Superclásico

Entrevista| Javier Cámpora, héroe de Colo Colo en 2010: "Lo siento por la U y el asistente, pasé a la historia por un gol offside"

El ex delantero argentino reconoce que su recordado gol ante la U en 2010- que le dio un agónico empate a los albos- fue en posición de adelanto. “Tuve la gran fortuna de que se le cayera el el banderín al juez asistente y no viera mi posición”.
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 07:58

Javier Cámpora (41) vive en Rosario, pero avisa que este domingo se instalará a ver por TV cable el Superclásico entre Universidad de Chile y Colo Colo (16.30 horas) con un asado y una copa de buen vino tinto.

“Lo miraré en familia porque los fines de semana nos juntamos a pasarla bien y por supuesto que quiero que gane Colo Colo”, señala el “Cachorro”, quien en 2010, jugando por los albos, pasó a ser parte de la historia del Superclásico chileno con un gol agónico…y mal habido, como él mismo reconoce hoy.

Cámpora actualmente está fuera del fútbol y su foco está en el negocio inmobiliario. Se retiró a los 35 años, cuando aún le quedaba un año más de contrato en Veria, de Grecia “pero decidimos volvernos a Argentina porque quería que mis hijos (Franco, Lucas y Delfina) crecieran al lado de sus familiares. En un primer momento, mi idea era ser entrenador y de hecho Rosario Central, mi club de toda la vida- me ofreció dirigir dos divisiones. El tema es que tenía que estar sábado y domingo desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde en los partidos y mi señora (Giselle Esquivel) me dijo que eso era lo mismo o peor que cuando yo jugaba. Así que, tras unos meses medio incómodo, sin saber qué hacer, armé un negocio de estacionamientos y tiendas comerciales con un socio que es lo que hasta hoy me da el sustento. Y estoy contento porque tengo tiempo para todo: trabajar, comer asados y correr por las calles, que es lo que hago mucho en las noches porque el cuerpo aún me pide ejercicio”.

Cámpora se alejó del fútbol y hoy solo vive para su familia. 

Colo Colo 2010: Un equipo de pie fino

Javier Cámpora cuenta que su llegada a Colo Colo en 2010 fue rápida y fácil de decidir. “Yo ya había jugado en Chile, en Deportes Concepción en 2005 y me gustó el fútbol -porque todos los equipos trataban de jugar al toque- y también el país. Santiago lo sentía en verdad como si fuera Nueva York. Además, me había desligado del club Aris Salónica de Grecia porque me habían ofrecido renovar por dos años -yo era el goleador del equipo y segundo artillero del torneo- pero al momento de firmar el contrato me cambiaron las condiciones. Por eso es que quedé como jugador libre, volví a Argentina y cuando un intermediario me llamó para decirme si quería irme a Colo Colo, no lo pensé dos veces. Me fui encantado”.

-Pero igual usted no jugó mucho. Era suplente…

“Sí, los titulares como delanteros en ese equipo que dirigía Diego Cagna eran Esteban Paredes y Ezequiel Miralles. Grandes goleadores ambos, en especial Paredes que era como el paraguayo Salvador Cabañas: siempre sabía cuál era la jugada que había que hacer y, en general, la hacía bien. Paredes debió haber jugado en Europa. Hubiese andado muy bien”.

-Es decir, usted siente que no estaba a la altura de esos delanteros…

“Llegué sabiendo que no sería titular y que debía ganarme mi espacio. Y no era fácil para nadie porque había jugadores de buen pie como Kalule Meléndez, Macnelly Torres, Sanhueza y el propio Paredes. No era fácil llegar y quitarles el puesto. Igual hice seis goles en medio campeonato porque me fui porque el profe Cagna necesitaba liberar un cupo de extranjero para traer un arquero. Yo no tuve problemas, de hecho, así llegó el portero uruguayo Castillo y lo entendí, aunque me hubiese gustado seguir en Colo Colo, el equipo más grande de Chile y uno de los más grandes de Latinoamérica”.

El recordado gol a la U...con el banderín en el suelo

-Igual usted quedó en la historia del Superclásico chileno, en ese partido jugado en noviembre de 2010…

“Jajaja, sí, todos mis amigos me recuerdan eso. Aunque lo siento por la U y por el juez asistente de ese día porque pasé a la historia con un gol off side, lo reconozco…”

-A ver, vamos por parte. Usted esa tarde era suplente y entró en un momento complicado para Colo Colo…

“Sí. Aparte de que estaba lloviendo desde la noche anterior, y la cancha del Estadio Nacional estaba resbalosa, íbamos perdiendo, -pese a haber empezado ganando con un tiro libre de Paredes- y ya nos habían expulsado a un jugador. No me acuerdo por quién entré, pero sí que sentía que tendría al menos una opción y que esa debía ser gol”.

-Y eso pasó…

“Claro, y con una jugada que tengo clarita en la memoria…”

-Cuéntela…

“Primero vino la falta que me hicieron a unos metros del área de la U. Yo sentí un empujón en la espalda y me caí aparatosamente…”

-¿Fue foul? ¿O usted se lo fabricó?

“Yo diría que en un 70 por ciento fue falta y en un 30 por ciento magnifiqué. Macnelly Torres entonces se puso frente a la pelota y yo sabía qué haría él en esa instancia de descuentos y nosotros ahora con dos expulsados: trataría de ponerla entre el arquero y la línea defensiva que hacía la U. Lo habíamos entrenado y el colombiano le pegaba perfecto así que yo esperaba ese remate suyo”.

-¿Cómo se posicionó?

 “Mi marcador era el uruguayo Victorino y lo que hice fue ponerme off side para que él perdiera referencia de marca. La idea era que cuando Macnelly impactara la pelota, yo saliera del off side para intentar cabecearla. El tema es que fui más lento que Macnelly y no alcancé a salir en el momento que él le pegó al balón…”

-Y ahí vino la segunda parte del cuento: cuando al juez asistente Patricio Basualto se le cae el banderín y, por recogerlo, no ve que usted estaba off side.

“Exactamente. El juez asistente desatiende un segundo la jugada y cuando levanta la vista me ve que ya he vuelto a ponerme en línea con los defensores de la U y ahí conecto de cabeza”.

-Usted se libró de que no hubiese VAR en ese tiempo.

“Con VAR es seguro que anulan ese gol, pero ojo que en ese momento nadie vio el off side. Ni siquiera los jugadores de la U salvo, creo, Carlos Bueno. De hecho, en el camarín, nadie dijo que había sido off side. Yo solo me enteré más tarde, cuando fui al diario El Mercurio para hacer unas fotos de portada y los muchachos me mostraron las imágenes. El fuera de juego estaba clarito”.

-A la FIFA no más…

“Jajaja. Claro. Tuve la gran fortuna de que se le cayera el banderín al juez asistente y no viera mi posición. Lo siento por él y también por la U, club al cual le tengo respeto. Pero sí, me siento orgulloso de estar en la historia de Colo Colo y del Superclásico aunque sea por esa jugada”.

El polémico gol de Javier Cámpora a la U en el Superclásico del 2010