Conéctate con nosotros

Entrevista En Cancha

[Entrevista En Cancha] Germán Lanaro: “Yo quiero ser campeón y el Plantel solo piensa en eso”

Ad portas de la definición del Campeonato Scotiabank, el zaguero argentino señala cómo ha vivido la previa del duelo de hoy y hace un análisis de la campaña de la UC. Además, relata cómo fue su amor a primera vista con “La Franja”.

Publicado

en

Germán Lanaro está viviendo la definición por el Campeonato Scotiabank con todo. Solo restan dos fechas y le zaguero trasandino tiene frente a sí la posibilidad de conseguir su cuarto título en Universidad Católica en tres años y medio.

Sin duda, una marca con la que el defensor podría seguir engrosando su marca y consolidarse como uno de los más ganadores en la historia de “La Franja”. El espigado defensor asegura que el grupo está mentalizado en el gran objetivo, que es sacar los seis puntos restantes y conseguir la ansiada estrella 13. En conversación con Sangre Cruzada y En Cancha, Lanaro habla sobre la lucha por una nueva corona, su historia de amor con la UC y la relación con su hermano futbolista, Gustavo, quien juega en Chile.

Tras un receso bastante largo, comienza a vivirse esta recta final. Quedan solo dos partidos y tienen la primera opción. ¿Cómo se viven estos días previos?
“Cuando se llega a esta etapa, que es la última, es bueno contar con todos los jugadores, y en ese sentido, nos ayudó el receso. Efectivamente la paralización es muy larga. Pero ya está, en estos días hemos trabajado bastante bien. El grupo está mentalizado y los objetivos siguen siendo claros. Lo que queremos es salir campeón y el que no vea eso, no está para este momento. La realidad es que podemos estar todos a disposición del técnico para este partido contra O´Higgins”.

Han sido líderes todo el torneo y bastó que la U se pusiera a dos puntos para que el medio instalara una sensación de que todo se complicó. ¿Sientes que esto es así? 
“Me parece que es normal. Se le da mucha más publicidad a los equipos grandes, porque la U. de Concepción ha estado detrás nuestro todo el torneo y nunca se habla de ellos como sí se ha hecho con la U. Pero creo que por cómo se dieron los últimos tres partidos (Universidad de Concepción, Universidad de Chile y Antofagasta), nosotros seguimos teniendo la misma distancia. Lo único que cambió fue el que va detrás de nosotros y no lo vivimos como algo dramático. Por lo general, en este tipo de torneos largos, los equipos grandes son los que terminan peleando, porque son los que tienen más plantel y recambio. Si a mí alguien me decía a comienzos de año que restando dos fechas para el final íbamos a estar dos puntos arriba, yo lo firmaba. A mí no me importa si la U está a dos puntos, Colo-Colo a diez, a mí lo que me importa y lo que quiero es salir campeón”.

En el fútbol chileno es muy poco habitual que un equipo, especialmente en un torneo largo, sea líder de principio a fin. ¿Sientes que esa regularidad que han tenido es lo que los convierte en muy serios aspirantes a conseguir el título? 
“La regularidad nos trajo a estar hoy con una ventaja a dos fechas del final. Nadie tiene el secreto. Ser un gran candidato es algo que efectivamente hemos conseguido por la regularidad que tuvimos, sobre todo, en la primera rueda. Sabemos que podemos ser campeones y depende única y exclusivamente de nosotros”.

Llegaste en mayo del 2015 a Católica y has pasado por varias cosas. Sin duda, los tres títulos que has conseguido ha sido lo más importante. ¿Qué diferencias hay entre las campañas del 2016 y la actual? 
“Es distinto. El desgaste no deja de ser menor, porque en un torneo largo siempre terminas peleando con dos o tres equipos más. Es muy difícil encontrar sorpresas, porque son demasiados partidos para mantenerse arriba. Por eso siento que muchas veces no se valora lo que hemos conseguido. No es fácil para un equipo ser puntero durante diez meses. En los otros torneos que ganamos, veníamos peleando con O´Higgins y había una enorme presión por el tiempo que había sin ser campeón. En el segundo, se hizo más llevadero, porque ya no estaba es presión y teníamos a un Nico Castillo iluminadísimo, haciendo una gran dupla con Diego (Buonanotte). Son épocas y van cambiando. Hoy, después de tres años y medio, me siento muy orgulloso de ser parte de la historia y lo que quiero es seguir acrecentando todo esto”.

La historia de un amor a primera vista

Cuando arribaste desde Palestino, ¿pensaste que lograrías tres coronas y estarías luchando por una cuarta?
“Siendo realista, cuando uno es más chico, quizás no. Cuando jugaba en el ascenso argentino era difícil imaginarme estando tanto tiempo en un club grande como es este. Pero después te vas proyectando, porque, además, cuando llegué firmé por un año. Después renové por otro. Siempre fui viviendo cada partido. Los que me conocen, saben que siempre me interesó poder jugar en este club”.
¿Por qué Universidad Católica y no otro? 
“Apenas llegué a Palestino, hicimos un amistoso en San Carlos. Yo no conocía nada, y sinceramente, me enamoré de las instalaciones. Luego, fui viendo lo que generaba el club y el ambiente que hay acá. Eran un montón de cosas que me decían que quería jugar acá. Puede que suene demagogo, pero el que me conoce sabe de las ganas que yo tenía de jugar de acá. Después de todo este tiempo, tengo un orgullo personal de haber estado en un gran club. Hoy, las aspiraciones son seguir ganando cosas, que me parece que será lo más importante, no solo ahora, sino cuando se valore en un tiempo más”.

