Nueva polémica de Sebastián Sichel

Primer padre de Sichel golpea imagen de candidato: "Es mucha la mentira y la tergiversación"

Saúl Iglesias negó todo tipo de agresiones cuando estaba a cargo del abogado. "Yo considero que Sebastián muerde la mano que le dio de comer", recalcó.
viernes, 1 de octubre de 2021 · 10:13

Sebastián Sichel suma una nueva polémica en medio de su carrera presidencial. Luego de contradecirse y confirmar que sí retiro el 10%, ahora su primer padre sacó la voz para aclarar la versión que cuenta en su libro autobiográfico.

"Es mucha la mentira y la tergiversación (...) El niñito que anda ahí, el venezolano que anda pidiendo, ése es un niño vulnerable. Yo nunca mandé a mis hijos a mendigar. Nunca pasaron hambre. Y Sebastián eso lo sabe", recalcó Saúl Iglesias en entrevista con el The Clinic.

El hombre que se desempeña en faenas mineras en el Norte conoció a la madre de Sichel cuando estudiaban en un liceo nocturno. Relación que perduró por varios años y que quedó retratada en el libro “Sin Privilegios”. En el escrito se detalla que vivió en una casa okupa y sufrió con episodios violencia intrafamiliar.

"Llegamos a una casa en Vergara 270. Estaba desocupada, habían robado todo adentro: el baño, el bidet, el lavamanos, el lavaplatos, todo. Había mucha gente que se había ido del país exiliada. Eran muchas, demasiadas casas botadas (...) Supuestamente (en el libro) la mandé al hospital por una pierna quebrada; y no, nunca… Yo lo único que sé es que la Ana María tenía problemas con el alcohol", explicó Iglesias todavía sorprendido por los dichos del candidato.

Sichel y el cambio de apellido

En base a lo vívido, Sebastián Sichel recalcó que decidió cambiarse el apellido. Especialmente por "los problemas que tuve por alguien que golpeaba a mi madre".

"Él me invitó a su departamento, tengo las fotos. Incluso le llevé una caña de pescar de acá de Iquique, se la llevé como regalo. Estuvimos hablando y me contó que él tenía autos antiguos, que había estado en Alemania. Incluso, vino después a Iquique, y le presté el vehículo (...) Yo nunca toqué a Sebastián. Nunca le pegué. Nunca le pegué a mi hija. Nunca los castigué. Nunca fui violento con ellos. Yo traté de que ellos llevaran una vida lo más normal posible", sentenció Iglesias.