Opinión

Columna Gerardo Ayala | ¿Elías Figueroa o Arturo Vidal? ¿Quién es el mejor de todos los tiempos?

El retorno del Rey a Chile hizo recordar la vuelta de Don Elías desde Brasil a Palestino. Y nuevamente se instaló una polémica que innecesariamente pone frente a frente a dos de los más grandes futbolistas chilenos de la historia.

Elías Figueroa y Arturo Vidal

Por Gerardo Ayala

¿Elías Figueroa o Arturo Vidal? ¿El King o Don Elías? Tito París, Maestro de Maestros en el periodismo chileno, entre las muchísimas cosas que me enseñó desde que llegué a hacer la práctica en el Diario La Tercera, me dijo esta frase que nunca más se me olvidó: “Subjetivamente objetivo”. Así debe ser un buen periodista. Pedir más, es imposible.

Lo pongo sobre la mesa a la hora de tener que escribir sobre esta polémica – de imposible solución- que se reflotó con la vuelta de Arturo Vidal a Chile. ¿Quién es el mejor futbolista chileno de todos los tiempos? Obviamente, no hay parámetros válidos para hacer una comparación que como primera cosa implica un tema generacional.

Como alguien lo definió alguna vez de manera excelente: “Para el abuelo, no hubo ni habrá otro como Pelé. Su hijo, en cambio asegura que Pelé fue un Rey y Maradona, Dios. Y su nieto se ríe de ambos al enumerar las veces que Messi ha ganado el Balón de Oro”.

Es así. Épocas distintas que no tienen una vara común de medida y que ni siquiera la Inteligencia Artificial, con su respuesta en favor del astro brasileño, ha podido sentar un precedente que deje conforme a todo el mundo.

No comparto tampoco -y vuelvo al tema de Vidal y Figueroa- ni estoy de acuerdo con los que dicen: es cosa de ver las estadísticas. Lo que ganó uno y lo que ganó otro. En los equipos en los que jugó otro... Porque reitero, son épocas y condiciones muy diferentes. La globalidad de las comunicaciones que existe hoy en día obviamente no es la misma de antaño.

Es como asegurar que Bad Bunny, Taylor Swift o el Grupo coreano BTS son mejores musicalmente hablando que Frank Sinatra, Aretha Franklin o The Beatles solamente porque sus canciones han sido las más descargadas en Spotify. Lo mismo sucede en la comparación entre Elías Figueroa y Arturo Vidal.

Si es por títulos obtenidos y clubes importantes en los que jugó, al actual retornado a Colo Colo no hay nadie que pueda igualarlo. Su historia es muy reciente y por lo mismo conocida por todos. Pero, atención, porque los más jóvenes se olvidan de un detalle importante: en la época de Elías Figueroa era muy difícil – de no ser oriundo- jugar en Europa. Aún así, efectivamente al nacido en Villa Alemana lo quería tener a toda costa el Real Madrid.

¿Por qué no se fue? Sencillamente porque ganaba más en el Inter de Porto Alegre y su sueldo era el segundo más alto de Brasil. Sólo superado por el mismísimo Pelé. No nos olvidemos, además, que en las décadas de los 60 y 70, los mejores clubes del mundo (tal vez por aquello de las limitantes que tenían los europeos para contratar extranjeros) estaban en Sudamérica. Es cosa de repasar los títulos intercontinentales que ganaron Santos, Peñarol, Racing, Estudiantes de la Plata e Independiente, entre otros.

Y si de números se trata, Elías Figueroa también tiene los suyos: fue transferido a Peñarol después del Mundial de Inglaterra, fue el capitán más joven de la selección chilena, tres años consecutivos elegido el Mejor Jugador de América, jugó tres mundiales, en fin. Ah, y un dato que difícilmente pueda igualar otro jugador en la historia: fue incluido en el Ranking del equipo ideal del Mundial 1974 sin que su selección haya pasado la fase de grupos.

Damos fe también que regresó a Chile estando en un altísimo nivel de rendimiento y con Pelé, personalmente, pidiéndole que se nacionalizara brasileño para jugar por el Scratch.

¿Por qué se vino a Palestino en ese momento? Porque estando de visita en Porto Alegre el entonces presidente del club árabe, Enrique Atal, fue a cenar a la casa de los Figueroa y en un momento, Marcela, la esposa de Elías, le confidenció el temor y la angustia que tenía diariamente, puesto que comenzaban a aflorar en Brasil los secuestros de hijos de famosos.

Atal se comprometió a formar un equipo de categoría y cumplió: ganaron en forma consecutiva en la Copa Chile 1977 (a la mejor Unión Española) y el Campeonato Nacional 1978 (al Colo Colo de Caszely y el Cobreloa que debutaba en Primera División). En ambas finales, al igual como ocurriera en el primer título en la historia del Inter de Porto Alegre, con goles de Elías Figueroa.

Son datos que sirven para alimentar un debate de casi imposible solución. Y que yo lo voy a ampliar aún más, con esta lista (por orden alfabético para no herir susceptibilidades) de los que a mi juicio son los 10 mejores futbolistas chilenos de todos los tiempos. Tomo en consideración desde la década del 60 en adelante, porque no tuve la suerte de ver a Sergio Livingstone, Jorge Robledo, Enrique Hormazábal, Paco Molina y otros grandes de antaño.

Alexis Sánchez

Arturo Vidal

Carlos Caszely

Carlos Reinoso

Francisco Valdés

Iván Zamorano

Jorge Toro

Luis Eyzaguirre

Leonel Sánchez

Marcelo Salas

Y por sobre todos ellos, Don Elías. Elías Ricardo Figueroa Brander.

Opinión personal, por supuesto. “Subjetivamente objetiva”.

Tags

Lo Último

Más de Tribuna Andes

Recomendados