Del CDA a Chillán

Los canteranos que no tuvieron chances en la U y se lucieron en el Ñublense campeón

Ambos fueron titulares en la goleada sobre Copiapó. Y mientras uno tiene que volver, el otro ya fue vendido.
domingo, 10 de enero de 2021 · 10:09

Son formados en el club y, aunque no alcanzarían a colaborar en el registro de minutos Sub 21, bastante jóvenes. Y el sábado tuvieron su mayor logro como futbolistas profesionales: Iván Rozas y Mathías Pinto fueron titulares en la goleada sobre Copiapó que le dio a Ñublense su ascenso a Primera División y su primer título en cuatro décadas.

Ambos fueron claves en la campaña de los chillanejos. Rozas, como volante central, uno de los que más partidos y minutos disputó en la campaña. Y Pinto, uno de sus máximos goleadores, incluso marcando dos de los tantos en la histórica victoria del sábado.

Y, en un universo paralelo, ambos podrían estar en este momento defendiendo la camiseta de la U, el equipo en el que nacieron, pero donde no tuvieron mayores oportunidades.

"Jugar en la U es lo que más quiero"

Rozas (22) debutó en el equipo azul en febrero de 2017, en un empate sin goles ante Everton en el Estadio Nacional. El técnico por entonces, Ángel Guillermo Hoyos, le tenía mucha confianza y fe, y lo terminó usando cinco veces como titular en el que a fin de cuentas sigue siendo el último campeonato de la U, el Clausura de ese año.

Sin embargo, tuvo la mala fortuna de lesionarse justo sobre el final y nunca pudo recuperar el tranco perdido. En los próximos dos años terminó jugando apenas 7 partidos en total y, como ha sido costumbre, a medida que en los últimos torneos los malos resultados se iban acumulando, proyectos como él tenían cada vez menos cabida.

Terminó partiendo a préstamo a Ñublense, mientras para Caputto y Dudamel podrían haberle encontrado un uso, ya fuera como una carta más para el mediocampo o incluso como relevo para Walter Montillo en la creación.

Y ojo, ahora debe volver. "Hice todas mis inferiores ahí y, por lo mismo, jugar en la U es lo que más quiero", señaló hace unos meses. "Trataré de dar lo mejor para revertir todo lo que últimamente no hice. Las ganas siempre van a estar".

"Los dirigentes no quisieron"

Ese no es el caso con Mathías Pinto, también de 22 años. En su caso, nunca alcanzó a debutar con el equipo donde se formó, antes de comenzar una larga seguidilla de préstamos por San Marcos, Melipilla y Coquimbo Unido, antes de encontrar su lugar en el mundo en Ñublense, que ya compró sus derechos formativos.

Proyectado con aún más futuro que Rozas, incluso fue parte de procesos de Selecciones juveniles. Como adolescente, incluso tuvo un período de prueba en el poderoso Liverpool. Pero nunca estuvo en los planes de ningún entrenador azul, ni Hoyos, ni Gabriel Arias, ni Frank Kudelka.

Hubo posibilidades ciertas de que regresara en 2019, pero no se concretó aunque el equipo necesitaba toda la ayuda posible en una de las peores crisis de su historia. "Los dirigentes no quisieron", aclaró luego. "Voy a estar siempre agradecido de lo que la U me dio. Espero que en algún momento se dé, sino voy a seguir jugando y luchando como lo he hecho siempre".