Movilidad

Protege a tu auto este invierno: Tips para elegir la funda ideal para tu vehículo

Ante la caída de precipitaciones y las bajas temperaturas, lo ideal es entregarle alguna clase de protección para evitar daños en la carrocería y el motor.

Funda para auto. Así puedes proteger tu auto en invierno.

La llegada del invierno está a la vuelta de la esquina, junto con las lluvias y las bajas temperaturas tan características de esta temporada.

Lo ideal para proteger nuestro vehículo es estacionar siempre bajo techo, especialmente a las horas donde hace más frío, pero esto no siempre es posible, ya sea por donde nos encontremos o porque simplemente no contamos con un lugar techado donde dejarlo.

Para ello existen las fundas o capas para vehículo, que sirven como una protección temporal y efectiva para evitar daños ocasionados por las precipitaciones y el frío. Aquí te dejamos algunos tips para que elijas la que más te convenga a ti y a tu auto.

Con las bajas temperaturas, si no tienes dónde dejar tu vehículo bajo techo es ideal entregarle otro tipo de protección.
Con las bajas temperaturas, si no tienes dónde dejar tu vehículo bajo techo es ideal entregarle otro tipo de protección.

¿Por qué comprar una funda para el auto?

Aunque no lo creas, las capas o fundas para auto tienen múltiples beneficios para tu vehículo, los que no solo aplican en invierno. Algunos de ellos son:

  • Protección contra los rayos UV, las bajas temperaturas y la nieve.
  • Cuida el interior del automóvil del calor y del frío, previniendo así que se dañen tanto los componentes internos del vehículo como otras partes como los asientos, entre otros.
  • Ayuda a mantener el vehículo limpio de hojas que caen de los árboles, excremento de aves, marcas de otros animales, lluvia, entre otros.
  • Previene el desgaste de la pintura de la carrocería.

Tips para elegir una funda para el auto

1. Elige la talla correcta

Para asegurar una mejor protección, es de vital importancia que la capa que adquieras sea del tamaño correcto para tu vehículo, ya que si esta es demasiado pequeña o demasiado grande esta puede salirse y dejarlo desprotegido.

2. Revisa su interior

Hay muchos tipos de fundas para el auto, y si quieres evitar rayones innecesarios, hay muchas marcas que ofrecen cubiertas con capas extras, que son suaves por dentro (de una textura similar a la microfibra) que no solo ayudan a protegerlo mejor del frío, sino que también evitan rayar la carrocería.

3. Cobertura antigranizo

Si bien son un poco más caras que otras versiones, considera la opción de invertir en una funda de auto que también cuente con protección contra los granizos y la nieve, especialmente si vives en zonas donde el clima es más extremo y tu auto está permanente expuesto al exterior.

4. Fíjate en el grosor

Aquí el tamaño sí importa. Una buena capa para el auto debe ser gruesa para que proteja el vehículo contra el frío y la lluvia, por lo que lo ideal es que el grosor sea de entre 7 a 12 mm.

Tags