Conéctate con nosotros

Television

La difícil renovación de animadores que encabezan Millaray Viera, Emilia Daiber y Gino Costa

Los rostros sub 35 buscan su espacio en la televisión abierta.

Publicado

en

El pasado 19 de octubre, la campaña solidaria “Vamos Chilenos” encabezada por Mario Kreutzberger entraba en su recta final con Rafael Araneda, Martín Cárcamo, Julián Elfenbein, Karen Doggenweiler, Diana y Cecilia Bolocco, Eduardo Fuentes y Rafael Araneda. Rostros ancla de sus respectivos canales y que han sido el círculo de hierro de Don Francisco en eventos como éste o la Teletón.

Pero de manera virtual había otro animador que estaba haciendo sumando apariciones en este tipo de eventos: Gino Costa (33). “Siempre uno se siente como el nuevo o que hablan cosas que uno no cacha mucho”, confiesa el rostro de “Buenos días a todos” a Tiempo Extra.

“Pero no hay incomodidad, porque en este grupo, que es bien experimentado, que son mis mentores también, a ellos le debo mucho de mi carrera, no me siento tan visita”, agrega.

En el bloque anterior, Millaray Viera (33) fue la animadora más joven en ser parte de la campaña solidaria. Los dos periodista, junto a Emilia Daiber (30), son los rostros que hoy encabezan el recambio en televisión abierta. “Esto no implica que los rostros que llevan más tiempo no tengan que estar, no son excluyentes. Muy por el contrario, uno está aprendiendo recién”, afirma la animadora de “Oye al Chef”.

Los factores de una dilatada renovación

Las posibilidades para nuevos rostros en televisión abierta han sido pocas y la renovación difícil. Incluso, una generación anterior se fue diluyendo, quedando Jean Phillipe Cretton (35) y Humberto Sichel (39) como sus sobrevivientes, a los que se les ha sumado Simón Oliveros (35).

Algo que hace que la brecha entre esta nueva camada y los consolidados mayores de 45 años sea aún mayor. “Hay como una generación oculta”, reconoce Gino Costa, quien agrega: “¿Sabes lo que nos jugó en contra? Es que se haya vinculado a la juventud de que solo cantara y bailara”.

“No se les dio la posibilidad de opinar o generar una entretención desde otro punto de vista. Ahí hubo como un estigma que no permitió a la generación de mi edad encabezar programas de otro corte”, explica.

El crítico de televisión, Rodrigo Munizaga, es más fino en su análisis. Para el periodista, la difícil renovación de rostros tiene dos grandes temas. Por un lado, está la aparición de Youtube y las redes sociales, donde los sub 30 “consiguieron su modelo de negocio con auspicios en redes sociales o plataformas web. Por lo tanto, no les interesa la televisión”.

A esto se le suma que la TV abierta, “es súper conservadora y le cuesta mucho asumir riesgo, sobre todo en el caso de los hombres”. Según Munizaga, los mantienen “hasta, no sé, 70 años”. “En el caso de las mujeres, se sigue considerando ciertos patrones de belleza y si esas mujeres no calzan con eso, no tienen cabida. Es más bien la misma gente siempre”, explica.

Una situación que se complicó aún más con el estallido social, ya que los rostros de prensa fueron ganando espacios que antes estaban dominados por nombres ligados al entretenimiento.

El ascenso y caída de Karol Lucero

El espacio que ocuparon en “Vamos Chilenos” Gino Costa y Millaray Viera era un puesto que hasta hace algunos años tenía nombre y apellido: Karol Lucero. El ex rostro de Mega era a quien la televisión reconocía como el nuevo animador que se codeaba con los consolidados, llegando a ser el mejor pagado de sus generación.

“Si uno analiza el caso concreto de Karol Lucero, es un tipo muy ignorante. Un tipo muy poco preparado. Muy interesado en ciertas cosa, pero muy poco informado”, expone el crítico de televisión.

Según Munizaga, el ex panelista de “Mucho Gusto” es un tipo que “uno no podría valora su opinión respecto a la actualidad”. “Tampoco un Joaquín Méndez, tampoco María José Quintanilla. Es gente que no son lideres de opinión y no han constituido una imagen como lideres de opinión”, dice.

A la hora de abrir un poco más el espectro, su mirada es aún más crítica con los animadores sub 35. “Ninguno de estos rostros se ha preocupado construir opinar. Son súper extraños, porque los más viejos lo hacen. Usan sus redes sociales para promocionar el shampoo no sé cuanto. Hay toda una generación que les hizo súper mal ser influencer. Ellos mismo se han prestado para ser frivolizados”, afirma Munizaga, quien rescata a Millaray Viera.

“La razón de por qué no hablan de contingencia es algo calculado. No lo hacen porque no quieren resultar conflictivos para las marcas”, sentencia el periodista.

El oasis de los rostros nuevos llamado CHV

En este escenario, CHV ha sido el canal que ha apostando por nuevos rostros. Es en esta casa televisiva donde Emilia Daiber conduce “Oye al Chef” y antes animó “El discípulo del Chef”.

“Un paso súper importante”, reconoce la periodista y agrega: “Este es un programa que te permite reírte más, jugar un poco más, de tener un poco más de participación desde esa vereda”.

En la misma señal privada Millaray Viera es la animadora de “Yo Soy” y “Sabingo”, tras su paso por “Mucho Gusto”.

“A mi me encantaría tener un programa propio. Aspiro a eso también”, dice Gino Costa, quien si bien no ha comandado un espacio, si tuvo un gran desafío al animar el Festival de Dichato. “Me tocó dar dos paso más de los que debería haber dado”, confiesa.

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2020 | Todos los derechos reservados.