Conéctate con nosotros

Colo-Colo

Colo-Colo se aprovechó de una pobre Universidad de Chile y volvió a ganar el Superclásico

Con un gol de Juan Manuel Insaurralde, los albos vencieron por la cuenta mínima a su clásico rival, que mostró un nefasto nivel.

Publicado

en

Si los hinchas de Universidad de Chile esperaban ver hoy algo distinto en el Estadio Monumental, ciertamente deben haber quedado frustrados. No solo el resultado, que prolongó la negativa racha sin ganar en Macul dejó molestos a los fanáticos, sino también la forma en que se jugó el partido.

Los azules nuevamente mostraron poco y nada. Pero esta vez hay un detalle que bien poder avergonzar a los azules. No patearon ni una vez al arco defendido por Agustín Orión, que nunca tuvo trabajo con las manos.

Por lo que mostraba Colo-Colo, la tarea tampoco aparecía tan complicada. Los albos estuvieron lejos de ser una tromba o pasarle por encima a su rival. Muy por el contrario, el “Cacique” parecía desconectado y sin encontrar fórmulas para vulnerar el cerco defensivo azul.

La única forma para llegar que tenían los albos era a través de la pelota detenida. A los 22’ Esteban Paredes obligó una buena intervención de Johnny Herrera. La otra clara para el local vino a los 39’, cuando tras un centro de Oscar Opazo, Jorge Valdivia cabeceó en el punto penal y su remate se fue por centímetros.

El primer tiempo se fue con dos equipos que aburrieron a los 35 mil hinchas presentes en Macul. En el complemento, Colo-Colo siguió siendo dueño de las acciones, a los 47’, el “Mago” elevó desde inmejorable ocasión para poder haber vulnerado la zaga visitante.

¿Y el equipo de Kudelka? Igual, sin mostrar ambición, ni entendiendo que debía poner algo más si quería revertir la racha de 17 años sin vencer en ese estadio. Y lo terminaría pagando caro, porque en los 64’, tras un centro desde la izquierda, Lucas Barrios cabeceó y el balón dio en el poste de Herrera, pero el rebote le quedó a Juan Manuel Insaurralde, que con el pecho y casi en la línea de sentencia puso el 1-0.

Era un premio más que al buen al fútbol a las ganas del equipo de Héctor Tapia por querer ganar el partido y justo castigo para los universitarios, que mostraron una cara lamentable y peor aún, una falta de actitud sorprendente.

Sobre el final, se reflejó la impotencia de la U. Sus jugadores reclamaron como penal una falta inexistente y además se entreveraron en una disputa que calentó los ánimos y terminó con Sebastián Ubilla expulsado.

Así, Colo-Colo logró mantener una racha que no parece tener para cuando acabar. El campeón se hizo fuerte y la paternidad es cada vez más patente, algo que seguramente, llena de vergüenza a los fanáticos azules, que algo más merecían.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad

+Vistas

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2019 | Desarrollado por Magicweb.cl

Colo-Colo