Se sinceró

"¿Qué hace un animador que no tiene ánimo?": Martín Cárcamo confiesa que tuvo depresión y realiza profunda reflexión

El animador de Canal 13 dio una íntima entrevista a Revista Sábado.
domingo, 6 de junio de 2021 · 20:57

En una reciente cercana entrevista de la Revista Sábado, el animador de Canal 13, Martín Cárcamo, se abrió a conversar temas como el complejo proceso de adopción de su hijo Mariano y también de la depresión que sufrió hace algunos años.

De acuerdo a las declaraciones que rescató TiempoX de la íntima entrevista sobre la vida del rostro de televisión, destaca lo complejo que fue para él y su familia el proceso de adopción, donde también dio a conocer la crítica visión que tiene del Sename, debido a la burocracia que los marginó a él y su entonces esposa del proceso, por tener otros dos hijos. 

Tras ser rechazados por el sistema chileno, surgió la posibilidad de adoptar un hijo en Haití, aventura en la que se embarcó a la familia y que a la larga también resultó un proceso difícil que se extendió por varios meses, con viajes y una gran cantidad de trámites que debieron realizar antes de poder llegar a Chile con su hijo Mariano. 

Según contó en la entrevista, en Haití, la condición de salud del pequeño era compleja, lo que afectó profundamente a Martín Cárcamo, quien debía dejar al pequeño en el hogar en el que residía en Puerto Príncipe para volver a Chile y cumplir con sus obligaciones, mientras estaban a la espera de finalizar el trámite de la adopción. 

Martín Cárcamo y la depresión: "Yo no me di cuenta de lo que me pasaba"

Tras cumplir con el proceso, finamente el animador del Festival de Viña del Mar pudo retornar a Chile acompañado de su hijo Mariano, quien debió ser internado en una clínica a causa de su delicado estado de salud, salió a la luz que el más pequeño del clan familiar tenía un trastorno del desarrollo, desde todo punto de vista: neurológico, emocional, físico.

Esta situación a la larga decantó en una depresión que desarrolló Martín Cárcamo en este proceso y según contó: “Yo no me di cuenta de lo que me pasaba. Estaba ahí, poniéndole el hombro, mi familia, mis hijos, mi señora, estábamos todos ahí. Yo tengo tendencia a la melancolía y también a una imaginación extrema, por decirlo de alguna forma. Es una realidad fantasiosa que resulta perfecta para la actividad que tengo", sostuvo.

El animador contó a la revista, que dicha melancolía comenzó a aumentar mucho más de lo que pensaba "perdí mi realidad fantasiosa, mi capacidad de soñar. En un momento noté que estaba mal”.

Al ser consultado respecto a cómo continuaba trabajando en ese difícil periodo, el periodista se sincero señalando: “es que te pones funcional. Pero no puedes hacer un trabajo funcional cuando exige tus emociones. Entonces empiezas a delimitarte y a guardar tus emociones muy adentro".

Según expresó respecto a esta situación, "tienes dos vías: te pones a trabajar más o te vas para adentro. En mi caso, me empecé a ir para adentro” y agrega "Yo estaba muy triste porque también tenía esa sensación de injusticia. Ves a un hijo que no sabes lo que tiene y ves a sus hermanos que tratan de animarlo y no pueden".

Frente a sus obligaciones en el canal y en medio de esta complejo momento Martín Cárcamo señala: "yo tenía una pega particular, entonces tenía que disociarme. No es que llegas a una oficina a hacer un trabajo. En mi caso, ¿Qué hace un animador que no tiene ánimo?, ¿Cómo anima? Y yo no tenía ánimo".

Tras esto, el animador cuenta que fue a un psicólogo, quien a su vez lo derivó a un psiquiatra, quien luego le recetó "un remedio que me hace muy bien. y que me permite no estar tan arriba ni tan abajo, ser más moderado" y agrega que gracias a la terapia ha aprendido a apreciar sus fragilidades: "Yo siempre me veía como un hombre muy fuerte, y creo que sigo siéndolo, pero cuando aceptas tu fragilidad, empiezas a crecer, a mirar la vida de otra forma, con más equilibrio y a poner las cosas donde tienen que estar."

No te pierdas más contenidos de TiempoX en Instagram