Princesa Diana

Kristen Stewart solidariza con Lady Di en “Spencer”: “Se sintió tan aislada y sola”

La película dirigida por Pablo Larraín hizo su estreno en la competencia oficial y fue destacada por la crítica.
viernes, 3 de septiembre de 2021 · 17:04

De la mano del cineasta chileno, Pablo Larraín, Kristen Stewart se metió en la piel de Lady Di para Spencer, la cinta que acaba de debutar con gran éxito en el Festival de Venecia, y que sigue a la princesa durante sus vacaciones navideñas. 

El film, que es parte de la competencia oficial, explora una mirada solitaria de la princesa de Gales, mientras regresa al lugar donde creció, y al mismo tiempo, enfrenta el inminente final de su matrimonio con el príncipe Carlos, lo que la sume en la tristeza y la deja pérdida espiritualmente. 

Pero a pesar del desafiante trabajo, Kristen Stewart destacó que este es uno de los mejores roles que ha interpretado en su carrera, y que incluso la empoderó y le dio mucha seguridad. “Disfruté más de mi físico haciendo esta película que con cualquier otra cosa. Me sentí más libre, viva y capaz de moverme, e incluso más alta”, destacó en la conferencia de prensa, según declaraciones que recogió Variety.

Sobre la inspiración que tomó en la “princesa del pueblo”, la actriz expuso que “la miro, las fotos y los videoclips fugaces, y siento que el suelo tiembla. Diana sobresale como una casa brillante en llamas”.

Kristen Stewart solidariza con la soledad que retratada en “Spencer”

En “Spencer” la actriz de “Twilight” da vida a la princesa Diana de Gales, durante uno de los periodos de más exposición mediática, cuando estaba en medio de su divorcio con el príncipe Carlos, pero profundiza en lo perdida y sola que estaba, a pesar de tener un séquito real a sus órdenes. 

“Hay personas dotadas de una innegable energía penetrante. Lo realmente triste de ella es que tan normal y casual, inmediatamente también se sintió tan aislada y sola. Hizo que todos los demás se sintieran acompañados y reforzados por esta luz y todo lo que quería era recuperarla”, expuso Kristen Stewart.

La cinta se contextualiza en diciembre de 1991, cuando la princesa Diana pasa las vacaciones de Navidad con la familia real en la propiedad de Sandringham en Norfolk y toma la decisión de separarse del heredero al trono de Reino Unido.

“Realmente no importaba lo que estuviera usando. Ella era alguien que usaba la ropa como armadura, pero estaba constantemente disponible y visible. No podía esconderse, llevaba su corazón en la manga y eso, para mí, es lo más genial que hizo”, agregó sobre el valor que recoge acerca de la figura de Lady Di.