Segunda División Profesional

Paulo Garcés y su aventura en Segunda División: "Quiero seguir en la élite del fútbol chileno"

El nuevo portero de Deportes Valdivia viajó al sur sin su familia. Pese a ello, el ex arquero de Universidad Católica, Universidad de Chile y Colo Colo, se ilusiona con ascender con el "Torreón" a la Primera B.
viernes, 1 de octubre de 2021 · 09:13

Deportes Valdivia realizó una gran apuesta para regresar a las primeras posiciones de la Segunda División Profesional y luchar por el ascenso a la Primera B, debido a que firmaron los arribos de Luis Marcoleta como entrenador y Paulo Garcés como arquero.

El portero de 37 años conversó con En Cancha sobre su llegada al "Torreón", donde busca remontar en la tabla de posiciones y cumplir una serie de objetivos personales en esta nueva etapa de su carrera.

Además, Garcés reveló que tomó esta oportunidad de recalar en la Segunda División sabiendo que el torneo termina en dos meses, lo que hizo que tomará sus maletas y partiera al sur de Chile sin la compañía de su familia y de su hijo recién nacido.

Su último club en Primera División fue Curicó Unido.

En lo personal, ¿Cómo lo toma ésta llegada a Deportes Valdivia?

Con mucha responsabilidad, entusiasmo, ambición y muchas ganas de disfrutar lo que son los entrenamientos y los partidos. En esta etapa de mi carrera lo único que quiero es disfrutar con toda la responsabilidad de lo que significa el fútbol y defender a una institución. Trato de dar lo máximo en cada entrenamiento y partido para poder lograr cosas importantes, tanto en lo grupal como en lo personal.

Seguir en la elite del fútbol chileno

¿Qué busca Paulo Garcés en esta etapa de su carrera?

Estuve cuatro meses sin poder jugar por temas personales, porque decidí salir de San Luis por diferentes temas. Hoy en día lo único que busco es seguir demostrando que estoy capacitado y que estoy a la altura de jugar profesionalmente, lo que hecho en mis 19 años de carrera. Al mismo tiempo, quiero entregar el conocimiento, la experiencia y las vivencias que uno ha tenido a lo largo de la carrera para los más jóvenes, y en especial con los arqueros que vienen pisando fuerte. Quiero transmitirles eso, pero lo que más busco es seguir jugando, aportando y seguir en la élite del fútbol chileno.

Pese a la lesión, ¿Cómo se sintió en su debut en Segunda División?

Había llegado hace más o menos una semana a Valdivia. Me sentí muy cómodo y conforme con mi rendimiento en los entrenamientos, pero esto tiene esta profesión. De repente uno siente está todo en orden y hay circunstancias de los partidos que dicen otra cosa. Lamentablemente, salí lesionado a los 15 minutos, hace años que no me pasaba, por una patada que no pasó a mayores. Tuve un esguince en el empeine, pero ya estoy sano y entrenando a la par con mis compañeros para poder ser una alternativa para el cuerpo técnico para el fin de semana.

¿Estará a disposición de Luis Marcoleta para el encuentro ante General Velásquez?

Sí, estoy a disposición. Estuve tres días en rehabilitación, para que no se hinchara más la zona. Personalmente, me cuido mucho y tengo la implementación para poder recuperarme lo antes posible en el hogar. Así que estamos a disposición.

Feliz, pero lejos de la familia 

¿Cómo han sido sus primeros días en Valdivia?

Con mucho frío (entre risas), muy helado y mucha lluvia. Estoy contento, me gusta mucho el sur de Chile. Lamentablemente, no pude venir con mi familia porque quedan dos meses y medio para que dura el torneo, no podía sacar a los niños del colegio. Entonces, tuve que venirme solo y dejar a la familia con un hijo de cuatro meses recién cumplidos, pero son los sacrificios que tiene esta profesión. Me recibieron súper bien mis compañeros en un equipo nuevo y en una categoría nueva para mí. Tengo muchas ambiciones y sueños por cumplir todavía, espero estar a la altura y ser el aporte que merece Valdivia y que todos esperan de mi persona.

¿Con qué objetivos colectivos llega a Deportes Valdivia?

Llegué junto con el cuerpo técnico del profesor Marcoleta. Tenemos un objetivo que es ascender, pero tenemos claro que en este momento estamos lejos. Lo que queremos hacer en estos dos meses de torneos es llegar lo más alto posible y acortar distancias con los que están más arriba. Si no es este año, será el próximo. La zona y el club tiene que estar en Primera B

¿Cómo ve al equipo de cara al duelo ante General Velásquez?

Es un partido complicado, creo que en esta categoría todos lo son. El fin de semana pasado, el puntero perdió con General Velásquez de local. Cualquiera te puede ganar, es una categoría de mucha lucha y sacrificio. Será un partido difícil, como todos los que nos quedan. Esperamos estar a la altura, se ha hecho una buena semana de trabajo e intensos entrenamientos. Si Dios quiere, podemos conseguir los tres puntos el fin de semana para trepar a la parte alta de la tabla.