"Pecados Digitales"

“Siento que me expusieron”: Antonella Ríos se descargó tras polémica pregunta de historiadora feminista que cuestionó su trabajo

La actriz hizo saber su molestia asegurando que estaba pasando por un mal momento y los cuestionamientos la hicieron sentir muy mal.
sábado, 2 de octubre de 2021 · 23:41

Antonella Ríos participó del nuevo capítulo de Pecados Digitales, programa de Mega que tiene la misión de exponer la vida de los famosos en redes sociales, y en donde entre otras cosas, repasaron su trabajo vendiendo fotos en plataformas digitales. 

Desde el año pasado la actriz abrió un perfil en un sitio de suscripción de adultos, por el que recibe ingresos al subir diferentes postales, las que pueden o no ser de corte erótico. Por lo mismo, en el programa conducido por Javiera Contador y Yerko Puchento la interrogaron sobre los detalles. 

Sin embargo, el problema llegó cuando la enfrentaron con María José Cumplido, historiadora feminista, quien la cuestionó debido que aseguró que la labor que realiza al vender su imagen, contribuye a cosificar a las mujeres, lo que motivó una sentida reflexión de Antonella Ríos, quien terminó al borde de las lágrimas. 

La molestia de Antonella Ríos en “Pecados Digitales”

Tras el cuestionamiento, la actriz aclaró que era libre de hacer con su imagen y respondió a cuestionamientos que apuntaron a que su actuar podía motivar a otras conductas de exposición, asegurando que “finalmente no estoy haciendo nada en contra de nada. Primero, lo estoy haciendo para mantener a mi familia, y segundo lo estoy haciendo porque me parece interesante hacer tipos de fotos eróticas”. 

Pero su mensaje fue aún más profundo, e hizo saber su incomodidad antes lo que ella sintió que fue una emboscada. “Siento que me expusieron, me sentí súper expuesta. Estoy mal, me dio lata. Estoy en un momento de mi vida difícil, se murió mi perro, estoy sensible, me siento siempre cuestionada y me sentí mal, súper mal”, agregó.

“Me cuestionan y me critican, entonces busco cariño y amor”, agregó incómoda insistiendo en que no tiene conflictos con su trabajo.