balón, Colo-Colo presentó mayores y mejores variantes que las que opuso Universidad de Chile, prueba de ello es la generación de juego y la profundidad que pudo presentar durante todo el encuentro, lo que se tradujo en situaciones muy claras de poder haber ampliado el marcador. Generó amplitud y profundidad con Figueroa y Rodríguez, sumándole a ellos una correcta generación de juego de Valdés y Fernández que lograron, desde lo colectivo, superar la organización defensiva rival.

En recuperación de balón, el equipo albo varió en cierta medida la idea original de Guede, para presentar un trabajo más orientado al control defensivo, ocupación de espacios y un retroceso colectivo que logro impedir posibles desequilibrios en transiciones ataque a defensa, teniendo siempre un bloque defensivo muy compacto, que impedía la posible generación de juego del equipo azul. Destacar la doble función que ejecutaron los externos como Figueroa y Rodríguez que a su juego ofensivo original, le agregaron un trabajo defensivo, que ayudo a presentar una idea de juego mas completa.

De Universidad de Chile podemos señalar que fue un equipo sin ideas claras y asimiladas en la organización de juego ofensiva, que no logró generar profundidad, ya sea desde juego asociado o bien a través del ataque directo. Careció de un circuito de juego en pasillo interior, que permitiese generar jugadas de profundidad para sus avanzados, basándose  en un juego directo, sin un funcionamiento que sustentara aquellos avances.

No encontró solución para poder generar un correcto retroceso de los externos, tanto Briceño como Beausejour, no lograron colaborar en tareas defensivas para el control de los externos rivales como fue el caso de Figueroa y Martín Rodríguez, que enfrentaron normalmente en duelos a Matías Rodríguez y Fabián Monzón. En la zona de equilibrio Reyes y Martínez perdieron el duelo ante Valdés y Fernández, en donde no lograron controlar aquella zona de gestación alba.

Ahora y después de este clásico, para Colo Colo debería venir la solidificación táctica del modelo de juego que quiere implantar Guede y que desde los resultados positivos debería  trabajar con mayor confianza y con una asimilación mejor de sus jugadores hacía lo que él quiere plantear. En el caso de Universidad de Chile, el cuerpo técnico, comandado por Castañeda, tendrá la oportunidad de tener 15 días para implementar su idea de juego y principalmente darle una organización de juego ofensiva y defensiva que se adecue a lo que ellos quieren imponer en su equipo.

Comentarios

comentarios

Revisa también

[VIDEO] A siete años de la tarde mágica en que Gary Medel conquistó Argentina

El Pitbull fue titular en el triunfo de Boca Juniors ante River Plate y convirtió …