Halyna Hutchins

Se suma la tragedia de Alec Baldwin: Brandon Lee, “Deadpool” y otras trágicas muertes en rodajes de películas de Hollywood

El accidente ocurrido en el rodaje de "Rust" recordó otros accidentes como los ocurridos en “El Cuervo” y "Top Gun".
viernes, 22 de octubre de 2021 · 11:42

Durante la tarde del jueves Alec Baldwin protagonizó un trágico episodio en medio del rodaje de “Rust", cuando dio muerte a la directora de fotografía Halyna Hutchin, tras un disparo de un arma de utilería. El accidente trae a la memoria otras lamentables tragedias ocurridas en medio de rodajes de Hollywood. 

Es que los accidentes en los set de grabación son más frecuentes de lo que se imagina, y la industria cinematográfica ha dejado recordados eventos desde el disparo fatal de Michael Massee a Brandon Lee en el rodaje de “El Cuervo”, hasta el más reciente en la segunda entrega de “Deadpool”.

Brandon Lee en “El Cuervo”

Uno de los casos más insignes de las tragedias en los set de rodaje es el caso del hijo de Bruce Lee. El actor, con una prometedora carrera en el cine, murió a los 28 años en 1994 luego de recibir un disparo en una escena donde había dos pistolas, una real y otra de fogueo.

Jon-Erik Hexum en “Cover Up”

En 1984 se registró una nueva muerte en el set en medio de las grabaciones de la serie “Cover Up”. En ese momento, el protagonista de 26 años quiso bromear con una de las pistolas de fogueo disparándose en la frente, un impacto que resultó fatal ya que el arma estaba cargada. 

Arthur Everett en “Top Gun”

Arthur Everett Scholl era uno de los pilotos encargados de realizar las maniobras aéreas de la película protagonizada por Tom Cruise. El piloto contaba con una amplia experiencia, desempeñándose como instructor y realizando varias acrobacias. Sin embargo, durante una escena perdió el control de su nave, cayendo directo al océano Pacífico, donde nunca se encontró el avión ni su cuerpo.

Joi Harris en “Deadpool”

Uno de los más recientes accidentes se registró en el set de la secuela de “Deadpool”. Ocurrió mientras Joi Harris, experimentada actriz en doble de riesgo, hacía una escena correspondiente al papel de Domino, en la que perdió el control de su moto, estrellándose contra un edificio.