Conéctate con nosotros

Television

La triste cuarentena de Paulina Urrutia y Augusto Góngora: “Ha sido aprender a recordar que se acerca la muerte” 

La actriz reveló que la enfermedad de su pareja avanzó.

Publicado

en

Paulina Urrutia reveló los duros momentos que ha pasado junto a su pareja, Augusto Góngora, en medio de la pandemia. La actriz, quien desde 2014 vive con el diagnóstico de Alzheimer de su marido, comentó a LUN que la enfermedad ha avanzado y las cosas se han complicado aún más sin poder salir de la casa.

Te puede interesar: Aseguran que Mega quiere a Eduardo Fuentes para el “Mucho Gusto” 

“No sé cómo explicarte qué significa para una persona con Alzheimer perder el contacto con otros seres humanos, no poder tomar una micro o el metro, recorrer un museo, ir al teatro”, dijo al citado medio. 

“Ha sido absolutamente devastador para el Augusto, que no ha podido ver a sus hijos y nietos. La enfermedad ha avanzado como si hubieran pasado años”, Agregó Paulina Urrutia.

En el mismo contexto, la actriz contó que ha necesitado de mucho apoyo anímico, uno que “nunca pensé que iba a requerir”.  

“Ha sido devastador ver cómo la enfermedad avanza. El Augusto tiene ahora más de un 80% de deterioro funcional y requiere apoyo para todo. Necesita desde que le dé de comer hasta que lo acompañe al baño”, señaló. 

Así, la pareja pasa sus días saliendo dos horas diarias por el condominio donde viven.  

“Él es feliz cuando camina. Yo le digo El Alcalde, porque saluda a todas las personas, jajajá. Una vez por semana vamos a comprar al almacén del barrio, donde tiene menos riesgo de contagio. Pero como no comprende nada de lo que está pasando, cuando le pongo la mascarilla se enoja y le da una pataleta. Me dice: ‘Yo no quiero nada con usted, señora’. Tú no sabes la angustia y el dolor que me provoca eso”, señala una acongojada Paulina Urrutia. 

Paulina Urrutia y Augusto Góngora, una historia de amor 

La actriz nacional comentó también lo complicado y doloroso que ha sido para ella ver a su pareja en ese estado. 

“Él es una persona tan emblemática, que jugó un papel tan importante en recordar los episodios más oscuros de la dictadura para no volver a repetirlos. Es importante que sus últimos años los pueda vivir con dignidad”, dijo Paulina Urrutia a LUN. 

Con la cuarentena el Augusto pasó a vivir cuadros de demencia, con no comprensión de la realidad. Esto empezó a manifestarse a los 62 y llevamos así seis años. Para mí ha sido aprender a recordar que se acerca la muerte, que es un momento maravilloso para descubrir cómo hemos vivido. Nosotros alcanzamos a entrar en el Auge con esta enfermedad, pero aun así hay un poder de empobrecimiento terrible porque se pierden oportunidades de trabajo. Hemos recibido el apoyo económico de los hijos de Augusto”, sentenció. 

Publicidad
Publicidad

Tiempo Extra

Publicidad

Publicidad

Copyright © Palco Comunicaciones 2010 - 2020 | Todos los derechos reservados.