#OpiniónCruzada No hay caso

Por: Milo Parker (@UCParker)


U. Católica, dentro de sus posibilidades, hizo un buen partido, sobre todo el primer tiempo. El
Sr. Comandante propuso un esquema más defensivo de lo habitual en la zona central y ciertamente consiguió desconectar el circuito ofensivo albo. El mismo que nos hizo ver muy mal en la Supercopa.

Como consecuencia de esto último, vimos un partido duro, de pierna fuerte. Católica mostró un gran amor propio en este aspecto del juego, lo que me parece destacable en un plantel quebrado anímicamente.

Si bien, en el papel, presentamos un equipo más defensivo. En la práctica vimos un equipo compacto y adelantado en sus líneas. Que desde el comienzo supo instalarse en el campo rival de manera inteligente, sin regalarnos en el fondo. Claro, como todo el año, no tuvimos claridad en el último pase y menos en el finiquito.

Lo malo. Se perdió un clásico en casa. Quedamos prácticamente fuera de la pelea por el campeonato. La falta de gol hace rato que viene siendo crítica (cinco goles en cocho partidos es una cifra realmente pobre). El tanque, a pesar del “ñeque” que le pone, sigue mojado (aun así, es nuestra mejor carta en ataque y además es un buen aporte en el aspecto defensivo). Toselli ya no es ese arquero que nos salvaba partidos, hoy es un arquero común y corriente. Y acá me quiero extender porque, en gran medida, se debe a que nadie lo aprieta. Costanzo se ve cómodo en su rol de segundo arquero y sin ambición deportiva. Quizás -Franco- sea un gran aporte como referente en el vestuario, pero vamos, va para los cuarenta años. Mejor que se dedique a preparar a los arqueros y que le dé tiraje a la gran escuela de porteros que tradicionalmente ha sido la Católica. A ver si alguien apura a Toselli. Ojalá que el “mazazo” de Pizzi lo re enfoque.

Y sin el ánimo de “lloriquear”, dentro de lo malo, imposible no mencionar el arbitraje. Colo-Colo llegó una vez el segundo tiempo, ilegítimamente, y nos costó el partido. No merecimos perder, quizás tampoco ganar, pero ese detalle arbitral objetivamente definió el partido a favor del rival.

En conclusión, se ve amor propio y respeto por la camiseta y la hinchada. Pero esto es la Católica y esas virtudes son básicas. Acá no hay tiempo ni espacio para aguantar contratos que no rindan. Por lo mismo, el cuerpo técnico tendría que tener la autocrítica y sensatez para entender que durante todo este año no han estado a la altura. Razón más que suficiente para dar un paso al costado.

Aun así, creo que hay plantel y actitud como para pelear un cupo para alguna copa internacional. A no bajar los brazos y a seguir luchando. La obligación de ganar todos los partidos no está en discusión.

Somos Los Cruzados y nos caracterizamos por estar siempre con el equipo, en las buenas y aún más en las malas.

Un carnaval toda la vida, los cruzados en el tablón …

 

Comentarios

comentarios

Revisa también

#OpiniónAzul Un triunfo más que necesario

Por: Isidora Centeno Ortiz (@isicentenoo) No hay nada más agradable que comenzar la semana después …