Imagino que cuando te llamaron para venir no tuviste ninguna duda. 
“Para nada. Primero me llamó Mario Salas y después, cuando nos juntamos con el ‘Tati’, le decía a todo que sí. Le dije a mi representante que no pusiera ninguna traba. Son cosas que me van a quedar, porque venía de una muy buena campaña en Palestino e irse de un lugar donde me habían tratado tan bien era difícil y el cambio también lo era. Al principio costó, porque uno piensa que es lo mismo, pero se va dando cuenta que no. Espero poder seguir perteneciendo acá. Lo que quiero es seguir ganando cosas, porque sé que podemos continuar haciendo historia”.

Decías que al comienzo te costó un poco, pero por lo que has mostrado y lo obtenido, te fuiste ganando a la gente. 
“Por eso digo que los procesos no siempre son fáciles. En un momento la cosa no venía bien y está bien que se cargue a gente que no es del riñón del club, era entendible. Pero hoy puedo decir que estoy muy feliz acá, vivo cada partido al máximo. Siento que como jugadores, hemos devuelto la confianza que nos ha dado el club con títulos. Y como dices tú, el cariño de la gente lo percibo mucho más. Este es un club para quedarse a vivir y hacer una larga carrera. He encontrado un lugar con un sentido de pertenencia muy grande. La gente en la calle me relaciona mucho con Universidad Católica y para mí eso es un orgullo”.

Con alma de chileno

Llevas cuatro años y medio en Chile. ¿Cómo te has sentido en este país?
“Muy bien. Yo antes de venir, no había salido nunca de Argentina, entonces cuando me lo propusieron fue algo nuevo, que lo encaré de buena forma. Mis abuelos eran chilenos, entonces hay muchas tradiciones y costumbres que yo conocía, pero que antes no valoraba mucho. Hoy las disfruto al máximo, como las empanadas o el mote. Me hacen acordarme de ellos y sacar una sonrisa. Me hubiese gustado que me vieran jugar en Chile, me quedó esa cuenta pendiente. Me emociono un poco, pero estoy muy feliz. Mi hermano también juega acá y con mi familia, este país lo hemos hecho nuestro. Solo puedo agradecer, porque veo a Chile como una posibilidad muy grande para radicarme después de que acabe mi carrera”.

¿Cuál es tu lugar favorito de Chile? 
“La verdad es que cuando tengo pocos días, soy muy casero. Nos gusta mucho ir al Cajón del Maipo. Cuando he estado con más tiempo, fuimos a Valdivia para ver a mi hermano y me pareció un lugar hermoso, porque te desconecta. Gustavo me dice que en verano, cuando se puede ver todo el verde que hay, es algo impresionante”.

“Es feo jugar contra el hermano”

Tu hermano tuvo una gran campaña en Deportes Valdivia, donde llegó a disputar la Liguilla por el Ascenso. ¿Hablaron en algún momento la posibilidad de jugar en contra en Primera División? 
“La campaña de ellos fue contra todos los pronósticos, porque estaba en un club que se había librado del descenso en la última fecha el año pasado. Este año, se le dio hacer muchos goles y con el correr de las fechas, él tenía ese sentimiento de poder ascender. Obviamente, nos imaginamos la posibilidad de enfrentarnos en Primera. En Argentina ya jugamos y es feo, pero me pondría contento por él si se da de nuevo acá”.

¿Cómo fueron esos partidos contra Gustavo?
“Hubo de todo, pero es difícil separar el amor de hermanos con el fútbol. Siempre fuimos leales y fuertes. En ese momento le decía ‘salí de acá, ándate por el otro lado’. Se generaba un morbo en la gente, más que en nosotros. Siempre tratamos de tomarlo con naturalidad, pero es difícil”.

¿Jugaron en el mismo equipo alguna vez?
“Hicimos inferiores en Huracán y jugamos mucho tiempo juntos”.

¿Crees que se pueda dar de nuevo como profesionales? 
“Me encantaría. Todavía nos queda tiempo de carrera, es un sueño que ojalá se dé”.

Hablando de sueños. ¿Te gustaría ser nominado a la Selección Chilena?
“En algún momento lo vi más cercano. Hoy tengo que ser realista y el técnico está apostando por un recambio, que no lo veo como algo malo. Yo trabajo para hacer las cosas bien en mi club y a la larga, eso te abre posibilidades. Si algún día llega a pasar, estaría orgulloso de poder hacerlo y defender al país. Mi pensamiento es que postularse para algo no se ve bueno, hay que dejar que el trabajo hable por uno”.

Volvamos a estas últimas dos fechas del Campeonato Scotiabank. ¿Cómo te las imaginas?
“Difícil, pero como imaginábamos. Nosotros, puertas adentro, nunca creíamos que por el hecho de estar primeros todo el año, sería más fácil la recta final. Yo quiero ser campeón y el plantel solo piensa en eso. Trabajamos para ser campeones y queremos que sea de esa forma”.

Lo último. Has dicho que te sientes muy parte de Universidad Católica. ¿Cuál es el gran anhelo que te gustaría cumplir con el club?
“Nos sigue quedando pendiente lo internacional. Quizás soy muy redundante con la historia, pero creo que lo que haces para quedar en la historia de un club no te lo saca nadie. Ojalá nos podamos armar y hacer una gran Copa Libertadores y quién te dice que no podemos pelear un título. Hoy, por ahí, se ve muy lejano, pero trataremos de pelearlo entre todos”.

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2019 | Desarrollado por Magicweb.cl 3.0