Columna de Matamala

Daniel Matamala: “Jadue, tal como Sutil, quiere obligar a los medios a ser ‘objetivos’”

El periodista analizó cómo el poder del dinero y de las ideologías intentan forzar el trabajo de los medios de comunicación para que éstos no informen debidamente a la ciudadanía de la drástica transformación que está teniendo Chile.
domingo, 27 de junio de 2021 · 10:27

“Dos poderosos dirigentes pretenden erigirse en árbitros de la objetividad. Uno lidera la carrera para ser Presidente de la República. El otro es el presidente de los grandes empresarios. Ambos amenazan la libertad de expresión en Chile”, sentenció Daniel Matamala.

En su columna de este domingo en La Tercera, el periodista dispara contra las visiones que el líder de la CPC, Juan Sutil, y el abanderado presidencial del PC, Daniel Jadue, tienen y encarnan respecto de cómo deben manejarse los medios de comunicación para no afectar sus propios intereses, ya sean en lo económico o en lo ideológico.

Para el conductor de programas políticos “cuando se trata del derecho a la información, el fin no justifica los medios”. “Jadue, tal como Sutil, quiere obligar a los medios a ser ‘objetivos’”, porque éste considera que “los violadores de derechos humanos han tenido acceso privilegiado a instalar su verdad de manera sistemática y permanente” en la TV chilena.

A su turno, añadió, el dirigente empresarial cree que “en Chile no se atenta contra los derechos humanos’ y que, para la TV, ‘los carabineros no tienen derechos humanos cuando son agredidos y muestran las filmaciones anteriores a eso’.

“¿Quién de ellos es dueño de la verdad “objetiva”? ¿Es objetivo Jadue? ¿Es objetivo Sutil? ¿Es objetivo El Siglo? ¿Es objetivo El Líbero? No. Son dirigentes y medios al servicio de determinadas ideas políticas, y en una sociedad democrática tienen derecho a expresarlas”, cuestionó el profesional de las comunicaciones.

Asimismo invitó a reflexionar a sus lectores respecto de “¿quién debe definir qué medio cumple con esos estándares de “objetividad”? ¿El comité ejecutivo de la CPC? ¿Un ente burocrático dominado por un sector político? ¿Ciudadanos elegidos por la mayoría para acallar las voces de la minoría?”.

“La respuesta en una democracia es: ninguna de las anteriores. Las sociedades pluralistas proveen servicios públicos de televisión y radio profesionales, financiados por el Estado, a cargo de entes autónomos de los gobiernos de turno. Y, al mismo tiempo, protegen a los medios privados para que desplieguen libremente su oferta programática, mientras los actores empresariales compiten tratando a sus consumidores como adultos y entregándoles buenos servicios, no jugando a la policía política ni manipulando la información que reciben”, sostuvo.

“Los partidarios de Jadue destacan, a favor de su tesis, la llamada telefónica de una asesora del Presidente Piñera al dueño del canal La Red para presionar por su línea editorial. Pero es al revés: esa es la mejor prueba de que su remedio es peor que la enfermedad. Si el consejo que Jadue propone existiera, Piñera hubiera podido ordenar a esos burócratas que le quitaran la concesión a La Red, en vez de quedar en ridículo en un intento fallido de presionar a un canal independiente”, apuntó.

En ese sentido Matamala nuevamente preguntó si esa idea “¿es un arma que queremos poner en manos de un gobierno? Quienes apoyan a Jadue, ¿estarían de acuerdo también si la próxima elección la ganara Lavín o Kast, o si ese “consejo ciudadano” fuera dominado por la derecha?”.

“Hay que alejar las garras del poder del libre debate de ideas. Como escribió hace dos milenios Suetonio, ‘en un Estado verdaderamente libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres’. Es deber de la prensa incomodar al poder, tanto político como económico. Y debemos asegurar su independencia para hacerlo, no para amenazarla si incomoda al poder ‘equivocado’, concluyó.

Te podría interesar: