Conéctate con nosotros

Entrevista En Cancha

Ernesto Díaz Correa y la Copa América 2015: “Por fin Chile no le debe nada a la historia”

El histórico relator nacional recordó cómo fue aquella jornada del 4 de julio del año 2015 cuando la Selección Chilena se coronó por primera vez en la Copa América.

Publicado

en

Ernesto Díaz Correa, uno de los más grandes relatores del fútbol chileno, revivió a través de sus recuerdos la histórica final de la Copa América 2015, donde la ‘Roja’ se coronó por primera vez en 99 años de historia del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

A cinco años aquella hazaña y en entrevista con En Cancha, la voz de Radio Cooperativa contó detalles y emociones de aquella jornada marcada por el nerviosismo, la euforia, la alegría, las celebraciones, pero también por la muerte del destacado piloto nacional Carlo de Gavardo.

Se vivía un día histórico en el país, ¿Cómo recuerda ese día?

“Ese día específicamente fue un día nublado, un día de mucho movimiento en Santiago y en todo el país se veía que había una ansiedad, una angustia, una presión en el ambiente, en los jugadores, en los hinchas, en el periodismo. Era un día en el que te jugabas el todo o nada, era ahora o nunca para la Selección en un torneo tan importante como la Copa América. Esta ‘Generación Bendita’ nos podía dar un día glorioso, un día histórico, sabíamos que estos jugadores no podían fallarle al pueblo de Chile, al Estadio Nacional con 48 mil personas, no podían fallar en una instancia tan importante como es un título relevante para Chile a nivel mundial, como obtener una Copa América. Eso te daba mucha fuerza, te daba mucho entusiasmo y se veía que había mucha fe, había una enorme ansiedad, pero a la vez se podía lograr algo tan importante ante la Argentina”.

También había una enorme tristeza por la pérdida de Carlo De Gavardo…

“Se juntó un día de mucha alegría por el partido y había tristeza por lo que le había ocurrido al gran piloto nacional, a Carlo de Gavardo. Al final se unió todo eso y ‘Carlito’ ayudó a que la Selección fuera campeona. Pero si, fue un momento triste, un ‘mazazo’ enorme que nos dio esa noticia y ocurrió justo el día donde la Selección Chilena y el hincha chileno más celebró junto a su equipo”.

¿Tenía la certeza de que Chile se alzaría con la Copa América?

“No había otra alternativa que ganar el partido para lograr la Copa. Yo veía que había mucha fe en el equipo, en los jugadores. Nosotros somos los ‘reyes del recuerdo’. Siempre estamos ahí, a las puertas, el casi casi, esa era la mochila que cargamos siempre, pero nos dimos cuenta de que había un Arturo Vidal, un Alexis Sánchez, un Claudio Bravo, un Gary Medel, un Eduardo Vargas, un Charles Aránguiz, un Jean Beausejour; era la generación soñada, mágica. Ya cuando empieza el partido era el mano a mano, el todo o nada, el matar o morir, pero gracias a Dios se logró”.

¿No se cruzaron los fantasmas del pasado?

“Esta generación, con la mentalidad que le dio el profesor Marcelo Bielsa y después el trabajo de Sampaoli, se le paraba de igual a igual a cualquiera, no importaba si estaba al frente Messi, Cristiano Ronaldo, Ronaldinho, Xavi o Zlatan, cualquiera, da lo mismo. Con esa personalidad, tú no podías fallarle al pueblo de Chile”.

¿Qué pensó cuando llagaron los penales?

“Esa jugada de Argentina, cuando Higuaín queda solo y le pega a la zona posterior del arco, ahí nos salvamos y fue un desahogo inmenso. Pero luego de eso, en los penales yo me tenía mucha fe, porque Vidal siempre marca, porque Matías Fernández arrancó bien, después Vidal, luego Charles Aránguiz y cómo lo culminó Alexis Sánchez con ese picotón, una alegría enorme, una satisfacción gigantesca. Yo le tenía una fe a Alexis, tranquilo, sin nervios, porque ya los argentinos habían perdidos dos penales, sólo Messi había anotado. Esa confianza que había ahí, sirvió mucho para él, para que le diera la tranquilidad, la fe y la confianza”.

