Internacional

Las cuatro grandes desilusiones de Marcelo Bielsa en su carrera como entrenador

El argentino, a pesar de siempre recibir las alabanzas por parte de sus jugadores y de propios entrenadores rivales, no tiene una carrera muy laureada en términos de títulos ganados. A pesar de momentos buenos, donde es habitual animador en los torneos, por uno u otra razón, no puede finalizar con la gloria.

Publicado

en

Marcelo Bielsa es un entrenador especial. Su forma de ver el juego, incluso la vida misma, gusta a varios, buscando siempre el arco rival, proponiendo un fútbol vistoso y ofensivo. Acá en Chile dejó una gran cantidad de seguidores, sobre todo tras su paso por La Roja, donde logró clasificar a Sudáfrica 2010, mundial en el cual supo llegar a los octavos de final.

Lamentablemente para su carrera, los títulos son escasos, contabilizándose tres torneos locales en Argentina (dos con Newell’s Old Boys y uno con Vélez Sarsfield) y dos torneos juveniles con la Selección Argentina.

Siempre ha sido un tema esto en la carrera de Bielsa, sobre todo considerando que en varios equipos ha mostrado un gran nivel de juego y fútbol, sin tener la recompensa al final de cada proceso. La desilusión es algo con lo que el rosarino ha aprendido a convivir siendo entrenador.

Argentina en el Mundial del 2002:

El primer caso. La albiceleste camino al Mundial de Corea Japón 2002 se veía como una de las grandes candidatas a quedarse con el torneo, sobre todo tras la brillante eliminatoria y varios triunfos importantes en loas amistosos previos. Lo que sucedió en ese torneo todavía pesa en los hinchas argentinos, quienes sin explicación clara vieron como su equipo se fue eliminado en primera ronda, con solo un triunfo y sin poder vencer a Suecia en la fecha final.

Copa América 2004:

A pesar del primer fracaso el “Loco” siguió como entrenador del seleccionado argentino, teniendo como desafío siguiente la Copa América de 2004 en Perú. Tras un gran certamen llegó a la final ante Brasil y hasta el tiempo agregado se estaba coronando como flamante campeón. Lamentablemente apareció Adriano a los 93’ y anotó el 2-2 final que llevó la definición del título a los penales, instancia donde el Scratch se quedó con la copa. El golpe fue duro para Bielsa, quien semanas después y tras ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, se distancio de la albiceleste.

Final de la Europa League con el Bilbao:

Ya en España y con la conducción del Athletic de Bilbao, Bielsa tuvo una brillante actuación en la Europa League 2011-12, torneo donde llegó a la final eliminado a clubes como el Manchester United, Schalke 04 y Sporting de Lisboa. Desafortunadamente en el duelo decisivo, su equipo no logró estar a la altura y terminó cayendo por 3-0 ante el Atlético Madrid de Radamel Falcao. En su temporada siguiente no logró mantener su buen nivel, terminado por no renovar su contrato con los Vascos.

Ascender a la Premier League con el Leeds:

El último gran golpe. Leeds con Bielsa como entrenador fue el equipo que más tiempo estuvo en el primer lugar durante toda la temporada de la Football League Championship, pero una serie de caídas ante discretos equipos lo terminaron por dejar en el tercer puesto, apostando todas sus fichas de ascenso a la Premier League a los playoffs. En semifinales, tras ganar de visita 1-0 en la ida, terminó cayendo por un estrepitoso 4-2 ante el Derby County en condición de local, sellando una temporada sin pan ni pedazo para el rosarino y sus dirigidos. El tiempo dirá su podrá tener su revancha en el futuro con The Whites.

Facebook

+Vistas