#OpiniónRuletera: “Maldito travesaño”

Por José Luis Batlle (@JotaBatlle)

En el partido que Everton perdió con Deportes Temuco por dos goles a uno se me vinieron muchas, pero demasiadas imágenes a mi cerebro pintado de azul y amarillo.

Era el debut, del nuevo DT Pablo “Vitamina” Sánchez, y todos confiados que la cosa iba a cambiar. Había que aferrarse a todo para que los tres puntos se quedaran en casa, incluso hasta la antigua frase que dice “DT que debuta no pierde”.

La cosa iba bien, el equipo comenzó a dominar al cuadro sureño, llegando en reiteradas ocasiones al arco que defendía Luis Marín. Fue en uno de esos ataques cuando Brian Rodríguez saca un centro y el defensa temuquense Miguel Aceval, en su afán de despejar, metió el baló en su propio arco. Gracias Miguel.

Everton siguió atacando en busca del segundo gol tranquilizador, pero no se dio, y aquí en donde me quiero detener. No se dio porque apareció el “Maldito Travesaño” del sector Laguna. El mexicano Steven Almeida tuvo el tanto que dejaría respirar tranquilamente a los 4 mil evertonianos que llegaron al estadio y sobretodo a “Vitamina” Sánchez.

Pero no, su remate hizo estremecer el larguero y otra vez ese arco nos dejó con el grito de gol ahogado en el alma. Si otra vez, y fue ahí donde se me vinieron dos imágenes relacionadas con el “Maldito Travesaño”.

Una de ellas fue cuando el paraguayo Pablo Caballero casi echó el arco abajo del codo Laguna con el pelotazo que le pegó al larguero en la final frente a Rangers por el ascenso de 1997. Que mala noche aquella. Esa jornada no se consiguió el objetivo por culpa del travesaño.

Un poco más actual y con un Everton 100% internacional, apareció el “Maldito Travesaño”. Me recuerdo perfectamente, abril del 2009, últimos minutos del Everton-Chivas por Copa Libertadores. Necesitábamos ganar para acceder a la segunda fase y se empataba a uno.

Ellos habían marcado con gol de “Chicharito” Hernández y nosotros con un tiro libre de la recodada zurda de Jaime Riveros. Quedaban cinco minutos de partido y el argentino Sebastián Penco tuvo la oportunidad que quedar en la historia dorada del club, pero nuevamente el travesaño de la Laguna dijo NO! y quedamos fuera del torneo.

Dos épocas donde Everton jugaba bien y la gente así lo sentía. Hoy esperamos que “Vitamina” le logre sacar trote a este plantel y no seguir pasando vergüenzas en cada estadio del país. Y por último, sigue jugando su mejor partido por Everton, y sin estar en el equipo, Fernando Saavedra.

 

´

Comentarios

comentarios

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE