Segunda vuelta

Elecciones 2021: periodistas analizan qué se juega Chile en el balotaje presidencial de este domingo

Los rostros de Canal 13 y CNN Chile, Iván Valenzuela y Fernando Paulsen, desmenuzaron esa interrogante con En la Hora, instancia en la que señalaron que el nivel de polarización entre Boric y Kast no tiene comparación con otros comicios presidenciales.
lunes, 13 de diciembre de 2021 · 18:22

A menos de una semana de que se lleve a cabo la segunda vuelta presidencial entre los candidatos de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, y del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, sigue crispado el ambiente entre ambos con tensos cruces de declaraciones que, al parecer, están lejos de terminar.

Este escenario, cuya votación se avisora estrecha, abre varias interrogantes respecto a cómo serán sus respectivos gobiernos en caso de que cualquiera de los dos salga electo.

En La Hora hizo este ejercicio y contactó a dos periodistas de programas políticos de la televisión, Iván Valenzuela, de Mesa Central de Canal 13; y a Fernando Paulsen, ex Tolerancia Cero y conductor de Última Mirada de CNN Chile, quienes dieron sus respectivas visiones a días del balotaje de este domingo 19 de diciembre.

¿Qué se juega Chile en esta elección presidencial?

Sobre esta pregunta, Valenzuela señaló que “para mi gusto se juega el liderazgo del inicio de una nueva etapa política, quién va a liderarla, qué cambios va a hacer, cuáles van a ser los énfasis de esta nueva etapa, y me parece que quien resulte elegido va a poner énfasis distintos, prioridades distintas y eso es lo que me parece que está en juego”.

Por su parte, Paulsen sostiene que en este caso el país se juega elegir entre “son dos candidatos con visiones ideológicas bastante diversas, y donde no da lo mismo, por supuesto ,quién vaya a llegar a la Presidencia. Y, desde ese punto de vista de la elección, dos formas de vivir y de entender la democracia muy distintas.

Añadió que lo que alguna forma puede ordenar o serenar esta situación entre posiciones opuestas es que el Congreso está prácticamente dividido, lo que va a forzar a cualquiera que salga Presidente a tener que buscar consensos muy grandes para poder implementar su programa. Si no, el programa va a valer simplemente, ‘callampa’”, según expresó el ex Tolerancia Cero.

¿Cuál es la visión de la elección presidencial en un escenario como el que se ha dado?

Para el conductor de Mesa Central, en su opinión “se trata de una elección bien incierta, es difícil predecir quién va a ganar y, hasta ahora, está bastante ajustada”.

Respecto a esta pregunta, el rostro de Última Mirada se explayó diciendo que desde el retorno a la democracia “es la primera elección con posiciones tremendamente divergentes. No había ni una sola con el grado de discrepancia entre los candidatos que se da en esta”.

Esto quiere decir -precisó- que se ha polarizado como ha pasado en otros países, como Estados Unidos con Donald Trump; con Recep Tayyip Erdogan en Turquía; con Jair Bolsonaro en Brasil, o con Pedro Castillo en Perú.

“Creo que todavía no está tan tensamente polarizado, pero sí estamos llegando a posiciones ideológicas muy diversas. Eso en función de que la ciudadanía ha dejado de creer en las instituciones clásicas y son los partidos políticos como las bases mismas de la institucionalidad chilena”.

¿Se puede comparar a la elección Lagos-Lavín de 1999?

Consultados acerca de si es comparable el actual escenario electoral Boric- Kast con el vivido en primera vuelta (1999) y segunda vuelta (2000) con la elección entre Ricardo Lagos y Joaquín Lavín, Iván Valenzuela opinó que “probablemente en lo ajustada”.

No obstante precisó que “me parece que en la segunda vuelta nunca estuvo en duda que Lagos iba a ganar, porque era obvio que se le iban a sumar los votos del Partido Comunista de Gladys Marín, que fue en enero del 2000. En este caso me parece que es más incierto todavía”.

A su turno, Fernando Paulsen, manifestó que “no hay ninguna, ninguna posibilidad de comparar lo que era una época en la que se estaba consolidando un modelo que necesitaba mucho acuerdo, mucho consenso y muy pocas cosas que fueran terminantemente distintas a la cultura clásica nacional y, desde ese punto de vista no”.

En ese contexto, el periodista dijo “hoy día, probablemente, la elección entre Boric y Kast muestran posiciones ideológicas mucho más distintas, mucho más diferentes que las que tenían Lagos y Lavín, porque ambos habían hecho un esfuerzo por, de alguna forma, morigerar sus pretensiones históricas en función de lo que estaba haciendo la Concertación de buscar un camino más gobernable, más atento, teniendo en cuenta que los militares estaban todavía muy próximos a la política nacional”.

Para ambos periodistas, la elección entre ambos candidatos aún es muy incierta, por lo que les es difícil pronosticar un escenario con ambos como ganadores.

¿Cuál sería el escenario más favorable para Chile en esta elección?

Para el periodista del área política “el escenario más favorable para Chile es que salga fortalecida la democracia, el Estado de derecho, el que haya consenso respecto de cosas fundamentales”.

A jucio del exTolerancia Cero, “esa pregunta no se va a poder contestar ni para Boric ni para Kast. Los gobiernos siempre parten con una intención y, probablemente muchos de ellos por los avatares de lo que sucede en el mundo, por las cosas que pasan dentro de sus coaliciones, por los eventuales obstáculos o cosas imprevisibles, terminan de una manera distinta”.

Como ejemplo puso el caso del Presidente Sebastián Piñera que “nunca, jamás se imaginó que le iba a tocar una pandemia, un estallido social y que su gobierno iba a tener una aprobación cercana al 14% o 12%, absolutamente minimizado, que ningún candidato quería sacarse una foto con él. Eso no se puede prever antes que salga elegido el próximo Presidente”, sentenció.

¿Qué pasaría si gana Boric o si gana Kast?

Para Iván Valenzuela cualquiera independiente del candidato que salga electo en el balotaje, “pienso que va a seguir el proceso democrático, que las instituciones van a seguir funcionando con dificultad, porque la composición del Congreso, en ambos casos, obliga a acuerdos que por ahora no se ven muy probables”.

A juicio de Fernando Paulsen, José Antonio Kast es una persona que ha sido educada en la institucionalidad de la derecha chilena, y que si gana enfrentará, dos situaciones que él trató por todos los medios de evitar que sucedieran.

“Una de ellas es la Convención Constitucional y, la otra, es esta idea de tener un Parlamento con el suficiente poder para bloquear las cosas de quien quiera que fuese elegido presidente”.

En cuanto a Gabriel Boric, dijo que “él es una persona joven que tiene mucho ímpetu, que está asociado a un partido como el comunista que es duro en la ortodoxia doctrinaria, pero que ha sido históricamente flexible a la hora de implementar programas de gobierno. Por lo tanto, creo que ambos son, una posibilidad de un nuevo gobierno para el país, pero quien diga qué puede suceder en esas presidencias es un charlatán”.

¿Chile podrá ir dejando la violencia de lado en los cuatro años que vienen?

Cerrando el análisis de ambos periodistas con trayectoria en política y cubriendo eventos eleccionarios como la segunda vuelta de la elección presidencial 2021 de este domingo, fueron consultados por lo que sucederá con la violencia de diversas formas que ha vivido el país en estos últimos años.

Para el conductor de Mesa Central ese punto “es uno de los acuerdos que está pendiente. El uso legítimo de la fuerza por parte del Estado, el respeto a los derechos humanos, y la renuncia al uso de la violencia como acción política, me parece que es una cuestión que hay que acordar, a la que hay que llegar a un consenso muy amplio y que tuvo Chile hasta hace muy poco. Depende de eso, más que de quien salga electo el 19”, dijo.

A su turno, el conductor de Última Mirada reflexionó que “depende de qué estemos hablando por violencia. La violencia asociada a la delincuencia se enfrenta con las armas del Estado de derecho; si se habla de violencia a la intencional en la rebaja de sueldos para tener más utilidades en las empresas; la negación de construcción de sindicatos; o en el término de desigual paga para hombres y mujeres, estamos hablando de violencia intrafamiliar, o el trato hacia nuestros adversarios”.

En ese sentido remarcó que eliminarla “tiene que ver con una base cultural y una base de normas y reglas que tenemos que darnos y, en ese sentido, quizás, va a ser mucho más importante no quien gane la Presidencia, sino el contenido de la nueva Constitución”.