Chilenos por el mundo

Cayó fácil: La insólita razón por la que ligaron a jugador chileno con una iglesia satánica

Luego de una iniciativa de hinchas en redes sociales, en la que se buscó que se relacionara a Igor Lichnovsky con un culto satánico para generar un despido desde Tigres, el comunicador mexicano Willie González publicó dicha información y generó un polémico rumor en Twitter.
martes, 17 de mayo de 2022 · 13:41

El jugador de La Roja y de Tigres de México, Igor Lichnovsky, fue vinculado por una insólita razón a una iglesia satánica. La situación se dio luego de que un periodista que cubre la Liga MX cayera en una fake news generada por iniciativa de seguidores del conjunto mexicano, para así generar su salida del club.

La situación se generó luego de que un grupo de hinchas de Tigres generó una peculiar iniciativa a través de Twitter: buscar la salida del club vinculando al otrora futbolista de la U a un culto satánico. Molesto con el rendimiento del jugador, un usuario de la red social lanzó una información falsa sobre Lichnovsky y su supuesta asistencia a una iglesia de dichas características.

Así inició el curioso rumor sobre el jugador de La Roja, Igor Lichnovsky.

Sin corroborar la noticia, el periodista mexicano Willie González cayó en la perversa iniciativa de los hinchas de Tigres y publicó la información a través de su Twitter personal. "Se reporta que el jugador de Tigres, Igor Lichnovsky, forma parte de una secta satánica que tiene sede en una fábrica de Apodaca", detalló el comunicador.

Esta fue la fake news en la que cayó Igor Lichnovsky.

Dicha información generó la inmediata reacción de los hinchas de Twitter, pidiendo una respuesta a dicha situación y a una eventual marginación del jugador. Sin embargo, González borró la publicación y tras ello en la misma red social se explicó el origen del curioso episodio sobre Lichnovsky.

Este fue la publicación que generó la polémica sobre el otrora jugador de Universidad de Chile.

VIDEO | Increíble: Zlatan Ibrahimovic rompió vidrio del bus del Milán en efusivo festejo