Universidad de Chile

Entrevista | Leandro Cañete: "Sí jugaría en la UC, no tengo problemas con ese club. Pero en Colo Colo no, soy muy hincha de la U"

El arquero de Santiago Monring, formado en los azules, abordó su amor por el "Romántico Viajero", aunque reveló que no desecharía la oportunidad de vestir la camiseta de Universidad Católica.
martes, 17 de agosto de 2021 · 10:00

Leandro Cañete no esconde su amor por Universidad de Chile. El arquero de Santiago Morning hizo todas su etapa formativa en el cuadro azul y por años fue reconocido como un barrista acérrimo del club, y a sus 26 años sigue demostrando su fanatismo por el "Romántico Viajero". "Seguimos los partidos", dice el portero del "Chago" en conversación con EnCancha.

Hoy está concentrado en su presente con los "Bohemios", donde tomó la titularidad producto de la lamentable lesión de Franco Cabrera (corte de ligamentos cruzados), pero su actuación ha sido fundamental en el repunte del equipo que está en el cuarto lugar en la Primera B con 24 unidades, dos por debajo del líder Santa Cruz. En la actual campaña ha jugado ocho compromisos y registra seis vallas invictas, entre ellas la de este fin de semana, cuando vencieron por 2-0 a Deportes Temuco en el sur.

Sin embargo, eso no lo hace olvidar su pasión por la U, cuadro al que sigue regularmente y con el que disfruta el alza futbolística que ha tomado con la llegada de Esteban Valencia a la banca. "Como hincha estoy contento, que bueno que el profe 'Huevo' esté ahí en el primer equipo, que los resultados se le estén dando".

¿Le gusta ver a un técnico de casa en el club?

Han pasado tantos técnicos que no les fue bien, sabiendo que la U es un club grande y el peso es fuerte y haberlo pasado mal tanto tiempo, peleando el descenso y todo esas cosas que conllevan los malos resultados, como hincha es doloroso y hoy en día que la U esté ganando, que ganemos un clásico, que le ganemos a Católica, por lo menos como hincha te alegra un poquito la semana, así que nada, contento por el profe.

Su salida de la U sin debutar en el club

En la U siempre fue nombrado como uno de los grandes proyectos en el arco, pero no pudo sumar minutos oficiales ¿A qué se debió eso?

A mí me perjudicó mucho el haber ido a la selección cuando estábamos de sparring (fue al Mundial de Brasil 2014 y la Copa América 2015). Era un mes de selección y bueno, el cuerpo técnico que estaba en las juveniles no le gustaba que fuéramos para allá y que después llegáramos solo a jugar a Quilín, ahí nos vimos bien afectados, (Rodrigo) Echeverría también que compartía conmigo en Sparring, y fuimos dos que nos fuimos a préstamo, Echeverría se fue a Iberia y yo me fui a La Pintana, él volvió y se fue a Everton y yo me fui de nuevo a La Pintana.

Ahí fue cuando aparecieron arqueros como Nelson Espinoza y después Gonzalo Collao...

Empezaron a jugar ellos, que son dos jóvenes muy buenos, son tremendos arqueros, aprovecharon su oportunidad, aprovecharon su momento y eso está bien, pero más allá de eso, también hay que agregarle que mi personalidad de joven y ciertos aspectos en que no era muy maduro me pasaron la cuenta. Pero bueno, aprender de esas cosas no son motivos para decaer o desanimarse, al contrario, son motivos para querer jugar esa revancha y querer volver.

Leandro Cañete fue parte del primer equipo de la U entre 2013 y 2015

¿Le hubiese gustado tener las mismas oportunidades que ellos?

Yo quería que el profe me viera, me diera una oportunidad, en partidos de Copa Chile, pero bueno, no se dio, las cosas pasan por algo. Nelson la ha aprovechado, Collao también, ahora está (Cristóbal) Campos, que me alegro mucho que esté jugando, que esté peleando un puesto en la U. Eso habla de la buena cantera que hay en el club.

Nombró a Echeverría, también fue compañero de categoría de Bernardo Cerezo, hoy en Ñublense. ¿Tiene contacto con los jugadores que compartió en inferiores? 

Solo por Instagram, después de tantos años cada uno forma familia, se van haciendo lazos con otros compañeros, pero sí, nos mantenemos en contacto por redes sociales, siempre un mensaje de apoyo con los muchachos y eso.

Ponerse la camiseta de otro grande no está descartado

¿Jugaría en los archirrivales de la U? 

En Universidad Católica sí. No tengo problemas con ese club, al contrario, es un club maravilloso, que está haciendo las cosas bien hace rato, hace muchos años que tiene un proyecto deportivo que seduce a cualquier jugador y es una plaza interesante. Hace las cosas bien, los ves peleando el torneo, los ves peleando en las copas internacionales, eso es llamativo para cualquier jugador. En la UC no tendría problemas, al contrario, feliz de llegar ahí, o que la UC se fije en uno sería un gran logro personal.

¿Y en Colo Colo? 

En cuanto a Colo Colo, no. Yo soy muy hincha de la U, me identifiqué mucho con el club, si bien uno tiene que separar las cosas, lamentablemente yo no lo hice. Tengo muchos amigos de la U, tengo mucha gente que hasta el día de hoy me siguen, me mandan mensajes de Osorno, de Arica... cuando viajo a otros lados va gente de la U a verme, tengo muchas amistades en el círculo de la U, no podría faltarle el respeto a esa gente que me ayudó.

¿En qué sentido lo ayudaron?

Años atrás hice unos bingos a beneficio de un sobrino que estuvo mal de salud y fue mucha gente de la U a ayudarme y eso para mí es oro, aparte que no es mi sueño, no es lo que quiero, no jugaría en ese club, ni aunque fuera por 100 millones de pesos, por mil millones de pesos. Hice lazos de cariño, de amor por el club que me formó, obviamente tendría que ser profesional, pero en este caso no cedería ni por dinero.

¿Su objetivo es volver a la U?

Sí, ese es el principal foco. Cuando estaba en la U y me sacan el 2015, sentí un dolor tan fuerte, una pena tan grande que fue uno de los principales motivos para trabajar el día siguiente y después poder volver. Gracias a Dios llevo hartos años jugando, sumando minutos, eso es super valioso a la hora de querer llegar a la U, sumar minutos para un arquero es primordial. Así que estamos trabajando, estamos con tranquilidad, tenemos un foco, tenemos un trabajo con mi coach y estamos haciendo un trabajo silencioso para que cuando nos toque el momento, no soltarlo más.