Conéctate con nosotros

Entrevista En Cancha

Mathías Corujo: “Hice todo lo posible por volver a la U. Sería muy lindo”

El exjugador de los azules, ganador de tres títulos, repasa su trayectoria en el club. Quiso volver el semestre pasado, pero ahora asume que es muy difícil. Su próximo paso será Nacional de Paraguay tras una larga lesión.

Publicado

en

Mathías Corujo dejó huella en Universidad de Chile. El lateral, que hoy tiene 33 años, jugó dos temporadas en el cuadro azul y ganó tres títulos (Apertura 2014, Supercopa 2015 y Copa Chile 2015), convirtiéndose en uno de los mejores extranjeros del club en los últimos años. Su partida, de hecho, dejó varios heridos.

Actualmente a un paso de firmar en Nacional de Paraguay luego de haber estado casi un año y medio sin jugar producto de una rotura de ligamento en su rodilla, “Chiche” dialogó con En Cancha sobre su recuperación, pero especialmente sobre su paso por el cuadro azul, reconociendo que le tomó un gran cariño a un club en el que durante su estadía, nació Bautista, su hijo que actualmente tiene cuatro años.

¿Qué significó para ti Universidad de Chile?

“Fue algo espectacular, vivimos dos años maravillosos, tanto en lo personal como en la familia, porque allá nació mi hijo Bautista, que hoy tiene cuatro años. Sin duda, ese fue el momento más importante. En lo futbolístico, fue maravilloso. Por suerte nos fue bien, ganamos tres campeonatos y se creó un grupo espectacular entre los jugadores y el cuerpo técnico. Siempre me hicieron sentir muy cómodo. La U siempre está en mi corazón. No puedo olvidar cada vez que entrábamos a la cancha y ver cómo la gente te alentaba. Son cosas que siempre voy a tener conmigo. Sin duda que Universidad de Chile tiene un plus que es su hinchada y la forma en la que alienta”.

La mayoría de los jugadores que pasan por la U valoran a su hinchada. ¿Por qué es tan importante?

“Yo no conocía mucho a la hinchada de la U, hasta que llegué. Desde el primer partido que jugamos en Santa Laura, donde ganamos 3-1 y hago el primer gol, empecé a ver la pasión de la gente. Sin duda, es diferente a otras hinchadas y lo puedo decir ahora, porque estando allá se podía pensar que estaba vendiendo humo. Se hacen sentir mucho y los jugadores nos damos cuenta de ese plus. Estoy muy agradecido de los hinchas por lo que me dieron, muy orgulloso de haber defendido esos colores”.

Corujo fue clave en la Copa Chile del 2015 ante Colo Colo. Anotó la apertura de la cuenta y luego, en la definición por penales.

Beccacece, el causante de la partida de Corujo

Tu salida dejó a varios hinchas heridos. Sé que tú tampoco te querías ir, pero tuviste un problema con Sebastián Beccacece ¿Qué fue lo que pasó?

“Creo que la gente entendió por qué fue mi salida. Me quedaba un año más de contrato y estaba muy cómodo, no quería irme, a menos que viniera algo muy importante. En ese momento, tenía una diferencia con el técnico, por cuestiones de manejo, que no me gustaban. Había tenido una charla con él durante el transcurso del campeonato y yo sabía que si él se quedaba, iba a tener que buscar una salida, porque no íbamos a encajar y no le quería hacer un daño a la U. No sé si él quería que yo estuviera, pero yo no quería estar más, porque no compartía muchas cosas que él hacía. Lamentablemente, fue así. Él se terminó yendo a los tres o cuatro meses y me fui a San Lorenzo. Desafortunadamente, después no pude volver. Estaba muy cómodo y mi familia también, pero son cosas del fútbol y cuando yo veo que ando está malo, lo hago saber, siempre con respeto”.

¿La mala relación con Beccacece empezó cuando él empezó a citar jugadores a su oficina mientras aún estaba Martín Lasarte y ustedes estaban concentrados?

“Me dolió eso, porque vi como Martín sufrió, es un caballero con todas sus letras y era muy querido en el grupo. Ver que estábamos concentrados para un partido y nos llamaran para hablar con el futuro entrenador, estando otro, era algo malo, no estaba bien. Hasta el día de hoy me reprocho haber ido, porque a mí me llevó Martín. No debí ir, por respeto a él, pero en ese momento no me di cuenta”.

¿Ustedes sabían de qué se trataba la reunión?

“No, nadie sabía, pero era un orden del club que teníamos que ir. Pero luego se fueron desencadenando muchas cosas que no compartía con él, pero ya está”.

