Conéctate con nosotros

Columna

#OpiniónCruzada Siete meses sin despegar

Publicado

en

Por: Milo Parker (@UCParker)

Había que levantarse de la caída en la Supercopa. La gente llenó la casa, como de costumbre, ¿pero el fútbol?, el alma de la fiesta, ¿dónde quedó?

Podríamos tranquilizarnos y decir “esto recién comienza”, “estamos en rodaje”, u otros clichés simpaticones, pero lo cierto es que desde que firmamos el bicampeonato en Temuco que el equipo no ha vuelto a despegar.

Con todo respeto, somos Católica. En San Carlos hay que ganar con autoridad, siempre, contra el rival que sea.

El equipo, a momentos, juega bien, somos profundos, se nota el trabajo táctico, pero se percibe un cansancio psicológico, que se agudiza cada vez que el equipo no gana. Y sabemos cómo es el fútbol, cómo funcionan los ciclos. Si el equipo no logra ganar, llegan los fantasmas al vestuario, y “Gasparín” es aguja, trae a toda su banda y se plantan sobre la confianza del equipo. Te bajan a la B, les da lo mismo.

La confianza es clave. Y el caso que vivimos hoy en Católica supone ser el cáncer de confianza más maligno, ese que brota desde los laureles del éxito.

En lo personal, soy de respetar los procesos. Revisar la campaña al final, una vez terminado el campeonato, pero creo que eso se debió haber hecho durante el receso que recién pasó.

Si hasta el nombre del campeonato induce a pensar que había que refrescar el vestuario, barrer los fantasmas y poner en marcha un nuevo proyecto.

Aún es la primera fecha, todavía estamos a tiempo para levantarnos con lo que tenemos, como también para hacer los cambios que se estimen convenientes. El problema es que el torneo es corto, y quizás en tres semanas más ya sea demasiado tarde.

Respeto el trabajo y agradezco los logros de la era Salas, pero cuando la confianza no anda, al igual que en el amor… sabemos cómo termina.

Con respecto a lo que pasó dentro del campo de juego, fue un partido parejo, apretado. El primer tiempo Católica atacó principalmente por la derecha, la dupla J.C. Espinoza-Fuenzalida anduvo bien. Me permito destacar el brote de confianza que viene mostrando “Jay-C” Espinoza y Luciano Aued.

El equipo mejoró un poco en el segundo tiempo, tuvimos 20 minutos muy buenos. De mucha presión y llegada, pero no bastó para doblegar al adversario. Es más, sobre el cierre del partido, nos salvamos de un penal que ya estaba sancionado. Finalmente el line-man reconoció que la jugada estaba invalidada y volvimos a respirar.

Así terminamos el partido, sufriendo. Quizás demasiado para el nivel que se le exige al Club, y más en San Carlos de Apoquindo.

Próximo batalla, contra Unión Española en Santa Laura. Casi un clásico. Para bien o para mal, cualquier resultado que no sea empatar, será gravitante.

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2020 | Todos los derechos reservados.