U. de Chile

Ex preparador de arqueros de la U y la llegada de su pupilo Hernán Galindez: "Comete muy pocos errores"

Gustavo Flores le pone las fichas al nuevo portero azul, a quien conoció y dirigió en las divisiones inferiores de Rosario Central. “Es un arquero bien posicionado. Tiene muy buena pegada con los pies, muy preciso, participa en el juego aéreo y va bien bajo los palos", apunta.
miércoles, 12 de enero de 2022 · 12:08

Gustavo Flores estuvo sus buenos años trabajando en Universidad de Chile. El preparador de arqueros llegó con Sebastián Beccacece y se fue en febrero de 2019 cuando todavía estaba al mando del primer equipo el trasandino Frank Kudelka.

Luego de una salida bastante bullada, pues en un momento se le ofreció quedarse tras largas negociaciones, finalmente abandonó sus funciones en el Centro Deportivo Azul.

Después de su salida de la U estuvo cerca de trabajar en la Selección Chilena, situación que finalmente no se materializó. "Tuve la posibilidad de la Selección de Chile, pero al final no se dio. Después hubo otra opción con la selección de Ecuador y tampoco se dio. Así que por eso nos quedamos con la familia en Argentina", cuenta Flores, quien se tomó un tiempo para estar con su familia en Rosario, donde solamente hizo un emprendimiento que no tiene nada relacionado con el fútbol.

"Ahora vamos a armar una academia de arqueros en Rosario, como la tuve en su momento. Después de la U me quise tomar un tiempo sabático. Quería esperar algo que sea bueno. Me quede todo ese año 2019 en Chile y no salió nada. Nos vinimos para acá y al año siguiente hubo algo del Chicago Fire, que no se dio por el inglés. Estuvimos en proyecto personal pero cero fútbol", agrega el entrenador de arqueros, quien está muy familiarizado con Hernán Galindez, el nuevo arquero de los azules.

El mentor de Hernán Galindez

Hernán Galindez atajando vs Colo Colo.

Flores fue el primer entrenador que tuvo en las inferiores el actual arquero y seleccionado ecuatoriano. "Hernán es de esa camada que pude entrenar en Rosario, donde en ocho años debutaron cinco arqueros en el primer equipo. Hernán fue uno de ellos. Fue el más sacrificado porque los demás tenían condiciones innatas, pero Hernán, a base de constancia, sacrificio y disciplina pudo llegar al plantel profesional. Se ganó eso con muchos méritos propios. Lo fuimos acompañando y después nos hicimos amigos", sostiene

Él incluso en indicó que usted le dio una mano cuando partió a Ecuador después del duro momento que vivió en Rosario Central.

Cuando va a Ecuador me pidió una opinión y le dije que se fuera a Ecuador porque sería una gran salida para él después de lo que pasó en Rosario Central. Al final, encontró su lugar en el mundo, en el trabajo fue muy valorado siempre. Le tocó una linda oportunidad de estar en la U, que es un golpe de calidad.

¿Por su personalidad está pintado para ser el nuevo capitán de la U?

Hernán ha mantenido un ritmo durante varios años en una institución, que obviamente no es la U. Sin menospreciar la Universidad Católica de Quito es un equipo chico en Ecuador, donde prácticamente no tiene presión de gente, pero el arco tiene las medidas en todos lados. Y allá tenía un papel preponderante en el equipo, en el juego y es mérito porque llegó a la selección de Ecuador.

¿Qué puede destacar de Galindez?

Es un arquero bien posicionado. Tiene muy buena pegada con los pies, muy preciso, participa en el juego aéreo y va bien bajo los palos. Es un arquero que tiene  regularidad, comete muy poco errores, siempre está bien ubicado y es sobrio. Es de ordenar y gritar mucho a su defensa. Es un arquero que con los años fue creciendo y ha capitalizado todo para poder transmitirlo en un equipo como la U, que se necesita un portero con experiencia.

Después de Johnny, Tuto de Paul, ¿Es el arquero ideal para la U?

No soy yo para decir si es el ideal. Ahora también está Cristóbal Campos, a quien no me gustaría faltarle el respeto porque sé cómo trabaja y, además, lo que conozco, La experiencia en un equipo grande prevalece. Llevaron un gran material porque viene de un recorrido importante, donde el técnico lo conoce y eso es un plus. Por algo lo trae y eso no es menor.

¿Qué espera de Galindez?

Tiene un don de ser una gran persona, de gente digo yo. Una persona que siempre ha estado con un perfil muy bajo, con una gran humildad y que siempre se ha manejado de la misma manera. Ayuda mucho a los jóvenes, es muy colaborador en el día a día y eso hace una mejor armonía en el vestuario. Cuando estuve en Liga me insistió que vaya a Católica con Jorge Célico, pero era difícil largar a la Liga de Quito. Siempre tuvo la disposición para trabajar conmigo y eso siempre lo agradezco.

¿Sufrió mucho?

Pasó una situación fea en una ciudad que pasa de lo racional a lo pasional. Y que te toque un descenso con Rosario se hace mucho más difícil. Para un arquero es difícil sacarse una mochila porque queda siempre tildado para bien y para mal.

Pero él lo reconoció que no estuvo a la altura en esos momentos.

Él tiene una madurez y por algo ha crecido mucho, siempre destacó en la primera fase que te dije. Las condiciones que tenía él en comparación a otros que debutaron es el que menos condiciones tenía, pero en base a sacrificio al trabajo, al cuidado personal y a muchas cosas para llegar a estar en el equipo profesional. Para mí es un orgullo porque sé lo que ha pasado para llegar a convertirse en el nuevo portero de la U.

"Tengo mucho agradecimiento con Carlos Heller"

Gustavo Flores trabajó con entrenadores en la U.

¿Qué le parece todo lo que ha pasado en la U?

Qué te puedo decir. Tengo mucho agradecimiento con Carlos Heller. Son esas personas que tiene que estar rodeado de gente capaz. No digo que los que estuvieron no fueron capaces. Pero en el fútbol tiene que estar gente que sepa y a veces los cambios tan constantes repercuten y en la U repercutieron mucho. Me llama la atención que un equipo tan grande esté donde esté.

Su salida fue bien engorrosa.

Son situaciones que realmente un equipo grande no las puede tener. En mi caso personal, hice todo lo posible para seguir, pero llega un momento que era insostenible y preferí dar un paso al costado porque creí que era el momento también. Resigné muchas cosas para continuar. Pasaron cosas, como cuando tuve que salir en un partido (N. de la R: En Arequipa tuvo que ver desde las tribunas el duelo de la U con Melgar porque no tenía su contrato firmado). Y ahí me sentí con un poco de vergüenza y dejé el camino para que estuvieran con otro cuerpo técnico.

¿Y ahora que viene para usted? Se va a Ecuador...

Me incorporo a Guayaquil City. Por un tiempo no estuve tan necesitado de querer trabajar. Necesitaba un freno, parar y este año cuando salió una propuesta no lo dudé porque primero viene de un amigo, a quien entrené y que es asistente, como es Daniel Viteri, entre otras cosas más. Así que dieron varias cosas para ir a Guayaquil City, que está en primera y que ha estado peleando el descenso. Es lindo estar en la U o Liga porque te hace estar cerca de campeonatos, pero  estos desafíos son más lindos. Es un club muy serio y que hace cinco años tiene el mismo cuerpo técnico. Es una franquicia del City.