U. de Chile

Uno de los peores refuerzos del siglo en la U se confesó: "Me gustaba la noche, el alcohol y las mujeres"

El exdefensor ecuatoriano Eduardo Morante detalló que su carrera empezó a decaer tras su llegada a Universidad de Chile. ¿Las razones? Su vida ligada a la fiesta.
sábado, 25 de junio de 2022 · 16:38

Universidad de Chile ha sufrido duramente en los mercados de fichajes de los últimos años. Luego de obtener la Copa Sudamericana 2011, los azules contaron con un abultado presupuesto para incorporar futbolistas de renombre, pero algunos decepcionaron en el fútbol chileno. Uno de ellos confesó el motivo para su bajo rendimiento: le gustaba la fiesta.

En 2012, luego de buenas campañas en Emelec, Eduardo Morante reforzó a la U por explícita petición del entonces entrenador azul Jorge Sampaoli. Los laicos venían de obtener frutos económicos por su título continental y no titubearon en pagar los dos millones de dólares que pedía el conjunto ecuatoriano por el zaguero central.

Sin embargo, su rendimiento fue paupérrimo: jugó tan solo dos partidos, debido a un corte de ligamentos que lo mantuvo fuera de las canchas por un largo periodo. Tras ello, salió a Liga de Quito a préstamo y finalizó su vínculo con la U en 2015. Años más tarde, Morante confesó su gran motivo para no rendir en su paso por Chile.

"No me cuidaba mucho, lo juro. Me gustaba mucho la noche, el alcohol, las mujeres. Eso me apartó mucho en el fútbol. Senté cabeza cuando fui a Mushuc Runa. Ahí las piernas no me respondían" detalló a StudioFutbol.

Eduardo Morante decepcionó en su paso por la U. Fue de los refuerzos más caros de la época.

La noche no fue lo único que mermó el rendimiento de Morante en la U

No obstante, su afición por la noche no fue el único punto que mermó el rendimiento de Morante. En su paso por la U, lo afectó su alimentación en conjunto al poco control con los suplementos alimenticios. Según expresó el retirado central ecuatoriano, su cuerpo no le aguantó una vida ligada a la noche y al fútbol.

"Era extremadamente flaco y con lo que ganaba compraba suplementos. Los consumía en exceso. Tomaba mucha creatina y eso retiene líquido. Durante 2012, comencé a tener problemas y me empecé a romper las piernas. No me alimentaba bien y me jodía la vida. Cuando intenté sentar cabeza, el cuerpo no me respondía" sentenció.

VIDEO | La clavó al ángulo: el golazo de Agustín Arce para la U en el Superclásico sub-17 contra Colo Colo