En Mega

"Me lo tomo como parte de la expresión ciudadana": Simón Oliveros se refirió al incidente en que fue llamado "Comunista de cuarta categoría"

En conversación con TiempoX, explicó los detalles sobre lo sucedido en pleno despacho para "Mucho Gusto".
lunes, 20 de diciembre de 2021 · 17:09

Esta mañana, Simón Oliveros vivió una particular situación, cuando una mujer le gritara que era un “comunista de cuarta categoría” mientras hacía un despacho para “Mucho Gusto”.

En conversación con TiempoX, el notero del matinal de Mega explica todo lo que sucedió en ese momento: “Estábamos haciendo un móvil donde Boric tenía su podio, y de repente observé que una señora, una cabra joven, que estaba en el paradero nos miraba, de repente partimos y se me pone frente a la cámara y me grita ‘comunacho de cuarta categoría’”.

Primero me dio como risa, pero después analizando la situación dije pucha esto aflora a otra escala y a alguien le puede molestar, y responde un poco a esa rabia que hay”, agrega el notero.

Aun así, esto pudo haber pasado a mayores, algo que alivia a Simón Oliveros: “Lo bueno es que no pasó más allá de eso. La gente que estaba desarmando los andamios le empezaron a decir cosas, pero nada más

Simón Oliveros y el reporteo en terreno

El periodista ha sufrido otros ataques parecidos al hacer su trabajo, vinculándolo con la posición política a la de sus entrevistados.

Me lo tomo como parte de la expresión ciudadana, pero siempre me quedo con el cariño de la gente. En la transmisión de Mega fueron super cariñosos, me preguntaban incluso cuándo volvía a animar”, explica Simón Oliveros.

Además, asegura que siempre pasan cosas parecidas, y que es porque “me reconocen en la calle y me quieren decir algo, pero nunca ha pasado a algo mayor, excepto esa vez que me corrieron mano”.

Yo no rehuyo a eso, siento que es bueno porque esa es la energía que tiene la calle, incluso cuando andan agresivos presto la cámara para que den sus descargos. Eso le hace bien a mí como periodista y al programa”, cierra al respecto Simón Oliveros.