U. de Chile

Los puestos en los que la U deberá reforzarse sí o sí de cara a la temporada 2022

El conjunto azul, que se mantiene complicado en la tabla de posiciones, deberá encontrar los nombres para suplir a las bajas que tendrá para el próximo torneo. Son nueve los jugadores que terminan contrato y aún no hay información sobre sus futuros.
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 12:45

En Universidad de Chile no solo hay incertidumbre sobre un posible descenso a Primera B, sino que también existen dudas sobre la conformación del plantel. Los azules, que están cercanos al partido por la promoción en el Campeonato Nacional, tienen a nueve jugadores con contratos por expirar y, a menos de un mes de este hecho, no existen novedades sobre renovaciones. A su vez, una larga lista de futbolistas no seguirían en el equipo.

La U está en el aire. Los dirigidos por Cristián Romero marchan en la decimocuarta posición de la tabla de Primera División, estando a tan solo una unidad de Melipilla, equipo que estaría disputando el duelo por la promoción. A su vez, los laicos deben pensar desde ya en lo que será 2022, donde jugadores como Osvaldo González, Gonzalo Espinoza, Diego Carrasco y Augusto Barrios no seguirían en el club.

Ante dicha situación, el director deportivo de los azules, Luis Roggiero, deberá trabajar pensando en reforzar el plantel, poniendo énfasis en la zaga universitaria. De los nueve jugadores que dejarían el club para el próximo año, cuatro corresponden a la retaguardia de los laicos.

La defensa de la U en 2022

La defensa será la zona del campo más afectada para la U a final de año. Uno de los emblemas del club, "Rocky" González, dejará la institución y con él partirían dos de los nombres que recurrentemente lo reemplazan ante su ausencia: Diego Carrasco y Luis Casanova. Ante esta situación, Azul Azul deberá salir, obligadamente, a buscar nombres al mercado, donde su estadía en Primera División será vital a la hora de hablar de presupuestos.

En cuanto a la zona izquierda de la retaguardia, la U acumula las mismas dudas que para los defensores centrales. Pese a que el joven Marcelo Morales se quedó con la titularidad, sus expulsiones ante Santiago Wanderers y Universidad Católica dan cuenta de la necesidad de un jugador de mayor experiencia, más aún con los puestos vacantes que dejarían las inminentes salidas de Carrasco y Luis Del Pino Mago a final de año.

Osvaldo González no seguirá en la U en 2022.

En la contraparte, por la banda derecha, la situación de la U es más clara. Pese a que Augusto Barrios no seguiría en los azules, el titular, Yonathan Andia, mantiene contrato hasta fines de 2023, por lo que solo se necesitaría un reemplazo de "Cachorro". En las juveniles, Daniel Navarrete asoma como su competencia, jugador que ya debutó por los laicos en Copa Libertadores.

Otro de los puntos que genera temor en Universidad de Chile es la portería. El arquero titular, Fernando De Paul, termina contrato en diciembre de 2021 y el mismo jugador ha asegurado que no tiene definido su futuro. Pese a que hay muchas esperanzas en lo que pueda hacer Cristóbal Campos, los azules, en caso de una salida de "Tuto", tendrían que buscar un segundo portero para el plantel.

Fernando De Paul no tiene asegurada su continuidad en la U.

El mediocampo, la zona más criticada de la U

En lo que ha sido la paupérrima campaña de Universidad de Chile en 2021, la zona más criticada de los laicos es el mediocampo. La presencia de Gonzalo Espinoza, Sebastián Galani, Mario Sandoval y Camilo Moya no ha convencido a los hinchas de la U, quejándose del bajo rendimiento de los volantes.

De los jugadores nombrados, Espinoza no seguiría en el club, mientras que la situación de Sandoval es incierta. El futbolista pertenece a Melipilla y su préstamo termina a fines de 2021, pero no existe información sobre su continuidad. En cuanto a Galani y Moya, ambos seguirían en el club, pero no han logrado convencer a los técnicos ni a los hinchas. Dichas situaciones indicarían que la U saldría al mercado a buscar al menos a un mediocampista central para reforzar el plantel.

Espinoza es otro de los cuestionados que no se mantendrá en la U.

Respecto a los volantes ofensivos, la situación se mantiene más tranquila para la U. Tanto Pablo Aránguiz como Marcelo Cañete tienen vínculo con los universitarios hasta fines de 2023. Sin embargo, una posible partida del exjugador de Unión Española se podría dar ante las amenazas sufridas tras el encuentro ante Curicó Unido en Rancagua. A su vez, esta zona podría contar con el comodín de Lucas Assadi, que pese a ser delantero cumple bien las funciones creativas. Igualmente, los azules piensan en Matías Marín de Wanderers, como opción en ese puesto. 

La delantera de la U se mantiene en la incertidumbre por Joaquín Larrivey

Otra de las zonas cubiertas en Universidad de Chile es la delantera. Los azules cuentan con Joaquín Larrivey, Junior Fernandes, Franco Lobos, Nahuel Luján, José Gatica, Lucas Assadi y Cristóbal Muñoz para encomendarse en los goles. Sin embargo, el primero de la lista es el que genera las dudas, ya que es el goleador del equipo y su contrato expira a fines de 2021.

Pese a tener una oferta de renovación vigente, Larrivey no le ha respondido a la U.

La situación del "Bati" en la U es incierta. El ariete, que acumula 20 goles en el actual Campeonato Nacional, tiene una oferta desde Azul Azul para su renovación, pero el jugador en conjunto a su representante no han respondido a dicha solicitud. El vínculo de Larrivey con los laicos expira el 31 de diciembre del presente 2021.

Pese a la posible salida del goleador de la U, no se vislumbra la necesidad de Luis Roggiero de sumar otro nombre en ofensiva para los azules. Sin embargo, las expectativas de los universitarios se definirán a final de torneo, cuando definan si el próximo año se mantendrán en Primera División o sufrirán cayendo a Primera B.

Salimos Jugando: Gonzalo Fouillioux se refiere a la decisión de la U de jugar en Valparaíso