fútbol chileno

Entrevista| Tuvo tres tumores en su rodilla y pensó en el retiro: El atacante al que Santiago Wanderers acogió para recuperarse

Kamillo Hunger Abbott, joven atacante formado en Club Deportes La Serena, ha vivido un complejo año en lo físico. Sin embargo, en el puerto le dieron la posibilidad de hacer su proceso de rehabilitación. "Estoy inmensamente agradecido", expresó.
domingo, 17 de julio de 2022 · 11:00

El físico de un jugador del fútbol muchas veces está expuesto a inesperadas consecuencias. Un ejemplo claro de aquello es lo vivido en el último tiempo por Kamillo Hunger Abbott, delantero de 23 años que actualmente hace su proceso de rehabilitación en Santiago Wanderers tras una inédita e incómoda situación: Le diagnosticaron tres tumores en su rodilla izquierda a principios de este año en el momento menos indicado, ya que tras su buena temporada en la Tercera División A con la camiseta de Vallenar, recibió ofertas de un club de Primera B y otro de Segunda División, pero el complejo estado de su extremidad le impidió dar el salto a otra categoría. 

Tras un largo proceso para asimilar lo que le estaba pasando e incluso luego de que un médico le dijera que "había que operar para salvar la extremidad", Hunger Abbott supo sobreponerse a la situación y encontró en Santiago Wanderers un lugar donde le abrieron las puertas para entrenar a la par con el primer equipo y realizar su proceso de rehabilitación, el cual hace junto al ex delantero de Unión Española Daniel "Popín" Castro, quien también sufrió una lesión que lo ha dejado un largo tiempo fuera de las canchas. 

Como una "pesadilla" describió Kamillo Hunger el momento en el que recibió una de las peores noticias de su vida. Tuvo que pasar por una serie de operaciones y ni los mismos especialistas tenían claro un diagnostico certero. Por lo mismo, pensó en el retiro como una opción, pero sus ganas por seguir dentro de la cancha fueron más fuertes. En conversación con En Cancha, el joven atacante contó su historia.  

Hunger Abbott y su paso por Vallenar

¿Cuándo y cómo te enteraste de los tres tumores en tu rodilla?

En el chequeo médico de principios de año ya estaba listo para aceptar cualquier oferta de los clubes que estaban interesados en mi. Ahí fue cuando me vi un huevito atrás de la rodilla que yo creía en un principio que era líquido, pero ahí el doctor me dijo que había que operar de urgencia porque habían encontrado un tumor. Tuve un tumor en la zona polítea, que era el huevo que yo sentía, y otros dos que eran más internos. Estuve un mes y medio sin saber bien que era lo que tenía, pero por lo menos, se llegó a la conclusión que eran tumores benignos que, además, estaban encapsulados, lo que los hacia un poco más fácil de sacar. En un principio como no se sabía de que tipo era ni nada, ni como iba a salir la operación. Lo que me dijeron fue que había que intentar salvar la extremidad. 

¿Qué sentiste cuando te dijeron que "había que salvar la extremidad"? 

No lo podía creer, fue como si fuera una pesadilla, pero en verdad es la realidad que estoy viviendo y asimilarlo no fue fácil. Me golpeó sobre todo sentir que estaba haciendo las cosas bien, que tenía oportunidades que pocas veces se presentan y que justo cuando parecía que estaba andando todo bien que aparezca esto fue un balde de agua fría. Fue una operación grande en un principio, y después fueron distintas intervenciones porque se hinchaba o reaparecía algo. Tuve alrededor de seis meses de recuperación y rehabilitación. 

¿Cómo se gestó tu llegada a Santiago Wanderers tras haber recibido el alta? 

Se gestó porque me conocía el cuerpo técnico (de Miguel Ponce), ya que me formé en Deportes La Serena. Sabían de mi situación y tuvimos conversaciones para hacer la parte de reintegro, la parte más deportiva de la rehabilitación y ellos me abrieron las puertas del club , hablaron con los dirigentes para que yo pudiera hacer este proceso. Estoy inmensamente agradecido por la oportunidad que me han dado de poder entrenar ahí, de poder enfrentar este proceso. En un momento de hecho yo ni siquiera quería volver a jugar, entonces por eso estoy inmensamente agradecido con Santiago Wanderers. 

El atacante de 23 años entrena en el "Decano"

¿Cuál es tu situación actual en el "Decano"? 

Por ahora estoy entrenando y siempre viendo como me vaya sintiendo de la recuperación, porque también entremedio tuve que hacer controles para ver que no me estuviera apareciendo nada de nuevo y yo no podía llegar y firmar sin tener la seguridad de mi estado de salud. Íbamos a ir viendo como me sintiera y lo principal era que ellos me dieran la oportunidad de tener donde volver a entrenar. En Wanderers estoy entrenando sin contrato, haciendo este proceso de reintegro en el fútbol. 

¿Cómo te ha recibido el plantel? 

Es un muy buen grupo, Desde el cuerpo técnico todos me trataron como uno más. Sobre todo el "Popín" Castro que estamos juntos haciendo el proceso de rehabilitación. Luis García también ha sido uno de los principales que me ha integrado, pero en general toda la gente del club desde el utilero, cada uno me ha recibido de la mejor forma. 

¿Por qué se te paso por la mente dejar de jugar tras tu diagnóstico? 

La frustración un poco, Pensaba en volver a jugar y me dolía la guata, Me invitaban el estadio a ver partidos mis amigos y no hablaba después de días. como si algo mentalmente no anduviera bien. Eso es lo más complicado en todo el proceso, la incertidumbre. porque fue algo extraño para los doctores y kinesiólogos que no habían plazos ciertos de cuando debería estar listo. Ha sido una recuperación siempre apuntando a como me voy sintiendo.

¿Qué opinas de la actual campaña de Wanderers en Primera B? 

Es un poco engañoso como se ve la tabla porque con las suspensión del partido con Deportes Temuco queda así, y también para arriba la tabla está muy apretada, entonces ganas un par de partidos y se ve que estas lejos de la zona del descenso, pero está todo muy apretado. Es engañosa la posición en la que está Santiago Wanderers hoy en día. 

¿Le guardarás un cariño especial a Santiago Wanderers por esta oportunidad que te dan?

Nunca había tenido mucha relación con el club. Llegar a un club así y vivir el día a día desde adentro ves que tiene un complejo deportivo de primer nivel, tiene una hinchada que es comparable con la de los grandes, eso me impresionó mucho, el primer día que fue al estadio no paraban de cantar. La gente que trabaja en el club también es fenomenal y por todo eso, por cómo me han tratado siempre le voy a guardar mucho cariño.