Columna de Matamala

Derechos Humanos: Matamala dispara contra el gobierno, la oposición y la justicia

El periodista nuevamente sacó al pizarrón a la clase política por este tema que, considera, nadie está tomando suficientemente en serio y a la altura de las circunstancias y para ello dio varios ejemplos.
domingo, 13 de diciembre de 2020 · 10:56

“La táctica es la misma. Minimizar, banalizar, confundir. Convertir los derechos humanos en un bolsillo de payaso donde quepa cualquier cosa”, es la crítica que este domingo realizó el periodista Daniel Matamala tanto al Gobierno como a la oposición y la justicia en cuanto al tratamiento de los derechos humanos en el país.

En su columna de La Tercera el profesional abordó la forma liviana en la que, a su juicio, estos sectores han abordado este tema desde la dictadura hasta la actualidad, donde ambos bandos utilizan este concepto a su conveniencia sin darle la dimensión de lo que realmente significa.

Tras repasar los atropellos a los derechos humanos que se han cometido en la historia reciente del país y en la más actual tras el estallido del 18 de octubre de 2019, Matamala sostiene que volvió a poner su mira en la clase política para enrostrarle cómo minimiza el tema.

Desde el discurso del Presidente Sebastián Piñera el pasado 10 de diciembre en la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, pasando por una justicia lenta respecto de las víctimas de los agentes de Estado en las manifestaciones y protestas.

“El discurso del Jefe de Estado, principal encargado de la protección de esos derechos en nuestra República, sólo se refirió a toda esa brutalidad como “los hechos de fines del año pasado”, cuestionó el periodista.

Asimismo dirigió su mira a una oposición que pide que todos quienes cometan delitos graves como homicidios en el marco de manifestaciones y protestas sean considerados presos políticos mediante un proyecto de ley orientado a amnistiar a quienes cometan delitos que tengan que ver con el estallido social.

“Desde la otra trinchera política, se pervierte otro término de enorme relevancia. El de ‘presos políticos’. Un proyecto de amnistía presentado por senadores de oposición califica como tales a los autores de una larga serie de delitos, que incluyen el homicidio frustrado y el incendio con resultado de muerte, siempre que haya ‘indicios’ de que se hayan cometido ‘en protestas, manifestaciones o movilizaciones sociales, o con ocasión de estas’”, expuso.

Comentó que “por cierto, hay casos de prisiones preventivas demasiado prolongadas, en que la justicia debe ser más ágil. Pero de ahí a plantear una amnistía general hay un abismo”.

Ejemplificó esto con el caso de John Cobin, ya que de ser aprobada la moción parlamentaria, la amnistía podría liberar al denominado “pistolero de Reñaca”, condenado a 11 años de cárcel por homicidio frustrado tras disparar contra un grupo de manifestantes. O bien, dijo, garantizar la impunidad en el caso de Juan Barrios, transportista muerto cuando su camión fue atacado con bombas molotov.

“¿Un extremista que sale a disparar contra civiles desarmados en la calle es un ‘preso político’? ¿Lo son quienes incendian un camión con un trabajador en su interior? Para algunos parlamentarios de oposición, al parecer sí”, criticó.

Asimismo, concluyó diciendo que “quienes quemaron cuatro micros este 10 de diciembre no son violadores de los derechos humanos. Tampoco, si son atrapados, serán presos políticos. Son delincuentes comunes que merecen un juicio y castigo de acuerdo a la ley. Aunque nuestras autoridades estén empeñadas en corromper el significado de conceptos que significan tanto para la convivencia en un país civilizado”.


Te podría interesar: