La Roja

Los 4 pecados capitales de Martín Lasarte que tienen a La Roja con un pie fuera de Qatar 2022

El paupérrimo registro del uruguayo al mando de la Selección Chilena se basa en algunas decisiones poco acertadas desde la Copa América a la fecha.
viernes, 10 de septiembre de 2021 · 11:46

La Selección Chilena marcha antepenúltima en las clasificatorias mundialistas para Qatar 2022 con siete puntos. Tres de ellos los aportó Martín Lasarte, en cinco partidos, en tanto que su predecesor Reinaldo Rueda sumó cuatro en igual cantidad de juegos al inicio.

El registro del uruguayo está al debe y genera críticas en el medio futbolístico. Algunos de los pecados de "Machete" son:

Poca audacia

Habría que venir llegando de otro planeta para no saber que Martín Lasarte ha sido siempre un técnico conservador. Pero ha habido instancias en estas Clasificatorias en donde se ha resaltado esa condición y la formación de La Roja para enfrentar a Colombia es prueba de ello.

Pese a no contar con los referentes ofensivos Eduardo Vargas ni Alexis Sánchez, optó por enviar solo en ataque a Iván Morales, algo que dio para que incluso lo compararan con las viejas formaciones en partidos de visita de Luis Santibáñez, que a estas alturas son un paradigma de la defensividad.

Iván Morales fue un náufrago en el ataque vs Brasil y Colombia.

El ingreso de Luis Jiménez por el atacante albo no cambió mucho la condición y el mediocampo tampoco tuvo un carácter audaz y eso le permitió a la Colombia de Reinaldo Rueda darle un baile a La Roja como hace muchísimos años no se veía. Eso solo pudo cambiar con el ingreso salvador de un Charles Aránguiz que, pese a estar a media máquina, le dio un poco de dignidad al seleccionado chileno.

El caso de Ben Brereton también califica. Si bien el británico estaba convocado, no creía en él e ingresó al equipo solo cuando ya no había más opciones. El jugador del Blackburn Rovers que Reinaldo Rueda convenció de jugar en La Roja fue un hallazgo casi por azar y no por convicción.

Lento en los cambios

Si bien algo se insinuaba de la poca velocidad de "Machete" para generar sustituciones, fue en el partido contra Ecuador donde esa condición quedó en evidencia.

Los dueños de casa quedaron con un hombre menos a mediados del complemento. Lasarte tardó más de 10 minutos para efectuar cambios que permitieran aprovechar esa ventaja. Pese a ello, La Roja no se creó situaciones claras y fue Ecuador quien estuvo más cerca del triunfo.

Decisiones inadecuadas

La Roja ha extrañado la presencia de Alexis Sánchez, quien está aquejado por una larga lesión que le ha impedido jugar por el Inter de Milán y estar en las nóminas del Equipo de Todos.

El origen de la lesión del "Niño Maravilla" estuvo en una mala decisión del cuerpo técnico de La Roja. Alexis no estuvo en la fase inicial de la Copa América, pero insistió para estar en los cuartos de final contra Brasil. Pese a contar con un detallado informe médico que advertía sobre los riesgos de incluir al tocopillano, cedió ante la presión del jugador y lo convocó para el juego de cuartos de final.

Lasarte apostó por un Alexis lesionado en la Copa América.

El resto de la historia es conocida. El jugador más desequilibrante de La Roja no se ha vuelto a recuperar, está en la cuerda floja en el Inter de Milán y no estuvo disponible en la triple jornada clasificatoria donde La Roja obtuvo solo un punto.

Nóminas poco acertadas

A muchos les llamó la atención que Luciano Arriagada y Clemente Montes estuvieran en la lista de la Copa América. El colocolino jugó unos minutos y quedó en la retina un gol que se perdió contra Paraguay. El cruzado no actuó. Se habló de potenciar a las figuras de proyección, pero nunca más aparecieron en las nóminas.

El tema del recambio tampoco se ve claro en el horizonte, tanto en la historia de nominaciones como en el trabajo con Patricio Ormazábal, el técnico de la Sub 20 que es uno de sus asistentes.

Si bien no es tema de Lasarte, la ANFP estuvo de acuerdo con la CONMEBOL en suspender los Sudamericanos Sub 20 y Sub 17, con lo que se le echa una palada más de tierra a una generación de jugadores que estuvo en el último Mundial Sub 17 de Brasil, que podría perfilarse como el ansiado recambio para dentro de un par de años.