#OpiniónAzul: Por lo menos no se perdió (?)

Por Rodrigo Navarrete (RNaava)

Si bien era un partido que significaba el paso a la semifinal de la Copa Chile, el de ayer era un juego que no se podía perder por ningun motivo y creo que por momentos así lo vivieron los jugadores. Desde hace mucho tiempo que no veía a la U jugar a algo y, por varios minutos, mostrar una superioridad contra el rival. Al frente estaba la UC que, pese a cierta irregularidad, ha sabido demostrar por qué es el equipo más destacable de este año.

Por un momento pensé que el recuerdo del año 2011 volvía a repetirse. EL 2 a 0 de la Gata volvía a ilusionarme con dar vuelta una llave, tal y como ocurrió en aquella final de hace cinco años, pero como ha sido una de las cosas más recurrentes de este año, el sin fin de errores defensivos hicieron que esa ilusión quedara por el suelo.

Sin ánimos de matar a Ramírez, había hecho un partido correcto. Por varios pasajes del partido marcó de buena manera a Castillo, pero bastó una desatención, una desconcentración para que éste anotara el descuento. Luego vino el gol de Matías y otra vez la ilusión volvía a estar ahí, sin embargo, bastaron minutos para que todo se fuera a las pailas gracias al hermoso y fantástico error de Vilches. Es inentendible como se pensó que él podría ser una solución a los problemas defensivos que había en los torneos pasados, sencillamente no lo entiendo.

Una vez más termino enojado y triste por un partido de la U. Una vez más no logramos ganar un clásico. Una vez más tenemos que sufrir las consecuencias de las nefastas decisiones y herencia del proceso anterior a Victor Hugo y Luchito Musrri.

Sin embargo, también, debo reconcer que después de mucho tiempo vi a la U jugar de una manera diferente, con una intensión de juego que, de una u otra manera, el cuerpo técnico intenta plasmar pese a lo desequilibrado del plantel en cuanto a su conformación y con muy poca jerarquía, pese a la experiencia y recorrido de algunos jugadores. Por lo mismo, creo que se debe rescatar que hay un avance, que hay una esperanza en que se puede mejorar y terminar este año de una manera más decente. Por lo menos, esta vez, no se perdió.

 

 

Comentarios

comentarios