No fue muy acertado

"Te encargo el caracho de mi polola": La divertida anécdota de Julio César Rodríguez y particular regalo a una amiga

La pareja de la festejada tampoco estuvo muy feliz con el obsequio del animador.
miércoles, 27 de enero de 2021 · 10:47

Los animadores en Contigo en la Mañanatuvieron una distendida mañana de miércoles y terminaron hablando sobre ropa interior y anécdotas sobre situaciones vergonzosas en que se vieron involucrados.

Monserrat Álvarez comenzó la jornada preguntando a Julio Cesar Rodríguez si alguna vez se había desnudado en público. Una consulta que el animador respondió que solo lo había hecho una vez por una apuesta en la radio.

El rostro de CHV relató que en su tiempo de universidad vivió muchas pobreza por lo que en más de una oportunidad dio vuelta los calzoncillos, pero que ahora prefiere usar ropa interior temática. 

Rápidamente, su compañera respondió sorprendida que en su círculo cercano también usan esa tendencia. “Si alguien anda vendiendo calzoncillos temáticos me avisa, porque mi pololo usa, sobre todo cuando va a cerrar un negocio, usa uno con dólares”

Además, Monserrat Álvarez reveló que cuando tenía 14 años, en unas vacaciones familiares, salió apresurada y olvidó ponerse calzones. “Mis hermanos empezaron a hablar de ropa interior y, de repente, me subo la faldita y me di cuenta que se me había olvidado ponerme calzones, lloré de vergüenza todo el camino hasta que compraron en el camino”, contó

Julio César Rodríguez: "Mi polola y el pololo de ella enojados conmigo"

Además, la animadora de "Contigo en la Mañana" reveló que ella consideraba más común regalar calzoncillos a un hombre que lencería a una mujer, porque se podía prestar para malos entendidos. 

Tras su intervención, Julio César Rodríguez siguió con las anécdotas y en medio de las risas agregó: “Una vez venía de un viaje muy apurado y tenía un cumpleaños de una amiga y no tenía regalo, por lo que pasé rápidamente a una tienda del aeropuerto y compré lencería porque era tomarlo pagarlo y listo”. 

El animador concluyó: “Cuando ya estaba instalado en el cumpleaños empiezan a abrir los regalos y yo estaba con mi polola al lado. Fue ahí que me di cuenta de la dimensión del problema y pedí que lo abriera después, pero mi amiga no tuvo problema en abrirlo porque pensaba que eran chocolates y cuando lo saca era un babydoll con ligas y te encargo el caracho de mi polola y yo súper inocente, pero mi polola y el pololo de ella enojados conmigo, por lo que me tuve que ir”.

Otras Noticias