Revelan detalles de la vida de Nano Calderón en la cárcel

No tiene televisión y conversa mucho con los gendarmes de turno.
sábado, 24 de octubre de 2020 · 15:18
Ya han pasado semanas desde que no tenemos noticias de Nano Calderón. El hijo de Raquel Argandoña y Hernán Calderón Salinas se encuentra cumpliendo prisión preventiva en Santiago 1 por el tiempo que dure la investigación en el caso de parricidio frustrado en su contra.  Ahí, y según consigna Glamorama, el joven vive en habitación sin vista al exterior y cuyas ventanas sólo pueden ver el pasillo. No tiene contacto con ningún recluso y lo custodia durante todo el día un gendarme, funcionarios que se han transformado en la mejor compañía para el hermano de Kel.  Fuentes del caso informan a este sitio que su mayor pasatiempo es conversar con el gendarme de turno asignado a su custodia. El turno cambia a la 8 AM, hora en que el interno se ducha”, señalan en el citado medio, agregando que la alimentación de Nano Calderón también es dada en la pieza.  Tiene muy buena onda con ellos y con los funcionarios de Santiago 1. Se ha manifestado contento por el trato, cosa que no olvidará. Ha dicho que, una vez que abandone la cárcel, los llamará para saludarlos y agradecerles”, agregan.  Así, Nano Calderón tampoco tiene acceso a la televisión y sólo cuenta con 3 libros, que señalan ya habría leído. Al mismo tiempo, estaría esperanzado de salir en algún momento de la cárcel para cumplir con la medida cautelar en la casa de su madre, Raquel Argandoña. 

Raquel Argandoña recibe el apoyo por caso Nano Calderón 

Hace algunas semanas, Raquel Argandoña se subió al transporte público, se paseó por Plaza Sotomayor, utilizó el ascensor El Peral y se subió a una lancha. Pero hubo un particular momento que destacó en sus despachos desde la V región.  La panelista de “Bienvenidos” comenzó a recibir las bromas de sus compañeros en el estudio sobre una posible candidatura para ser alcaldesa.   Se desenvuelve increíble”, dijo Amaro Gómez-Pablos. “Tu público, Raquel. Tu público”, agregó Tonka Tomicic.   Esto llevó a que Raquel Argandoña se acercara a la gente que estaba en la Plaza de la Justicia. Fue ahí cuando una señora le dijo: “Oye Raquelita, te adoro y me gustaría después por interno comunicarme contigo”.  A su lado, estaba otra mujer que también quería conversar con el rostro de Canal 13. Esta mujer tenía un especial mensaje relacionado con Nano Calderón.  Quisiera decirte: ¡Fuerza!”, dijo la mujer, quien agregó: “La fuerza de parte como mamá para ti”.   “Muchas gracias”, respondió Raquel Argandoña, tratando de cortar el tema, para luego iniciar su camino al ascensor El Peral. “Qué buena onda”, se escuchó decir por atrás a Amaro Gómez-Pablos.