La temporada 2019 de la U: “Sufrí mucho”

¿Cómo viviste esta traumática temporada 2019 donde el equipo peleó el descenso hasta el final?  

“Nunca esperé que un equipo como la U pudiera estar tan abajo. Es bravo cuando entras en un espiral de derrota, tras derrota. La U es un equipo donde hay mucha presión y es complicado si no hay un grupo fuerte, que por suerte lo había. Hablamos seguido con algunos excompañeros como Gustavo (Lorenzetti), Guzmán (Pereira) y con Johnny (Herrera), también intercambiábamos algún mensaje. Por suerte no terminó todo de la peor manera posible y el equipo siguió donde debe estar. Sufrí mucho con la campaña, todos los fines de semana seguía por el celular cómo iba el equipo. Ya pasó, y estoy seguro que no volverá a pasar más”.

Sin embargo, el equipo arranca muy abajo en la tabla del descenso y tendrá presión desde el comienzo. ¿Puede afectar considerando que se han ido muchos jugadores y han llegado pocos?

“Yo pienso que la U tiene muy buenos jugadores. Ahora empieza un año nuevo, habrá una pretemporada, los jugadores se conocen más entre ellos y con el entrenador. Creo que la U va a andar mucho mejor, porque hay buenos elementos. Con dos o tres refuerzos más, no tengo duda que van a salir adelante y no se va a sufrir más. Sería trágico que sucediera lo mismo y se bajara, pero no va pasar”.

¿Pudiste hablar con Johnny después de su salida que fue muy traumática?

“Cuando me enteré, que fue el mismo día, le iba a escribir, pero estaba todo muy caliente, preferí esperar y después se me pasó. Pero qué le puedo decir yo, él sabe todo, es uno de los máximos ídolos, el que más ganó. La tiene clarísima y ya está, son decisiones que se deben tomar. Yo no comparto lo que pasó, pero tiene claro que dejó todo en la U, nunca le pesó la camiseta y debe quedarse con el cariño de la gente, que es lo más lindo”.

“Chiche” lamantó la forma en que Johnny Herrera abandonó Universidad de Chile al final de esta temporada.

Mathías Corujo: “Hice todo por volver el semestre pasado”

¿Has tenido alguna opción de volver al club? ¿Te gustaría jugar nuevamente en Universidad de Chile?

“Obviamente que me encantaría. Hice todo lo posible el semestre pasado para poder ir, pero no se dio. Si bien pasan los años y ya tengo 33, sería muy lindo. Me siento muy bien, capacitado para vestir esos colores y vivir todo lo que me pasó ahí. Son cosas que la directiva decida, pero más allá de si pasa o no, me quedo con los mejores recuerdos de la U”.

Sería lindo para tu hijo verte jugar con la camiseta de Universidad de Chile…

“Seguro, porque tiene cuatro años y medio y él ya entiende casi todo. Tiene la camiseta de la U y verme con esos colores, sería algo espectacular. Es algo que puede pasar, pero si no me toca volver, que es lo más probable, me quedó con todo lo lindo e iré con Bautista a la cancha para que conozca”.

¿Dónde vas a jugar el 2020?

“Estamos viendo la posibilidad de jugar en Paraguay, hay algunos detalles. Tengo la chance de jugar en Nacional, así que calculo que en los primeros días del año que viene estará por allá”.

Tu última temporada y media estuvo marcada por la dura lesión que sufriste.

“La verdad que hace un año y medio que no lo pasé bien en lo futbolístico. Me lesioné a mediados del 2028. Me rompí toda la rodilla, el ligamento cruzado, lateral, etc. Tuve una recuperación de entre ocho y nueve meses, después viene el tiempo de retomar el ritmo futbolístico y me costó. Jugué las finales de Peñarol, pero no seguiré y ahora estoy tratando de estar en un equipo donde pueda sentirme cómodo y tener continuidad. La rodilla ya está muy bien, no tengo ningún dolor, así que espero volver de la mejor manera”.

¿Cómo viviste este tiempo de para?

“Es bravo, porque jamás pensé tener este tipo de lesión y cuando me pasó estaba en un momento muy bueno, con posibilidad de ir al Mundial. Me cayó todo golpe, estar cincuenta días en muletas, no poder apoyar el pie, bajé de peso. De a poco fui saliendo, pero ya tengo 33 años y no es como cuando eres un pibe que tienes más facilidad. Por suerte, me recuperé de la mejor manera posible, me siento con mucha confianza ahora”.

Gol de Patricio Rubio aparece entre los mejores de Copa Libertadores

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad

+Vistas

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2019 | Desarrollado por Magicweb.cl

Entrevista En Cancha