Conéctate con nosotros

Entrevista En Cancha

Magnasco bajó las cortinas de sus hoteles: “Por el estallido y la cuarentena, tuvimos que cerrar”

El lateral de la UC relata su experiencia emprendedora junto a su padre, además de su interés por los negocios. Ya se tituló de ingeniero comercial.

Publicado

en

Stefano Magnasco es uno de los tantos emprendedores que han sido golpeados en estos últimos meses, primero por el estallido social y luego por el coronavirus. Cuando todavía jugaba en Holanda, el hoy lateral de Universidad Católica se asoció con su papá para adquirir un hotel boutique.

El negocio fue creciendo y sumaron un segundo, pero el golpe de la pandemia los obligó a cerrar. El futbolista de 27 años, también ingeniero comercial, relató a En Cancha esta experiencia emprendedora, por la cual se siente atraído para cuando le toque colgar los botines.

¿Qué pasó con los hoteles boutique?

Lamentablemente, por el estallido social y la cuarentena, tuvimos que cerrar. Es algo que le ha pasado a mucha gente, son problemas que nadie esperaba. Veremos, si se normaliza todo, qué soluciones puede haber, para seguir activando la economía y dando trabajo, que es lo importante ahora.

¿Cómo llegaste a ese negocio?

Por mi padre, mi papá vio el negocio antes de que llegara a Católica de vuelta. Él justo había terminado un trabajo y compramos el derecho de llaves de un hotel boutique. Nos metimos sabiendo que, obviamente, él iba a ser el encargado, yo no estaba muy encima. Fue creciendo, nos fue bien y ahí salió la opción del otro. Fue un aprendizaje y estamos abiertos a seguir haciéndolo si todo mejora.

¿Pero están cerrados por la pandemia o ya se deshicieron de ellos?

No, ya vendimos todo. En uno se vendió el derecho de llaves, el otro lo arrendábamos y fue vendido, así que estábamos obligados a salir.

¿Terminaste Ingeniería Comercial?

Sí, la terminé. Esto de los hoteles era también para ir aprendiendo de los flujos, de los balances. Siento que se me dio muy buen, porque fue un tipo de práctica con mi viejo y ahora estoy más capacitado para quizá afrontar otro emprendimiento.

¿Costó volver a los números?

Sí, obviamente, después de un par de años de no estudiar, costó. Pero se pasó bien, porque no era presencial, era en la casa, un poquito más individual. Siento que fue paso a paso y eso me ayudó a agarrarle un buen ritmo a los números.

Después del retiro, ¿fútbol o negocios?

Si bien falta, hoy en día, si me tocara retirarme, siento que más tirado a los negocios que al fútbol. Después, en 10 años más, no sé qué puede pasar. Cuando me tenga que retirar, veré, porque si bien me gustan mucho los números y el emprendimiento, también, obviamente, me gusta el fútbol. Veré mis prioridades en el momento.

Fabián Orellana se lució con asistencia para el segundo gol del Eibar

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

+Vistas

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2019 | Desarrollado por Magicweb.cl

Entrevista En Cancha