Conéctate con nosotros

U. De Chile

Hace 9 años, la U cerraba su clasificación a la histórica Sudamericana 2011

En un partido lleno de nervios en el Estadio Nacional, el 3 de agosto de 2011 los azules derrotaban a Deportes Concepción en la fase previa. Lo demás, como dicen, es historia.

Publicado

en

Rivarola

¿Lo habrán sabido en ese momento? Difícil saberlo. Pero una fría noche de agosto de 2011, Universidad de Chile se imponía en la fase clasificatoria que lo matriculó para jugar la Copa Sudamericana de ese año. El mismo torneo, claro está, que terminaría transformándose en el primer y hasta ahora único torneo internacional de su historia.

La gente tal vez se olvida, pero la U entró a ese torneo en el último resquicio, ya que de los tres cupos disponibles, uno fue para Deportes Iquique como campeón de la Copa Chile y el otro para Universidad Católica, por terminar primero en puntaje en la fase regular del campeonato nacional.

Los azules, en tanto, tuvieron que jugar una “pre-clasificación”, que los enfrentó en una llave de ida y vuelta ante Deportes Concepción. Cualquier tropiezo o relajo, y nada de lo que ocurrió después habría sido posible.

Rivarola, el amuleto

Era noche de un día miércoles, pero aún así llegaron aproximadamente 20 mil personas para ver a un equipo entrenado por Jorge Sampaoli que todavía estaba celebrando el título del Apertura, conseguido casi un mes antes ante la UC de manera increíble.

Mucha de esa “resaca” fue evidente en el partido de ida, disputado una semana antes en el antiguo Regional de Collao. De hecho, fue un empate que les daba la ventaja para la revancha, pero faltando menos de 20 minutos la U iba perdiendo por 2 goles, anotados por el argentino Emanuel Herrera. Sólo una oportuna reacción sobre el final les permitió igualar, gracias a Gabriel Vargas (74′) y Francisco Castro (83′).

Por eso había nervios para la vuelta, que se prolongaron luego que el primer tiempo terminara sin goles. Sólo tras el descanso y gracias al oportunismo de Gustavo Canales se pudo sacar diferencias, la que fue confirmada en los descuentos por, obvio, un Diego Rivarola que en toda esa campaña fue una especie de amuleto de la buena suerte.

Hubo festejos, pero mesurados. Por sobre todo, la satisfacción de abrochar los pasajes a un torneo internacional, pero seguramente eran pocos los hinchas que vieron ese partido y sospechaban que no era más que el peldaño previo en pos de un logro inolvidable.

Como dato, y para reflejar lo bien armado que estaba ese equipo de Sampaoli, la oncena titular esa noche fue casi la misma que luego deslumbraría durante todo el torneo: Johnny Herrera al arco, Osvaldo González, Marcos González y José Rojas en defensa; Albert Acevedo, Charles Aránguiz, Gustavo Lorenzetti y Eugenio Mena en mediocampo; Francisco Castro, Canales y Eduardo Vargas en ataque.

 

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2020 | Todos los derechos reservados.