Entrevista En Cancha

Marcos Riquelme: “Estar en la U era uno de mis grandes sueños”

El ariete trasandino desechó otras ofertas para llegar al “Romántico Viajero” y espera romperla para prolongar su estadía por mucho tiempo. Ahora sólo enfoca en ser un aporte y ayudar a conseguir buenos resultados.

Publicado

en

El delantero argentino Marcos Riquelme llegó a Universidad de Chile este segundo semestre para aportar toda su experiencia y poder goleador. Ese que lo hizo destacar de sobremanera en el fútbol boliviano, donde dejó una huella difícil de borrar en Bolívar.


Hace un par de años supo brillar en equipos como Palestino y Audax Italiano, dejando una grata impresión en el fútbol chileno. La U también sufrió sus goles, pero ahora espera disfrutar y aprovechar a este delantero de 31 años. 


Su historia es peculiar, ya que nunca realizó divisiones inferiores y debutó recién a los 24 años en la última categoría del fútbol argentino. La pena más grande de su vida fue la muerte de su padre, pero siempre le agradecerá por apoyarlo en su decisión de dedicarse al fútbol. Riquelme dialogó con EnCancha.cl y reveló todos su secretos.

  • ¿Cómo nació tu pasión por el fútbol? 


El hecho por el que me empezó a gustar el fútbol es porque somos siete hermanos hombres, en el cual yo estoy en el medio. A mis hermanos más grandes siempre los veía jugar en la liga de mi barrio y después en los campeonatos amateurs que se hacían los fines de semana. También por mi padre, que cuando era joven jugaba. Es una pasión que viene de familia.

  • ¿Qué importancia tuvo padre en tu carrera? 

Cuando murió fue muy duro, él fue una de las personas que me llevó a tomar la decisión de dejar mi trabajo —porque yo hacía otra cosa— y dedicarme al fútbol, más allá de que el sueldo iba a ser menor a lo que yo ganaba. Me dijo que arriesgue, que por ahí me iba bien. Fue la mejor decisión en ese momento porque gracias ese consejo pude enfocarme de lleno en el fútbol.

  • ¿Siempre jugaste arriba? 

Sí, siempre fui delantero. Cuando era chico y me juntaba a jugar con mis compañeros me quedaba arriba nomas y me decían que era “pesquero”, que no bajaba a colaborar, pero siempre me gustó hacer goles.

  • ¿A qué jugador mirabas?

A Riquelme obviamente, por su juego, pese a que no es el puesto que yo tengo. También a Palermo, Carlitos Tevez. Ellos miraba cuando yo era más joven, eran los que seguía. Ahora a Messi y Cristiano, que juegan a otra cosa. Pero de todos ellos me quedo con Palermo, que hizo miles de goles de cabeza y uno todavía ve esos videos y se emociona. 

  • ¿Cuáles fueron tus primera armas como jugador profesional? 

Me tocó empezar a jugar de grande, a los 24 o 25 años debuté en la última categoría del fútbol argentino y me tocó salir campeón con Fénix, donde ascendimos a la C. Luego tuve un paso por la B Nacional, en el cual no me fue del todo bien cuando estaba en Olimpo de Bahía Blanca. 

  • ¿Por qué te costó tanto y no hiciste inferiores?

Intentamos con amigos, fuimos a varios clubes, pero venía de una familia numerosa y costaba mucho el tema del viático, de viajar todos los días. Salía a las 12:00 del día de mi casa y llegaba a entrenar a las 4 de la tarde cerca de la cancha de San Lorenzo y todos los días requería plata para el pasaje y para la comida, además volvía 10:30 de la noche destruido. Lo hice por mucho tiempo y llegó un momento en que no había para aguantarme por el tema económico. Siempre ese tema influyó mucho para no hiciera inferiores en ningún club y no pudiera formarme desde chico. Por eso que cada vez que llegó a un lugar lo hago para seguir aprendiendo, tengo 31 años pero quiero seguir creciendo. 

  • ¿Jugar tanto de forma amateur te dio un plus para tu carrera? 

