Columna de Matamala

Matamala: El Gobierno insiste en un suicidio político por conservar la mano de obra barata

Esa es la conclusión del periodista frente a un Presidente y una clase empresarial que, a su juicio, se resisten a ampliar y mejorar las ayudas sociales, y a entender la conveniencia de un círculo virtuoso con “trabajadores bien pagados que forman una ancha clase media de consumidores”.
domingo, 25 de abril de 2021 · 10:56

“¿Por qué el Gobierno insiste en su suicidio político?”, es la pregunta con la que el periodista Daniel Matamala inició su reflexión respecto al escenario que enfrenta actualmente el Presidente Sebastián Piñera, cuando de todos los sectores, hasta el de sus propios aliados, le piden más ayudas sociales y más impuestos para poder entregarlas y ampliarlas a más chilenos.

En su columna de este domingo en La Tercera, el conductor de programas políticos centró su análisis en la bandera que el Ejecutivo “defiende tan obcecadamente”, y que le impide ceder e ir más allá en los beneficios que la gente tanto requiere en medio de la pandemia y que se han ido entregando por goteo.

“Una pista la da el único que sigue en el puesto de mando, donde ha permanecido en ambos gobiernos de Piñera: Cristián Larroulet, articulador del gran empresariado y de su brazo visible, Libertad y Desarrollo. Ese grupo de poder tiene un discurso: no más bonos, nos más retiros, no más dinero a los bolsillos de los trabajadores” escribió Matamala.

Como ejemplo recordó las declaraciones de los líderes empresariales de Cámara Chilena de la Construcción, Antonio Errázuriz, y del presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, Ricardo Ariztía, que esta semana se quejaron de que esos aportes provocan que los trabajadores no salgan a buscar trabajo a los diversos sectores productivos, ya que sus salarios son inferiores a los que mensualmente les otorga el Estado.

“Su interés fluye de una estructura basada en la exportación de recursos naturales y el consumo interno dependiente del crédito. Una que intenta mantener el ‘salario de reserva’ lo más bajo posible, para captar ‘mano de obra’ barata: la mitad de los trabajadores chilenos ganaba, antes de la crisis, 400 mil pesos mensuales o menos. Mientras ellos, claro, reciben privilegios como el descuento del IVA a la construcción o la renta presunta agrícola”, criticó el periodista.

A juicio de Matamala el interés de los grupos económico es mantener la mano de obra barata. ATON

Contraste evidente

Daniel Matamala tomó de ejemplo a Estados Unidos y su reacción frente a la pandemia cuando recién se inició y el entonces presidente Donald Trump, en marzo de 2020, aprobó el mayor paquete de estímulos de su historia, enviando cheques por el equivalente a 1 millón de pesos chilenos (según el cambio de ese momento), más 400 mil pesos adicionales por cada menor de edad, a todas las personas con ingresos de menos de 6 millones y medio de pesos mensuales. “Nada de postulaciones engorrosas ni focalizaciones detalladas”.

Frente a ello, el comunicador afirmó que “el contraste con Chile es evidente. El primer IFE, de marzo de 2020, era de 50 mil pesos por carga y beneficiaba al 15% de los chilenos. Ya estamos en el mes 14 de la pandemia, y el Gobierno sigue en un irracional regateo con los ciudadanos, soltando contra su voluntad una ayudita más por aquí, un bono por allá”, apuntó.

De ahí que su diagnóstico es que el Ejecutivo “naufraga tras perder sus bases de flotación: el apoyo popular, sus partidos y parlamentarios. Apenas 17 de los 155 diputados, el 11% de la Cámara, se cuadró contra el tercer retiro. No hay memoria, al menos en los últimos 60 años, de un Presidente tan abandonado por sus adherentes”.

“El modelo no es un círculo virtuoso de trabajo, sueldos y consumo, sino uno extractivo fundado en salarios que hay que mantener bajos, cueste lo que cueste. Aunque se hunda un gobierno, aunque se ponga en peligro la paz social, porque el conciudadano es, simplemente, mano de obra”, concluyó.

Te podría Interesar: