Exclusiva

Emilio Edwards plantea su final para Nicolás en "Verdades Ocultas" tras el salto temporal

El actor nacional, luego de interpretar por más de tres años al chef y amigo de Tomás, simplemente dejó de aparecer en la teleserie, tras el avance de la trama al año 2046.
sábado, 6 de marzo de 2021 · 22:02

"Verdades Ocultas" sigue rompiendo con el rating, tras el estreno del salto temporal este martes. La teleserie de Mega cuenta con nuevos protagonistas y nuevos actores. Sin embargo, otros personajes icónicos dieron un paso al costado, como Nicolás, el fiel amigo de Tomás, interpretado por Emilio Edwards

Las últimas apariciones de su personaje fueron de alta tensión. El joven chef, literalmente, puso el pecho a las balas para que su amigo siguiera con vida, luego de que Eliana intentara asesinarlo. Su vida pendió de un hilo en el final de la quinta temporada, pero logró recuperarse. En eso finalizó su historia. 

"Me siento muy agradecido de haber participado en 'Verdades Ocultas'. Me nutrió mucho como actor, porque me permitió tener la experiencia de un personaje de largo aliento, un personaje que tiene historia, que tiene pasado, el cual compartí con la audiencia", confesó Emilio Edwards a Tiempo X, quien reveló que se emocionó mucho cuando grabó los últimos capítulos. 

Y es que para el actor nacional fue sumamente importante darle vida a Nicolás, y lo que más le gustó es que pudo abordar distintas temáticas delicadas y relevantes, dentro del contexto nacional, como la adicción a las drogas y, también, su atracción hacia otro hombre, cuando se enamoró de Tomás. 

Nicolás y su relación con Tomás en "Verdades Ocultas"

El término pansexual se refiere a la atracción sexual, emocional o romántica para con otras personas y se centra en las cualidades, más que en la identidad de género o el sexo. Emilio Edwards comenta que cuando se supo del interés romántico entre Tomás, el tema que se abordó fue justamente éste. 

"Esto se trató de una manera muy sutil y profunda, porque no era sencillamente que a él (Nicolás) ahora le gustaban los hombres. Se enamoró, exclusivamente, de su amigo. Y no tenía que ver con que era hombre o mujer. Es que se enamoró de él y de alguna manera se dio cuenta y lo asumió", señaló. 

El amor de Nicolás hacia Tomás no era correspondido. El protagonista se lo dejó muy claro a su amigo, sin embargo, en las pantallas no se supo más de lo que pasó con esta confesión, ya que el personaje de Edwards, simplemente, dejó el pasaje Nueva Esperanza. 

Tras la confesión de su personaje, el actor detalló que recibió muchos mensajes de hombres, que le contaban que habían pasado por la misma situación de su personaje. 

"Esto pasa bastante hoy día entre hombres, mujeres y agradezco mucho haber podido atravesar estos contenidos y estos temas por medio de este personaje. Es algo que impactó un montón, sobre todo al público joven. Para mí es muy grato poder, de alguna forma, hacer que la gente se identifique y representar esto con delicadeza, sutileza", contó. 

¿Y qué es de Nicolás en el año 2046?

Emilio Edwards encuentra que la historia de Nicolás quedó suspendida en el aire, pero no es que se haya acabado. "Nicolás existe en los 25 años más, pero no se ve, no está presente. Hay decisiones de producción que son así y uno las entiende", explicó. 

"Me hubiera gustado que fuera distinto. Sin duda me encantaría haber sabido qué hubiera pasado, haber tenido un personaje en el salto temporal, pero mi hija era mujer (Sofía). Quizás pude haber tenido un hijo perdido por ahí, con alguna de las pololas de Nicolás. Uno nunca sabe. Más de una persona me lo propuso", dijo, riendo. 

-¿Pero tú sabes qué pasó con Nicolás en el transcurso del salto temporal?

Te juro, honestamente, que yo no lo sé. En una teleserie se deben tomar decisiones y me imagino que, como guionistas, no se pueden cubrir todas las aristas, porque se debe, de alguna manera, dirigir a ciertos lugares. Pasan 25 años y hay que hacerse cargo de las personas. Quizás no alcanzó o no tuvo la importancia que hoy en día la necesita. 

Pero Emilio Edwards, quien interpretó por más de tres años a Nicolás, tiene una idea de qué es lo que pudo haber hecho el hombre en el transcurso del salto temporal. 

"Esta es mi teoría: Nicolás montó su propio restaurant, se distanció, quizás, de Tomás o aceptó una amistad, pero de alguna manera no se pudo llevar a cabo una relación entre ellos. Él armó su restaurant, su línea, su gente, su equipo... A su hija la ayuda en su educación, su crecimiento. 25 años después, él está viviendo en la playa, en una sucursal de su nuevo restaurant, en una playa del sector del litoral central y vive feliz con su perro y practica el poliamor", finalizó.