Emocionante

"Hasta pronto hija mía, te amo": Ivette Vergara y Fernando Solabarrieta despidieron a su hija, Maite, quien emprendió viaje a Estados Unidos

La joven viajó al país, ya que ganó una beca deportiva de Voleibol.
martes, 26 de enero de 2021 · 08:52

Ivette Vergara y Fernando Solabarrieta despidieron a su hija, Maite Solabarrieta, en el aeropuerto, ya que la joven emprendió viaje a Estados Unidos, luego de obtener una beca deportiva para jugar voleibol. 

"¡Nuestro último abrazo en mucho tiempo! Así es la vida. Hoy partes a cumplir tu sueño y yo, lleno de pena, te despido, pero aquí estaré amándote con toda mi alma y deseándote éxito pero sobre todo Felicidad ¡Eres mi vida! ¡Te amo con todo mi corazón!", posteó el periodista en su cuenta de Instagram. 

Su esposa, Ivette Vergara, también despidió a su hija en el aeropuerto Arturo Benítez y grabó en sus historias de Instagram hasta el último momento que estuvieron juntos.

La periodista mostró cómo se despedía Maite de sus amigas. "Estoy a esto de llorar. A esto", dijo. Después grabó cómo Maite se alejaba para ir al avión. "Hasta pronto hija mía, te amo", escribió. 

Además, Ivette Vergara compartió una fotografía de ellas dos abrazándose. "Esto lo dice todo, te amo hijita mía", posteó sobre la tierna postal. 

 

Fernando Solabarrieta está orgulloso de su hija, Maite

Maite Solabarrieta seguirá los mismos pasos de su hermano, Nicolás, y eso tiene muy orgulloso al periodista, sin embargo, también siente pena por el nuevo desafío de su hija, ya que ambos estarán lejos. 

En conversación con La Cuarta, Fernando Solabarrieta señaló sobre la beca que obtuvo su hija: “Es un orgullo que esto se cristalice, falta algo protocolar, y valoro el logro. Lo que sí, lo que valoro aún más, es el camino para poder conseguirlo, la forma en que lo ha recorrido”. 

Según detalló, el destino de la voleibolista de 19 años será New Orleans, donde jugará en la primera división. “Maite desde su tenacidad ha logrado todo lo que se ha propuesto”, aseguró. 

“Pero quiero decir que, por ejemplo, a su hermano se le abrieron las puertas, pero para ella fue más difícil, pues Estados Unidos necesita futbolistas, y no a personas que jueguen voleibol, menos en primera división”, dijo Fernando Solabarrieta. 

“Ver como un segundo hijo se va becado es increíble. Y es que es algo muy difícil, entonces claro que se me infla el pecho”, agregó con orgullo.