"Fuiste mi partner": El emotivo abrazo de Raquel Argandoña a Tonka Tomicic tras liberación de Nano Calderón

El rostro de "Bienvenidos" además reveló que le escribía a su hijo tres cartas diarias mientras estaba en prisión.
lunes, 26 de octubre de 2020 · 14:12
El matinal de "Bienvenidos" llevó en exclusiva las declaraciones de Raquel Argandoña tras la salida de su hijo de Santiago 1 para cumplir arresto domiciliario dentro de un centro de salud mental. En medio de su relató sobre cómo se había enterado de la posibilidad de que su hijo fuera dejado en libertad, el rostro de Canal 13 aprovechó de agradecerle a su compañera de trabajo Tonka Tomicic. Emocionada frente a la alegría de Raquel Argandoña, la animadora quiso hacerle una pregunta, para solo ser interrumpida por la madre de Kel Calderón. "Tu fuiste tan a la pinta, Tonka, de verdad, fuiste de verdad", dijo, para luego,  sin respetar las medidas sanitarias, darle un fuerte abrazo. "No sé, el distanciamiento social me da lo mismo, porque de verdad fuiste mi partner, tú y tu marido. De verdad, muchas gracias". Ante esta demostración de cariño, la animadora le contestó: "Te queremos mucho", cambiando posteriormente el tema.

Las cartas de Raquel Argandoña a su hijo

La conversación siguió y Tonka Tomicic reveló algo personal que Raquel Argandoña le había comentado. "Tú le escribías cartas a tu hijo...". De inmediatamente, Argandoña contestó: "Sí, le escribía cartas cuando se podía". "Le escribía tres cartas diarias", confesó.  "Todos los stikers de Santiago me los compré, caritas felices, una casita así bien humilde con unos chanchitos, porque él lo único que quiere es tener algo a futuro, con chanchitos alejado de la cuidad", contó la panelista de "Bienvenidos". El rostro de Canal 13 también relató que su madre la hacía cartas a Nano Calderón y luego se refirió a cómo ha estado la abuela de Kel con toda esta situación. "Mi mamá estaba todos los días arreglada y pintada.  Yo le decía: 'Mamá, ¿por qué te arreglas tanto?'. Y me decía 'porque yo se que ustedes me van a mentir, no me han dicho, yo estoy segura que va a tocar el timbre y va a aparecer mi nieto regalón", dijo.  "Mi mamá tiene 93 años y mi hijo lo único que me decía es 'que me espere, que me espere, que no se vaya. Porque yo tengo que darle un abrazo antes que se vaya'", afirmó Raquel Argandoña. 

Otras Noticias