#OpiniónPuma Que suenen las bocinas

Por: Marcelo Gómez (@cojeli)

La segunda fecha del Transición 2017 se cerraba en la Perla. Club Deportes Antofagasta recibía a un Iquique que venía de derrotas consecutivas como local ante Everton y como “local” ante Independiente. Los Pumas habían dejado huellas en el paso por Macul la fecha pasada y se creía lograr sumar de a tres rápido, algo que le cuesta conseguir en cada torneo de Primera. Además, la directiva mostraba espasmos de humanidad con el acceso gratis de niños al C&B.

Antofagasta fue claro dominador del 1T. La propuesta de Larcamon es atípica, ya que defiende pero no en su área, y la mayoría de sus ataques no nacen de los pies propios; la presión intensa en la salida del rival y la consiguiente llegada al arco rival, a través de posesión corta, trazos largos y rápidos desplazamientos, han complicado tanto a Colo-Colo como Iquique. El problema es que los frutos de gol aún no podemos gritarlos: lo tuvo Araos a los 2´, remató mal Briceño diez minutos después, y Carvallo golpeó el horizontal después que Corral se le enviara al cuerpo de Cortés en un remake de Maldonado en Sydney 2000. Pequeños movimientos como el de Carvallo que no estaba pegado tan a la banda como en la primera fecha, le habían dado al CDA el poder del partido.

Lo que parecía latente en el momento del descanso después fue desapareciendo para el local. El 2T fue mucho más trabado, Iquique encontró comodidad en la lucha permanente que trabó la claridad local, y pudo llegar a gol con Villalobos. Los recién incorporados Valenzuela y Soda entraron para ir a por el triunfo, pero gravitaron bien poco y las llegadas del CDA terminaron siendo aisladas y de menor peligro que en la primera parte.

Se agradece que exista una idea de juego (que para quien escribe puede discrepar del gusto ideal) ya que no es algo a lo que el equipo acostumbra más allá de la disposición numérica en la cancha; pero esa idea debe llegar a imponerse a la del rival, y para eso falta la definición. Este esquema de ataque rápido está dejando a Ciampichetti como el jugador que menos opciones de anotar tiene: llegan los volantes, llega Briceño, pero no el argentino. El 9 está trascendiendo más como el primer defensor puma cuando sale jugando el rival, que como el delantero que recibe el pase final para anotar; mientras se necesite anotar para ganar, el delantero debe ser la primera opción del remate a gol. Por su parte, la zona defensiva está cumpliendo a cabalidad y el empezar a repetir el cuarteto todos los domingos siempre es una buena señal de como se está trabajando esa zona; falta que se aproveche su promedio de estatura, poco usual en el futbol chileno.

Se viaja a Concepción para jugar con la UdeC con la propuesta del nuevo DT debiendo un triunfo pronto. Por muy vistosa que pueda ser, no ganar en las primeras tres fechas deja a Antofagasta en el mismo lugar de tabla que ronda en todos los torneos. Habrá que ver el lugar que ocupará Rodrigo Ureña, el último refuerzo, en el once. Hay un puesto sobrepoblado como el de volante defensivo y quizás la urgencia pasaba por incorporar otro jugador en la zona de ataque antes que el volante campeón con Cobresal. A anotar el domingo, que ganar y gritar un gol siempre se hace necesario.

Comentarios

comentarios

Revisa también

#OpiniónCruzada Buenas noticias

Por: Milo Parker (@UCParker) Ganamos y aún estamos vivos. Ser campeón se ve muy lejano futbolística …