Recordó a Sergio Livingstone cuando Higuaín perdió su lanzamiento…

“Lo salvó desde el cielo el ‘Sapito’ Livingstone a Claudio Bravo, él era el gran arquero de Chile, él lo ayudó junto a Carlo de Gavardo. En esos momentos también hay que acordarse de los que están y los que no están, porque a ellos también les hubiera gustado presenciar esa gran final. Personas como Sergio Brotfeld, Sergio Livingstone, Julio Martínez, entre tantos otros, pudieron ver a Colo Colo campeón de América, algunos pudieron ver a la ‘U’ campeón de la Sudamericana el 2011, y el Mundial de 1962 donde Chile fue tercero. Eso vieron ellos, pero no pudieron ver a Chile como Campeón de la Copa América. Algo que estaba siempre en deuda, como vice campeones, que jugábamos bien el último partido pero que lo perdíamos por los árbitros. Hay que decirlo, se perdía porque los ‘malulos’ de la Conmebol elegían ellos quién iba a ser campeón, y los arbitrajes, nunca eran benevolentes para Chile, siempre eran malas actuaciones hacia nosotros. Hay que decirlo de frente”.

Pero se tenía que cambiar la historia…

“Yo tenía una mochila enorme. Cuando marca Alexis yo grito como loco ‘que gol, que gol, que por fin, que por fin’. Ese momento lo pensé y lo soñé toda la vida, que ‘no estamos soñando, es verdad’, esta es una generación gloriosa que no se cansa de hacer historia. Te nace en el momento, porque había mucha ansiedad de conseguir algo tan importante en esa noche histórica y que por fin Chile no le debe nada a la historia. Todo eso lo tenía en la mente, lo tenía en la espalda, lo llevaba siempre, pero gracias a Dios ese desahogo enorme lo que significó ese penal de Alexis y ese título histórico”.

¿Cuándo ya dio por hecho que Chile ganaba?

“En los penales, en la cancha se jugaron la vida, hubo piel, corazón, entrega, despliegue, hicieron todo. Ya en la tanda, si bien Chile no estaba confiado, pero había una fe enorme de que podían salir bien, estaban en su casa, ante su público, estabas más sereno, no tenías ese nervio gigantesco que se produce a veces en los jugadores cuando están mano a mano con el arquero. Había que cerrarlo bien, y cómo lo cerró Alexis. Yo en el relato siempre tuve una fe y una confianza enorme para la Selección, porque tenemos que ir con esa mentalidad, tenemos que estar con esa vibra, para conseguirlo”.

Para usted, ¿Quién fue la figura de esa final?

“Todos, el equipo. Yo creo que en esa Copa América, Vidal y Eduardo Vargas se aburrieron haciendo goles, por ahí también anotó Charles Aránguiz y hasta Gary Medel marcó. Fue el equipo en general, la unión del grupo fue lo que te llevó a este gran título. Individuales, relevantes, más rutilantes, Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Claudio Bravo, por darte unos nombres que fueron un poco más sobresalientes que los demás, siendo que la campaña del equipo fue espectacular”.

Usted que ha seguido a la Selección a todas partes, en Clasificatorias, Mundiales, amistosos, pero especialmente en este hecho histórico para nuestro fútbol y el país. ¿Piensa en la importancia de haber relatado para personas como el camionero o el taxista que quizás no vieron el partido y lo vivieron con su relato?

“Ese relato fue lleno de suspenso porque siempre hago un relato de narrador, coloco el corazón en la cancha, son once y yo me siento jugando con ellos, finalmente somos doce, así me gusta cuando juega la Selección. El camionero o la gente que sigue escuchando mucha radio y que le gusta escuchar los partidos por la radio, como me gusta a mí, lo vivió lleno de ansiedad y presión, pero al final celebramos todos en una noche soñada y mágica”.

¿Es el relato más importante de su carrera?

“Para mí ha sido el partido más importante que yo he narrado en la historia radial, porque Chile obtuvo ese gran título. Después la Copa América Centenario y la Confederaciones en Rusia, el gol de Marcelo Salas en Wembley, los Mundiales, el partido de Chile contra España en el Maracaná en el 2014, los partidos de Chile en Sudáfrica, los Juegos Olímpicos de Sidney. Pero sí, este partido te marca una historia, una diferencia, porque no habíamos ganado nada, obtuvimos un triunfo extraordinario con una generación gigantesca, que lo soñábamos y lo pensamos todos. Dar gracias por estar ahí presente, gracias Díos mío por celebrar, por soñar y por estar en esa hermosa noche de 4 de julio de 2015”.

Es el relato de su vida entonces…

“Porque Chile fue campeón de la Copa América, también tengo el de España-Chile en el Maracaná, con una canción nacional que le partimos ganando a los españoles, era alma, pasión y vida dentro de la cancha. Había pierna, corazón, garra, entrega, había Chile, había Mapuche, había todo lo que había que colocar”.

El histórico relato de Ernesto Díaz Correa

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

+Vistas

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2019 | Desarrollado por Magicweb.cl

Entrevista En Cancha