Eliminatorias Sudamericanas

No solo Ben Brereton y Robbie Robinson: Las otras selecciones sudamericanas también se refuerzan con extranjeros

Bolivia acaba de convocar a un defensa africano, mientras Perú depende del aporte goleador del "italiano" Lapadula.
martes, 24 de agosto de 2021 · 07:00

La Roja podría presentar en alguno de sus próximos partidos por Eliminatorias a Qatar 2022 una dupla de atacantes que no habla castellano. Un hecho increíble, para algunos poco ético, pero en estos momentos los dos mejores delanteros de los que dispone Martín Lasarte en la Selección Chilena son los "extranjeros" Ben Brereton y Robbie Robinson, la gran novedad de la nómina entregada por el DT para los duelos contra Brasil, Ecuador y Colombia.

El primero, después de la Copa América el nuevo ídolo de la hinchada, como bien se sabe es un inglés de madre chilena, que participó en selecciones británicas juveniles pero este año decidió aceptar el llamado de Chile. Y tras el torneo continental pasa por el mejor momento de su carrera, con tres goles en la Championship con la camiseta del Blackburn Rovers.

El segundo juega en el Inter de Miami de David Beckham y con su tanto del fin de semana, marcó dos veces en los últimos días en la MLS estadounidense. De 22 años, Robinson también tiene ascendencia criolla por el lado de su mamá, quien se mudó a Norteamérica antes de que él naciera.

¿Se viene el debut de la dupla Brereton-Díaz y Robinson-Belmar en las Clasificatorias? Ciertamente tendrán como entenderse entre ellos, considerando que tienen el inglés como idioma natural.

Lapadula, "el Brereton peruano"

Lapadula fue el goleador de la última Copa América.

Sin embargo, los delanteros "extranjeros" de La Roja no son los únicos en Sudamérica, ya que son varios nuestros vecinos que también han recurrido al ingenio para reclutar talento.

El que mejor resultados ha tenido es Perú, con Gianluca Lapadula. Nominado primero para el partido por Eliminatorias ante Chile en noviembre del año pasado, el DT Ricardo Gareca decidió no usarlo simplemente porque no había forma de que se entendiera con sus compañeros, tanto en lo futbolístico como en lo idiomático.

Pero no le costó mucho adaptarse y terminó la reciente Copa América como máximo goleador del torneo, mientras su Selección llegó hasta semifinales. De 31 años, nacido y criado en Italia, desarrolló toda su carrera en el Calcio (hoy está en el Benevento) y en 2017 incluso anotó tres goles con la "Azzurra", pero ante la falta de oportunidades se la jugó por el cuadro de su madre.

No es el único caso en Perú: aunque no fue nominado para esta pasada, Gareca también ha usado al delantero Santiago Ormeño (27), nacido en Ciudad de México y nieto del histórico Walter Ormeño, legendario jugador peruano en la década del 50.

Bolivia, con un africano

Marc Enoumba: de Camerún a La Paz.

La otra Selección que ha aprovechado a fondo las nuevas reglas de elegibilidad de la FIFA es Bolivia. En un país que alguna vez perdió puntos ante Chile por la mala inscripción del "paraguayo" Nelson Cabrera, hoy dos de sus grandes figuras actuales son extranjeras: Carlos Lampe y Adrián Jusino. El primero, viejo conocido de Chile, es argentino nacionalizado, mientras que el segundo nació en Estados Unidos; defensa central de 29 años, nació en el país altiplánico, pero después pasó toda su juventud en Norteamérica, hasta que volvió a la Liga de su familia.

Pero el caso más curioso es por lejos el de Marc Enoumba. Nacido en Duala, Camerún, las vueltas del fútbol lo llevaron a Bolivia, donde ya cumplió cinco años de residencia y es elegible para jugar por la Selección de La Paz hace dos meses. El técnico César Farías no esperó demasiado y lo llamó para esta fecha Eliminatoria.

Y ojo, que Farías decidió no convocar en esta ocasión a otros dos foráneos que son habituales: Erwin Sánchez, el hijo de Erwin "Platini" que nació en Portugal, y Jaume Cuéllar, delantero español de 19 años de padres bolivianos, y formado en las divisiones inferiores del Barcelona.

La asistencia de Erick Pulgar para el único gol de la Fiorentina ante la Roma