Sí, tiene mucho que ver el tema de que me crié jugando en el barrio y con los amigos. Por lo general si me pegan una patada trató de levantarme de una e ir a buscar de vuelta o ir a chocar, no quedarme callado si alguien me putea. No soy de quedarme en el piso ni esas cosas. Siempre me gusta ganar, no me gusta perder ni en los reducidos. En mi mente está que en los picaditos también hay que ganar todo. Después, trato de llevarlo a la cancha y que salga lo mejor posible. 

  • ¿Cómo se da tu llegada a Chile?

Después de Olimpo volví a Fénix, me fue bien. Ahí llegó el llamado de Palestino y me trajo Pablo Guede. Mis años en Palestinos fueron buenos, logramos clasificar al equipo a Libertadores, me tocó salir goleador del torneo y después llegué a Audax Italiano, donde también me tocó hacer varios goles y llevar la cinta de capitán por varios partidos, por una lesión de Nicolás Peric.

  • ¿Qué pensaste cuando llegó el llamado de Chile?

Fue algo que no me lo había imaginado nunca, pensé que nunca iba a llegar. Fue el mayor logro de mi vida en ese momento. Cuando llegué dije “ya estoy acá, ahora tengo que seguir subiendo”. Venir a Chile fue la mejor decisión que pude tomar, mis pasos por los clubes de acá fueron bastantes buenos y Dios quiera que en la U sea el doble de lo mejor. 

Su paso por Bolivia

  • ¿Qué tan importante fue tu paso a Bolívar? 

Muy relevante. Mis dos años en Bolívar fueron de los mejores, conseguimos dos campeonatos, también me tocó salir goleador el año 2018, marcando una gran cantidad de tantos.

  • ¿Cómo se dio eso?

Audax había comprado un porcentaje de mi pase y me quedaban dos años de contrato. Llegó la oferta y a Audax le servía mucho, a mi también, y era un desafío bastante importante, porque estaba el tema de la altura. Era algo que tenía que ir y acostumbrarme. Sabía que iba a ser difícil, pero el hecho de que Bolívar juega competencias internacionales todos los años me empujó a tomar la decisión.  

  • ¿Qué fue más complicado: adaptarte a Chile o a Bolivia? 

Son dos cosas totalmente diferentes, porque el fútbol de acá es muy intenso. Si bien allá en Bolivia no tanto, el tema de la altura juega un papel importante, una vez que te acostumbras a eso puedes jugar en cualquier parte. Parecía que no me iba a acostumbrar nunca, sentía muchos ahogos en los primeros partidos.

Su deseo de ser azul

  • ¿Cómo viviste los partidos que jugaste contra la U?

Cuando llegué a Palestino me tocó enfrentar a los tres grandes, pero cuando uno enfrenta a la U en el Estadio Nacional se queda con lo que es la gente, el aliento. Me acuerdo que cuando me tocó hacerle los dos goles, en un 4 a 4 donde erré un penal también, pensé que estaba haciendo las cosas bien y que ojalá un día el Club se fijara en mí. 

  • ¿Cómo se gestó tu llegada a la U?

Tenía para irme a Arabia y también la chance de Chapecoense. De hecho, había hablado con el presidente de ese club, pero cuando supe del interés de la U llamé a mi representante y le dije que no quería saber nada con ningún equipo, quería venir a jugar acá. Le dije que en Bolívar no quería seguir. Me llamaron dirigentes y el técnico, no tenía que decidir. Le decía a mi agente todos los días que me trajera, que se cerrara luego todo. Era complicado, pero quería tomar este gran desafío. 

  • ¿Qué pensaste cuando te informaron que estaba todo cerrado?

Llamé a mi mujer y a mi familia y les dije que viajaba al tiro, que estaba todo arreglado. Fue todo tan rápido que sólo quería llegar a acá y pasar los exámenes médicos y firmar el contrato. Luego de entrenar y sumar minutos ante Palestino me deja con mucha tranquilidad. Llegar a este club, el más grande de Chile, me da mucha alegría. Una institución muy grande donde quiero tratar de tomarlo con la mayor seriedad posible y ser lo más profesional posible a la hora de defender estos colores, que sabemos que significan mucho.

