Toque de queda

Passapoga exige al Gobierno funcionar en toque de queda: “Nuestra quiebra está muy cercana”

Trabajadores protestaron este lunes para exigirle al Gobierno que entregue nuevas libertades que permitan a los locales nocturnos continuar abrir sus puertas durante la pandemia.
lunes, 12 de julio de 2021 · 18:55

Una flexibilización de las restricciones para permitir el funcionamiento de los locales de diversión nocturnos, exigieron este lunes a la autoridad sanitaria el reconocido club Passapoga.

El emblemático lugar emplazado en Providencia atraviesa tiempos difíciles, ya que no ha podido abrir sus puertas debido a la crisis provocada por el coronavirus y de acuerdo a su administrador, la quiebra “es una realidad muy cercana”.

Debido a esta situación, sus trabajadores protestaron para que el Gobierno entregue nuevas libertades de funcionamiento para este rubro, que se ha visto afectado durante el estado de excepción debido a la vigencia del toque de queda.

El dueño del Passapoga y presidente de la Asociación Nacional de Empresarios Nocturnos, de Turismo y Espectáculos (Anetur), Fernando Bórquez, acusó que son un “gremio olvidado” y aseguró que el nuevo Paso a Paso que regirá desde este jueves no beneficiará al sector.

Los aforos son muy pequeños, existe el toque de queda, en Chile solamente se puede bailar, según autorizan las patentes de alcohol, desde las 19:00 horas, por lo tanto, con un toque de queda a las 22:00, tenemos dos horas para hacer nuestra actividad”, acusó el empresario.

Posible quiebra en el rubro

“La posible quiebra de un local como el Passapoga, es la posible quiebra de toda la industria. Más del 50% de los locales ya han tenido que bajar su cortina y seguimos olvidados. Hay un decreto supremo, el decreto 200, que prohíbe el funcionamiento de las discoteques, los cabaret, y también prohibía los gimnasios, los cines, pero esos han sido incorporados a los procesos de apertura y nosotros seguimos cerrados”, cuestionó.

Bórquez añadió que el Minsal les debe permitir trabajar de toque a toque y disponer de aforos que permitan subsistir a estos negocios. “Mínimo, una persona por cada cinco metros cuadrados, una medida suficiente para poder funcionar”, remarcó.

“No hemos recibido ayuda del Estado, hay locales que tienen ventas de 70 millones y han recibido 4 millones de pesos de ayuda con los fondos Fogape. Aquí hay familias que viven de esto y que están en situación tremendamente precaria y no vemos una luz al final del túnel”, sustuvo.

Finalmente, el representante de los clubes nocturnos hizo un llamado a mirar a los ejemplos extranjeros: “Países como Perú y en Europa ya están trabajando con medidas de seguridad y nosotros estamos disponibles para exigir lo que pide el Gobierno que es el carnet verde”.

Asimismo, el administrador del Passapoga, Roberto Canavatti, advirtió que el cierre definitivo, “en la medida que la autoridad no nos apoye y nos de los protocolos para poder funcionar, es una realidad muy cercana”.

“Hemos aguantado 16 meses, hemos sido olvidados en muchos sentidos. Y pensamos que la situación no da para más, no podría asegurar cuánto tiempo más, pero estamos en una situación crítica”, dijo.

Respecto a los trabajadores del local, Canavatti indicó que “muchos se han tenido que reinventar. Tienen nuevos trabajos”, concluyó.

Te podría interesar: