Servicios

Ingreso Mínimo Garantizado: ¿Cómo reclamar por problemas con el beneficio?

Si sueles contar con el aporte monetario y dejas de recibir los pagos, o hay problemas con la cifra, puedes apelar para que se revise tu caso.

El Ingreso Mínimo Garantizado surge como un beneficio que facilita a los trabajadores acceder a un respaldo financiero. El proceso de postulación, que permanece abierto durante todo el año, brinda a los solicitantes la oportunidad de asegurar un ingreso digno.

En el caso de que la solicitud no sea aceptada, los trabajadores tienen la opción de apelar en línea, permitiéndoles abogar por sus derechos y buscar la reconsideración de su caso, incluso si cumplen con los requisitos estipulados.

El sistema también brinda la posibilidad de realizar reclamos en línea para aquellos empleados que han recibido el aporte monetario, pero consideran que el monto otorgado no se ajusta correctamente a sus ingresos. Revisa a continuación los detalles.

¿Cómo puedes reclamar por el Ingreso Mínimo Garantizado?

Para reclamar por el beneficio es necesario acceder al sitio del Ingreso Mínimo Garantizado y seguir estos pasos:

  • Dirígete al apartado llamado “¿Tienes un problema?”.
  • Ingresa con RUT, fecha de nacimiento y número de documento, o con tu Clave Única.
  • Completa los datos que pide el formulario de solicitud.
  • Escribe tu correo electrónico y teléfono.
  • Selecciona el tipo de requerimiento a enviar, pudiendo ser que se rechazó la postulación, pese a cumplir con los requisitos, o que se recibió un monto menor al que corresponde.
  • Detalla el motivo del reclamo.
  • Envía la solicitud.

¿Cuáles son los requisitos para el Ingreso Mínimo Garantizado?

Para que la postulación al Ingreso Mínimo Garantizado sea aceptada, además de continuar siendo beneficiario del aporte posteriormente, debes cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser trabajador dependiente.
  • Tener un contrato que esté suscrito al Código del Trabajo.
  • Percibir un sueldo bruto menor a $452.477.
  • Trabajar bajo jornada ordinaria, es decir, entre 30 y 45 horas semanales.
  • Estar en el 90% de calificación socioeconómica del Registro Social de Hogares.

El cumplimiento de estos requisitos se chequea a través de los datos del Estado. Por su parte, cuando se realizan los pagos, el monto a recibir se calcula según las variables de los tres meses anteriores.

Tags

Lo Último

Más de EnlaHora

Recomendados