Conéctate con nosotros

Columna

#OpiniónCaturra: Hay que esperar, pero el tiempo apremia

Publicado

en

Por Patricio Erlandsen (@Pato_Erlandsen)

La conclusión, después de tres partidos oficiales (solo dos pude ver) es unánime. Wanderers mejoró y bastante, en relación al pobre nivel mostrado la campaña pasada con Eduardo Espinel, donde gracias a los cinco puntos que logró el equipo adiestrado por Silvio Fernández, se evitó el descenso a Primera B.

Es evidente que el equipo hoy muestra una línea de juego. No es ese cuadro vertiginoso de la época de Alfredo Arias, ahora con Córdova somos un equipo que apuesta a la tenencia y que no se desespera si es que debe volver hasta su arquero para recosntruir el ataque. Se busca por las bandas, los laterales se proyectan, el volante de quite (Carvajal), muchas veces se transforma en un zaguero más, pero asi mismo, puede terminar como volante ofensivo, apoyando la labor de Medel y Cortés (hasta acá, de los mejores refuerzos).

La clasificación ante Cobresal en Copa Chile, lograda en el último minuto, abrió la esperanza. No se brilló, pero se consiguió el objetivo y llegaron los goles. Por eso, fueron 10 mil las personas que arribaron ayer a Playa Ancha para el debut en el Transición ante Unión Española. No se pudo pasar del empate. Pudimos ganar, pero también perder. En otro inicio de campeonato, tal vez el punto no era tan malo, pero la necesidad de sumar es imperiosa. De local, no podemos sino, solo ganar para evitar el descenso.

Por suerte (y mucha suerte) Curicó no sumó ante la “U” y ya no somos colistas en la general. Ahora, sin embargo, se nos vienen dos salidas complicadas y deberemos recuperar los puntos no sumados ante Unión Española.

Wanderers es un equipo en formación y no quedan dudas que el tiempo hará que se transforme en un rival complicado para cualquiera. El único y GRAN problema es que tiempo es precisamente lo que no tenemos. Hoy, hay que sumar como sea en los próximos catorce encuentros.

Córdova se encuentra en una gran encrucijada. Debe darle forma a una oncena que debe ganar todo lo que pueda. No hay tiempo para procesos y eso lo debemos tener todos claro. Gran parte del futuro de nuestro equipo va a depender del delantero que falta por llegar. Si no se le apunta, es seguro que sufriremos. Imagino que el amplio tiempo que se han tomado en buscarlo será justificado.

¡Vamos Wanderers! Se nos viene otra temporada para sufrir, pero por supuesto, ahí estaremos. Como siempre.

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2020 | Todos los derechos reservados.