La nueva vespertina de Mega

María Gracia Omegna y Nicolás Oyarzún dan detalles de lo que serán su papeles en "Edificio Corona"

Ambos personajes estarán involucrados en un trío amoroso junto a Mario Horton.
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 08:46

María Gracia Omegna y Nicolás Oyarzún dieron luces de lo que serán sus papeles en "Edificio Corona", la nueva teleserie vespertina de Mega. 

La actriz de "Papá a la Deriva", quien interpretará a Javiera, será parte de un trío amoroso entre Mario Horton (Germán) y el actor antes mencionado, quien dará vida a Pablo. 

Javiera está casada hace 15 años con Germán, quien es un hombre exitoso, pero también mujeriego, y justamente su esposa comienza a darse cuenta que Germán la menosprecia y la reprime.

La cuarentena es el momento perfecto para librarse de estos prejuicios fomentados por su esposo y decide dedicar parte de su tiempo a lo que más le gusta: la cocina. Es ahí donde empieza a impartir clases online, le va bien y su autoestima comienza a aumentar. En las mismas clases, conoce a su vecino Pablo, quien la hará darse cuenta de muchas cosas. 

"Él la hace reencontrarse con ella misma. Pablo la respeta, respeta lo que hace y la admira. Se siente cómoda, es un espacio donde ella fluye mucho, no está cuidando sus modos, ni sus formas, ni lo que dice, ni reprimiendo nada, que es lo que le pasa en su vida actual, que se reprime mucho", contó María Gracia a La Cuarta.

Además, Omegna aprovechó de contar más de su personaje: “Javiera representa mucho a un tipo de mujer que tiene el sentido maternal muy desarrollado, a pesar de no ser madre. Y que con ese ejercicio maternal de ser madre con otros (como con su pareja), termina anulándose. Es muy representativo, ya que es una mujer que vive dentro de una relación muy narcisista, donde el hombre sólo prioriza y le da importancia a sus cosas".

Nicolás Oyarzún también contó detalles de su personaje, que según él, le caerá bien a todo el mundo: “Pablo es un tipo simpático, esos con la habilidad de subirle el ánimo a quien sea. Un padre enfocado en su hijo, que es capaz de empeñarse por la felicidad de su cabro. Conoce a Javiera y el amor se hace protagonista de su historia. No es el mejor del mundo, probablemente en nada, pero es un buen padre y un buen tipo, creo que es suficiente para él. Se toma la vida con simpleza”.