Conéctate con nosotros

Columna

#OpiniónCruzada Buenas noticias

Publicado

en

Por: Milo Parker (@UCParker)

Ganamos y aún estamos vivos.

Ser campeón se ve muy lejano futbolística y matemáticamente. Y ya que la selección chilena nos hizo invertir en la mejor calculadora del mercado, aprovechemos de calcular las opciones de U. Católica para triunfar en el presente torneo de Transición. (soñemos, es gratis)

Estamos a ocho puntos de los líderes, a seis fechas del final. Ojo, que cuatro de esas fechas son en condición de visitante, clásico universitario incluido. Y jugando de visita aún no sabemos de triunfos (2 pts. sobre 12 posibles).

Ante esos datos, imposible no recordar la remontada que nos dio el título del Bicentenario 2010. En el cual remontamos siete puntos a falta de siete fechas. Hoy está harto más difícil –futbolística y matemáticamente- que en esa ocasión, pero esto es fútbol y la fe es lo último que se pierde.

Bueno, vamos a lo que se vio en la Fortaleza Cruzada. Ambos equipos veníamos de duras caídas y eso se notó. Los primeros quince minutos de juego que fueron muy imprecisos. Se percibía más temor a equivocarse que hambre por imponerse. Hasta que despertó el Chapa. Que buena noticia.

Cuando pensamos que veríamos a un Chapa abatido tras el funeral de Sao Paulo, vimos su mejor versión. El Chapa eléctrico, el de la semifinal de la Copa Centenario frente a Colombia. Realmente se echó el primer tiempo al bolsillo. (y el segundo también)

Dos enganches electrizantes hacia adelante (consecutivos) le bastaron para pasar por sobre el bloque defensivo rival. Ya con ventaja, sirvió un centro europeo a David Llanos, quien falló su remate dejando servido el rebote para el gol del Tanque. Segunda buena noticia.

Recién iniciado el segundo tiempo, un inspirado Jose Pedro Fuenzalida volvió a sentir su romance con la línea de fondo y se mandó a encarar (desde exactamente la mitad de la cancha, de afuera hacia adentro) con una convicción propia de los mejores tiempos de Matías Fernández. Y encima lo finiquitó a lo Alexis Sánchez contra el Real Madrid; freno endemoniado, y una perla de vaselina (desde afuera del área) para decretar el mejor gol de lo que va de torneo.

Luego el equipo manejó el partido y lo cerró con candado. (cero gol en contra)

Destaco esto último, ya que re estrenamos (como esquema central) la temible línea de tres en el fondo. La misma que nos barrió del torneo anterior en las primeras seis fechas. Pero esta vez resultó bastante mejor. A momentos defendimos con cuatro y a veces hasta con cinco en el fondo, con una buena fluidez en los movimientos tácticos. Habrá que verla frente a rivales que nos exijan mayor trabajo defensivo.

Lo bueno; ganamos, despertó el Chapa, se alivianó la mochila del Tanque, volvió Llanos (quien se mostró como una excelente alternativa para acompañar en ataque al tanque, que definitivamente necesita un socio de cara al arco). No brilló la ausencia del Enano. Si la de Carlitos. Ah, y resucitó Leonardo Zamora (ayudante técnico), que lo dimos por muerto hace unas semanas y ayer declaró como un campeón en zona mixta. Puras buenas noticias.

La hinchada; maravillosa, como siempre.

El quipo volvió a mejorar y nos quedan seis finales por delante. La primera; Huachipato en el Cap.

¡Vamos!, Católica.

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2020 | Todos los derechos reservados.