  • ¿Cómo han sido tus primeras semanas en la U?

Todo muy bien, he visto los partidos de Copa Chile, que se ganaron bien. Los entrenamientos son muy buenos, mucha diversión. Si bien el fin de semana el resultado no era el que queríamos, seguimos trabajando de la mejor manera. A partir de ahora para nosotros serán todas unas finales y las tenemos que tomar como tal. 

  • ¿Cuáles son las expectativas en lo grupal?

Salir del lugar de la tabla en el que estamos, donde nadie quiere estar. Hoy en día lo primordial es lo grupal. Quiero dejarlo todo, ayudar a mis compañeros. Sabemos que estamos en un momento complicado, pero estamos convencidos de que lo vamos a sacar adelante y Dios quiera que a fin de año todos estemos con la tranquilidad de que hemos conseguido el objetivo de sumar la mayor cantidad de puntos y pelear la Copa Chile hasta el final. 

-¿Y las expectativas a nivel personal?

Obviamente ayudar al equipo a salvarse, marcar la mayor cantidad de goles posibles y que a fin de año me digan que quieren que siga y alargar mi contrato, para quedarme por mucho tiempo en la U. Acá hay muchos jugadores experimentados, que han jugado en la selección, otros que han ganado varios títulos, por eso trato de aprender de ellos y de seguir sus pasos, porque sabemos que son excelentes jugadores, son campeones, y ojalá, el día de mañana pueda lograr algo con este gran equipo, sería hermoso para mí. 

  • ¿Algún mensaje para la hinchada azul? 

Ellos son algo aparte, se sienten desde que yo llegué, pero muchos más antes. Siempre fui un seguidor de los equipos de Chile, veía a esta gran hinchada, que es la mejor, no paran de cantar nunca. Hoy más que nunca necesitamos de su apoyo, sabemos que están siempre. Son un jugador más para nosotros y juntos vamos a sacar esto adelante. Les dedicaremos la mayor cantidad de triunfos posibles y vamos a tratar de dejarlos tranquilos.   

La vida de Marcos Riquelme

  • ¿Cómo es Marcos Riquelme saliendo del CDA?

Lo primero que hago es ir a mi casa. Mi mujer y mi hija siempre me esperan. Hoy en día se está por agrandar la familia, mi señora tiene casi cinco meses, y ellas siempre fueron fundamentales. Soy una persona que le gusta estar siempre en casa. A veces me regañan por el hecho de no querer salir a pasear o a tomar un café. Me gusta estar tranquilo, con mi familia.

  • ¿Te gusta ver series?

Sí, me gusta. Veo series en Netflix. Me ha gustado mucho El Marginal y La Casa de Papel.

  • ¿Qué tipo de música te gusta?

De todo tipo. Cumbia o reggaetón un poco más.

  • ¿Alguna banda o cantante?

Damas Gratis escucho mucho.

  • ¿Alguna comida en particular? 

Siempre me gusta comer pastas o arroz. Fideos con salsa boloñesa. En la noche me gusta comer carne o pollo, para no ir a dormir tan pesado.

  • ¿Algún sueño pendiente?

He cumplido varios sueños. Hoy estar acá es uno de ellos, estar en el club más grande de Chile. El sueño cercano que tengo sería poder seguir acá y convertir muchos goles. 

  • ¿Si no hubieras sido futbolista, a qué hubieras dedicado? 

A ayudante de albañil. Mi padre era albañil y muchas veces lo iba a ayudar. Así que no tendría ningún problema. 

  • ¿Después de terminar tu carrera a qué te gustaría dedicarte? 

No he pensado, pretendo seguir jugando hasta donde me dé el físico. Si me preguntas ahora, no pienso seguir ligado al fútbol porque he perdido mucho tiempo con mi familia. Cumpleaños, Día de la Madre y todas esas cosas.

Facebook

+Vistas

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2019 | Desarrollado por Magicweb.cl