#OpiniónAlba: “A buen entendedor…”

Por Javier Ignacio Rodríguez

Para un descreído como yo, la misa de mis domingos  era el triunfo de colo-colo. Pilas recargadas, pecho inflado  y a meterle al día lunes de nuevo, porque sin dudas, la mejor manera de terminar un fin de semana perfecto, era con el triunfo del popular.

Sin embargo hace rato que la torta está quedando sin la guinda final, porque la noticia de turno es que el Colo de nuevo no ganó y el equipo sigue sin dar pie con bola. Una lata, una pena y una vergüenza, sin embargo, acá estamos de nuevo frente al computador.

Pero esta vez no quiero analizar mucho sobre el partido del fin de semana. Sabemos que el primer tiempo se jugó bien, que Villar se comió el gol, que tuvimos dos palos, y que como todo el año pudimos ganar, pero no ganamos. Misma historia, mismas excusas.

El equipo entrena bien, quiere ser intenso, el grupo está perfecto, estamos con mala racha, etc. Yo al menos ya me aburrí de escuchar lo mismo,  porque lamentablemente como en muchas aristas del diario vivir, uno debe juzgar resultados y no intenciones. Porque nos pinten lo que nos pinten, la realidad es una y el rendimiento también:  En 7 fechas disputadas, Colo-Colo se encuentra en la decimoquinta posición  del torneo, con egoístas 6 unidades.

Sin embargo, y pese a lo oscuro del panorama, aun existe una luz de esperanza para salvar este torneo de mierda. Porque de todos los puntos que se juegan en el año hay tres que tienen otro gusto y otro sabor. Tres puntos que son una tradición tan grande como el blanco en nuestra camiseta y el indio en nuestro pecho.  Porque de todo el año, existe un solo partido que puede levantarnos la frente y hacernos olvidar todo. Un partido que hace 16 años no se pierde de local y que pase lo que pase, NO SE PUEDE PERDER!!!.

El próximo domingo no hay espacio para otra excusa.  Porque tenemos el clásico más disparejo del mundo, porque  ni cuando tuvieron su mejor equipo y su mejor entrenador pudieron ganar, porque que les empiezan a tiritar las piernas desde mañana y  porque que nunca han existido jugando en ese estadio que tanto critican, pero que tanto les gustaría tener. El domingo se gana el clásico Don Pablo Guede, da lo mismo cómo, pero se gana. Porque a ti  se te acabó el crédito y al colocolino la paciencia y las ganas de escucharte. Aguante popular el domingo y por si no te quedó claro,  a buen entendedor, pocas palabras: Gánale el partido a  los chunchos, o agarra tus maletas y ándate a plantar ruda pa la casa.

Comentarios

comentarios

Revisa también

[VIDEO] La U le gana a Palestino con este doblete de Mauricio Pinilla

Pese a que lo perdían por 1 a 0, “Pinigol” apareció en el momento que …